Despliega el menú
Aragón

laboral

Las "posturas muy alejadas" en el ERE de Zufrisa llegarán al SAMA

La plantilla recurre a la mediación para que la dirección mejore las condiciones de los 26 despidos anunciados en la planta de la localidad zaragozana de Calatorao.

Trabajadores de Zufrisa y agricultores en una protesta ante la sede de Zufrisa.
Trabajadores de Zufrisa y agricultores en una protesta ante la sede de Zufrisa.
Jesús Macipe

La negociación por los 26 despidos que los accionistas de Zufrisa –el socio mayoritario es la firma calatalana Nufri– han anunciado en la planta de Calatorao parece prácticamente imposible cuando restan tres días para que cumpla el periodo de consultas para cerrar un acuerdo.

"No hay avances y además las posturas siguen muy alejadas", señaló el abogado David Burgos, experto en derecho laboral y que asesora legalmente a la plantilla. Tanto que tras la reunión mantenida ayer con la dirección de la empresa, los trabajadores decidieron recurrir al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) para intentar que la empresa presente una oferta mejorada. Porque, hasta ahora, señaló Burgos, la propuesta presentada por Nufri "es ridícula" y apenas mejora en unos días la indemnización establecida por la normativa laboral. "El efecto práctico de este incremento es nulo porque la mayoría de los afectados tiene una antigüedad muy elevada y por lo tanto no supone ninguna mejora", detalló el abogado. "La mayoría de ellos comenzó a trabajar en la empresa en los años 90", añadió.

Los representantes de los trabajadores no han puesto sobre la mesa ninguna contrapropuesta porque insisten en que el expediente de regulación de empleo presentado y que la propiedad justifica por causas económicas (pérdidas superiores al millón de euros) no se sostiene. "Las cifras no reflejan la realidad y consideramos que la única pretensión de la empresa es crear una situación ventajosa para las ventas", insistió el abogado. Por eso, lo que defiende la plantilla es la continuidad de los empleos e incluso está dispuesta a llegar al juzgado si no se retira el despido colectivo.

La junta general de accionistas de la empresa –integrada en el grupo catalán Nufri después de que este comprara a su principal socio, Indulleida– decidió el pasado 28 de octubre "por unanimidad" de todos los socios, entre los que se encuentra el grupo AN, la paralización de la actividad industrial. Este órgano daba así el visto bueno a una propuesta realizada ese mismo día por el consejo de administración, que propuso además dedicar la planta, que produce zumos, cremogenados y concentrados de frutas, únicamente a la recepción y logística de la fruta de los socios productores y del resto de proveedores.

"Mazazo para la comarca"

La decisión lleva aparejada el despido de 26 de sus 31 trabajadores, es decir, del 85% de la plantilla, que recibió la noticia como una auténtico jarro de agua fría porque "nadie se lo esperaba", reconoció Burgos.

Pero, como señalan los afectados, el mazazo no es solo para los trabajadores. Supone además un golpe para "una comarca entera", ya que la planta de Calatorao es la empresa de recepción de buena parte de la fruta de hueso y de pepita que se produce en la comarca de Valdejalón.

Por eso, y aunque la plantilla de Zufrisa no se ha dirigido expresamente a los responsables del Gobierno de Aragón, considera que el Ejecutivo de la Comunidad "debería tomar cartas en el asunto", señaló el representante legal, que insistió en que "tras la decisión de la empresa solo hay un intento de abaratar los precios de compra a los agricultores".  

Etiquetas
Comentarios