Despliega el menú
Aragón

Los profesores pasan a ser grupo de riesgo para recibir la vacuna de la gripe 

A partir del próximo lunes, 23 de noviembre, podrán solicitar la vacuna antigripal todas las personas que trabajen en centros educativos no universitarios.

La campaña de vacunación de la gripe se ha adelantado este año, con muy buena acogida.
La campaña de vacunación de la gripe se ha adelantado este año, con muy buena acogida.
Toni Galán

 La Dirección General de Salud Pública ha incluido al personal de centros educativos no universitarios entre la población susceptible de recibir la vacuna de la gripe, colectivo que no estaba incluido inicialmente como grupo de riesgo en la campaña de vacunación.

Desde el Gobierno de Aragón explican que una vez garantizada la vacunación de las personas incluidas inicialmente en esos grupos de riesgo, se ha decidido ofertar la vacunación a los docentes.

Así, a partir del próximo lunes, 23 de noviembre, podrán solicitar la vacuna antigripal todas las personas que trabajen en centros educativos no universitarios (guarderías e infantil, primaria, secundaria obligatoria, formación profesional y bachillerato).

Según siga desarrollándose la campaña tras estos cambios, Salud Pública podría emitir instrucciones adicionales para seguir ampliando la oferta, previsiblemente a principios del mes de diciembre.

Esta campaña de vacunación de la gripe ha cobrado especial relevancia para reducir la carga de enfermedad en población susceptible originada por la gripe.

La campaña de vacunación antigripal comenzó el 5 de octubre para residenciales y profesionales sanitarios y socio-sanitarios y diez días después se extendió a la población general incluida en los grupos de riesgo, que ahora se amplían al colectivo de docentes.

El objetivo de la vacunación es disminuir la incidencia de gripe, los ingresos y fallecimientos que causa y obtener coberturas óptimas de vacunación en una temporada afectada por la covid-19, ya que la coinfección con ambos virus multiplica por dos el riesgo de muerte.

Además, la disminución de la incidencia de gripe en la próxima temporada mejorará las posibilidades de detección de coronavirus en presencia de cuadros respiratorios.

Aragón ha adquirido 300.000 dosis, 30.000 más que en la temporada anterior, con la posibilidad de ampliación en 138.411 dosis más si fuera necesario, compradas por el Ministerio de Sanidad. Globalmente, la vacunación de este año supondrá una inversión de 1,2 millones de euros.

Hasta el pasado domingo, los centros sanitarios habían administrado casi 270.000 dosis, que no incluyen las administradas en centros privados ni por el grueso de los servicios de prevención de riesgos laborales, por lo que la cifra se considera provisional.

Las coberturas en mayores de 65 años han mejorado con respecto a la campaña anterior y en la población de entre 15 y 64 años, el aumento es, de momento, del 60 %, pasando de 52.000 dosis en la anterior campaña a 83.000 en la actual. 

Etiquetas
Comentarios