Despliega el menú
Aragón

La DGA avisa de una cuarta ola de covid en enero: "No es algo que podamos cuestionar"

El objetivo es "bajar lo suficiente" los contagios para tener "más capacidad de respuesta", según la consejera Sira Repollés.

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés
La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés
José Miguel Marco

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha advertido de que hay indicadores con "niveles todavía muy altos" de contagios por coronavirus y "no nos podemos permitir" que ocurra como en septiembre, cuando se mantuvieron los 200 y 300 casos diarios y una ocupación de más de 50 camas de UCI al día. 

La DGA ha anunciado que el próximo martes, 1 de diciembre, ya no estará en vigor el confinamiento perimetral de las tres capitales --Huesca, Zaragoza y Teruel--, si bien se mantiene en el ámbito provincial y autonómico.

El objetivo es "bajar lo suficiente" para tener "más capacidad de respuesta" cuando se produzca la cuarta ola en enero, que sucederá porque "no es algo que podamos cuestionar", ha sentenciado.

Por eso, "nuestro gran reto está en las próximas semanas y en cómo afrontemos las Navidades", con el "virus circulando", ha expuesto. Ha añadido que el efecto de las vacunas, si éstas se aplican en enero, "no lo notaremos hasta finales de febrero o marzo".

En rueda de prensa, Repollés ha explicado que se pretende "favorecer la movilidad dentro de Aragón", pero de forma "limitada y sostenida", es decir, sin restricciones dentro de la misma provincia, una medida "altamente demanda" y cuyo impacto se va a estudiar para analizar si se confirma la tendencia descendente de los contagios de la covid que se ha producido en las últimas semanas.

La consejera ha indicado que la tasa de casos acumulada en los últimos siete días en Aragón es de 180 por 100.000 habitantes y la acumulada en 14 días se sitúa por debajo de los 500 casos "desde hace unos días", si bien "seguimos en una situación de muy alto riesgo" y la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos es superior del 45%.

La consejera ha dicho que su propósito es "flexibilizar, pero con responsabilidad" y con la vista puesta "más allá" de la Navidad y ha opinado que realizar una desescalada "rápida" sería "una falta de respeto a las familias que han sufrido una pérdida o a los profesionales sanitarios que están trabajando con mucho esfuerzo y compromiso". Repollés ha precisado que el objetivo es que sea "progresiva y lenta" para poder "asentar cada logro". 

Siguiente paso

La consejera ha contado que el siguiente paso sería flexibilizar las medidas de distanciamiento social, que permitan "cierta reactivación de la economía en fechas próximas a la Navidad", algo que podría sucede si el nivel de riesgo "extremo" actual baja a "medio".

Ha señalado que si tras la supresión del confinamiento perimetral de las tres capitales de provincia "no se modifica la velocidad de descenso de la curva, se podrán modificar medidas antes de Navidad" en cuanto a agrupaciones y movilidad.

Repollés ha animado a quienes sufren "hartazgo" y "fatiga pandémica" porque "hemos visto la luz después del túnel" y "vamos a tener las vacunas en enero" por lo que "estamos avanzando hacia una solución definitiva" y "restando días" respecto a la convivencia con el virus. Por eso, ha pedido "aguantar", tras remarcar el "esfuerzo" de todo el personal sanitario. "Lo estamos haciendo bien".

También ha comunicado que este mismo jueves van a iniciar un ciclo de reuniones con sectores del deporte, la hostelería y la cultura, afectados por las últimas restricciones en Aragón, "para hacerles partícipes del contexto epidemiológico y de la estrategia planteada". 

Etiquetas
Comentarios