Despliega el menú
Aragón

crisis del coronavirus

Así se organiza la planta covid del Hospital Provincial de Zaragoza

El jefe de servicio de Medicina Interna asegura: "Hemos aprendido, conocemos mejor el tratamiento y tenemos más seguridad para poder dar altas".

"Ahora conocemos mejor el tratamiento y estamos más equipados. Nos hemos entrenado, hemos aprendido y tenemos más seguridad para dar a los pacientes el alta". Así resume Juan Jiménez-Muro, jefe de servicio de Medicina Interna del Hospital Nuestra Señora de Gracia (Provincial) de Zaragoza, el trabajo que desarrollan en la planta covid en esta nueva fase de la pandemia del coronavirus: "Todo gira en torno al covid, de tal manera que los enfermos se sectorizan según si son positivos, acaban de ingresar y aún no tenemos la confirmación o sabemos seguro que no tienen el virus o lo han pasado y ya no son contagiosos". 

La estancia media en las áreas reservadas a coronavirus se ha acortado considerablemente: desde los 20 días de la pasada primavera a siete. "Antes no conocíamos la enfermedad y no sabíamos que les podíamos dar el alta a su domicilio aunque tuvieran la PCR positivas. Ahora, sin embargo, sí se hace y se controla su estado de salud telefónicamente desde el hospital los primeros días después del alta".

La planta covid del Hospital de Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza cuenta con una planta destinada, en exclusiva, a pacientes con coronavirus. HeraldoTV ha estado allí para comprobar, in situ, cómo se organizan.
Heraldo

Otra diferencia respecto a primavera, según explica el responsable de Medicina Interna del Provincial, es que entonces llegaban al hospital "en peores condiciones". La edad de los pacientes es similar a la de entonces, quizá en las primeras semanas de esta segunda oleada eran ligeramente más jóvenes, y la media ronda los 70 años. "Se les pueden hacer tratamientos que antes eran en fases más tardías". Por regla general, necesitan oxígeno, por gafas nasales, mascarillas o terapias de alto flujo, que en algunos casos evita la intubación y el ingreso en uci. Un sistema del que no disponían en la primera oleada. Tras recibir medicamentos para tratar el virus, se avanza al segundo estadio, para actuar sobre los efectos de la covid, que suelen ser neumonías que se producen por causa de la inflamación: "Eso provoca la peor parte de la enfermedad, porque los pulmones se vuelven blancos en las radiografías, y eso quiere decir que el oxígeno no puede entrar. Tenemos que recurrir a tratamientos como corticoides, que van enfocados a reducir la inflamación del pulmón, y que poco a poco vaya pasando a ser más normal".

"El personal está haciendo un grandísimo esfuerzo" pero "las jornadas son agotadoras", reconoce. Un extremo que confirma una de las trabajadoras, María Ángeles Aznar, celadora, que trabaja en el Salud desde hace 26 años, cuatro de ellos en el Provincial: "Se ve a las personas que están ingresadas sufrir mucho y nosotros psicológicamente lo notamos también y sufrimos con ellos". Uno de los pacientes de esta unidad es Jesús Aragón. Pasó 10 días con fiebre hasta que ingresó por Urgencias en Nuestra Señora de Gracia hace tres semanas. Ya es negativo en covid y lo trasladan a otra planta: "Esto es muy duro. Ha sido como ir por la autopista a 120 y pegar un frenazo en seco". 

Etiquetas
Comentarios