Despliega el menú
Aragón

estado de alarma

El Gobierno de Aragón prolonga el confinamiento de las tres capitales hasta el 30 de noviembre

La medida vencía el próximo día 22, después de un mes de haber sido declarada. Pero habida cuenta de las cifras de contagios, se ha prorrogado.

Primera sesión del debate del estado de la comunidad 2020
Primera sesión del debate del estado de la comunidad 2020
José Miguel Marco

El Gobierno de Aragón acaba de publicar este miércoles por la mañana en el BOA un decreto por el prorroga el confinamiento perimetral de las ciudades de Zaragoza, Huesca y Teruel hasta el día 30 de noviembre. En principio, este confinamiento concluía el próximo 22 de noviembre, pero se ha prorrogado habida cuenta de las cifras de contagios que todavía se siguen registrando.

Según se señalan en el BOA, "el objeto de este decreto es mantener la aplicación del régimen jurídico de confinamiento perimetral de los municipios de Huesca, Teruel y Zaragoza, en el marco de lo establecido en el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma prorrogado por Real Decreto 956/2020, de 3 de noviembre, y en el Decreto-ley 7/2020, de 19 de octubre, por el que se establece el régimen jurídico de la alerta sanitaria para el control de la pandemia COVID-19 en Aragón, en condición de autoridad delegada del Gobierno de la Nación y atendida la evaluación de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad por la autoridad sanitaria aragonesa".

Así, se señala que "se restringe la entrada y salida de personas a partir de las 00:00 horas del día 21 de noviembre de 2020 y hasta las 24:00 del día 30 de noviembre de 2020 en los municipios de Huesca, Teruel y Zaragoza".

Si bien se siguen manteniendo la excepciones hasta ahora vigentes, como son "la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios, el cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales, la asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil.

También se contempla el retorno al lugar de residencia habitual o familiar, la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

-Desplazamiento a entidades financieras y de seguros o estaciones de repostaje en territorios limítrofes.

-Actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales.

-Renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables.

-Realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables.

-Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

-Cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.

La situación epidemiológica del último periodo en Aragón alcanzó su pico en la semana 44, con 589 casos por 100.000 habitantes en siete días. La adopción de medidas -pasando sucesivamente todo el territorio a nivel de alerta 2, 3 y posteriormente a 3 agravado y adoptando restricciones de movilidad geográfica- han contribuido a revertir la tendencia, de manera que la incidencia ha pasado a 435 casos por 100.000 habitantes en la semana 45 y a 311 en la 46.

También ha disminuido el porcentaje de positividad de las pruebas diagnósticas, que de superar el 20% se ha reducido a menos del 15%. Sin embargo, se encuentra en fase ascendente la mortalidad y estabilizada la ocupación hospitalaria, tanto en camas convencionales como de cuidados intensivos, donde los pacientes covid ocupan más del 50% de las camas. Es decir, de acuerdo con los criterios de consenso del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, Aragón continúa en nivel de riesgo máximo, a pesar de tener una tendencia favorable.

Etiquetas
Comentarios