Despliega el menú
Aragón

tribunales 

La Audiencia de Zaragoza absuelve a un padre acusado de abusar de su hija por falta de pruebas

La sentencia señala que ni la chica ni su madre ratificaron la denuncia de la Policía ante los órganos judiciales. 

La abogada defensora Olga Oseira junto al acusado antes de empezar el juicio en la Audiencia.
La abogada defensora Olga Oseira junto al acusado antes de empezar el juicio en la Audiencia.
Guillermo Mestre

La Audiencia de Zaragoza ha absuelto a Luis M. P. de la acusación de abusos sexuales a su hija durante tres años desde que tenía 12 porque considera que la denuncia inicial presentada no ha quedado probada en el juicio. Ni la hija ni su madre prestaron declaracion en la vista oral. 

La sentencia determina que ni los presuntos tocamientos ni la penetración vaginal que denunció la hija en la Policía Nacional han quedado demostrados en el juicio. De hecho, ni la hija ni su madre prestaron declaración en la vista oral celebrada en la Audiencia de Zaragoza. Aun así, la fiscal mantuvo la petición de una pena de 12 años y la letrada defensora, Olga Oseira, abogó por la absolución.

La acusación se sujetó a la versión de la denuncia de la víctima, que provocó que la madre echara a su marido de casa en febrero de 2017.

El acusado, Luis M. P., un trabajador de la construcción, negó lo hechos y dijo que era mentira. Señaló que estaban en proceso de separación, aunque se acercaba para ver a sus otros tres hijos menores, y recordó que cuando su mujer le expulsó estaba bebida.

La Audiencia de Zaragoza aplica la presunción de inocencia del acusado y recuerda también que tanto la hija como la madre optaron por no prestar testimonio ni siquiera en el Juzgado de Instrucción 4 de Zaragoza, donde no se personaron como acusación particular, ni respondieron a las preguntas que hizo la juez.

Al limitar su actuación la denuncia policial presentada el 18 de febrero de 2018,  el fallo limita su valor como preprocesal, como señala la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Por eso, recuerda que la denuncia para que tenga un valor judicial necesita ser reiterada y ratificada ante los órganos judiciales.

“No puede confundirse la acreditación de la existencia de un acto (declaración ante la Policía) con una veracidad y refrendo de sus contenido que alcance carácter o condición de prueba por sí sola”, señala la sentencia absolutoria del acusado.

Además, la sentencia apunta que la declaración de las dos forenses sobre la hija explicaron que presenta un himen “elástico” o “complaciente”, que puede deberse a múltiples causas y no solo a la práctica de relaciones sexuales prematuras. De hecho, considera que no aclara los hechos presentados en la denuncia.

Etiquetas
Comentarios