Despliega el menú
Aragón

El carné digital de vacunación, uno de los usos de la tecnología ‘blockchain'

“Casos de uso y proyectos blockchain para la movilidad” es el título del encuentro digital organizado por la Fundación Ibercaja 

Aragón
Imagen de la reciente incorporación de Daniel Labeaga, presidente de Blockchain Aragón, al proyecto de Mobility City. En la firma del acuerdo con José Luis Rodrigo, director general de esta iniciativa de la Fundación Ibercaja.
S. E.

El ‘blockchain’ puede ser una tecnología clave para gestionar la inmunización de los individuos ante la covid-19. «Hace dos años que venimos trabajando en crear un carné digital de vacunación porque ningún país lo tiene resuelto, pero ahora cobra más importancia que nunca», dijo ayer Jaime Cuesta, director de programas de Alastria Blockchain Ecosystem –entidad sin ánimo de lucro que aglutina a más de 560 entidades– y uno de los ponentes en la videoconferencia ‘Casos de uso y proyectos blockchain para la movilidad’ organizada por el proyecto Mobility City de Fundación Ibercaja.

«El reto es que millones de personas tuvieran una identidad digital sanitaria, que pudieran descargar en su móvil y a la llegada a otro país acreditar que se han puesto la vacuna de la covid-19 o de la fiebre amarilla», explicó. «Ese es nuestro objetivo y el ‘blockchain’ o cadena de bloques te permite gestionar todos esos datos reduciendo la intervención humana y asegurando que esas credenciales son reales». Transparencia, un registro fiable, descentralización y privacidad son algunas ventajas de esta tecnología, según este experto, que defendió que los beneficiarios serían desde los usuarios hasta las entidades prestadoras de servicios ya que si hubiera que «revacunar o gestionar efectos secundarios en algún colectivo, todo el ecosistema de datos conectado que favorece el ‘blockchain’ estaría ya habilitado. «Interoperabilidad y gestión abierta» es lo que aporta el ‘blockchain’ para gestionar mejor la vacunación contra la covid-19, según Cuesta, que avanzó estar buscando financiación.

Para Luis Pastor, miembro de la junta directiva de Alastria y socio de la firma Grant Thornton, lo característico del ‘blockchain’ o ‘libro contable distribuido’ es evitar que se modifique el dato y permitir generar valor sin necesidad de intermediarios. Digitalis es el ejemplo de caso práctico que puso este especialista de ‘blockchain’. Un proyecto, en el que participan Repsol, Cepsa, Bankia y Mapfre, entre otras compañías, que a través de una plataforma modular y escalable de identidad digital asegura la relación con miles de proveedores.

Del potencial del ‘blockchain’ para la transformación digital, habló también Tom Horsey, co-fundador del ‘Connected Mobility Hub‘ –que agrupa a más de 160 empresas y 65 proyectos de innovación–. «Somos socios del EITUrban Mobility europeo que busca romper el monopolio de datos que tienen Facebook y Google aprovechando toda esa información de ubicación de las personas que recoge la red de satélites Galileo», destacó. Además, añadió Horsey, son creadores de Infidia, plataforma que permite a inversores financiar flotas de bicicletas eléctricas en las ciudades y del Agilia Center, que ofrece todo tipo de rutas personalizadas y servicios en ‘carsharing’ y ‘carpooling’.

Por último intervino Felipe Santi, director de Tecnología de Sismotur para hablar de ‘Mercados secundarios de billetes y de títulos de transporte’ y del «necesario impulso legal para que sea posible hacer transacciones de forma rápida y sin permisos».

Etiquetas
Comentarios