Despliega el menú
Aragón

Acciona se enfrenta a una demanda de más de 127 millones por defectos en el PTR

Las empresas instaladas en el Parque de Reciclado reclaman el coste de reparación de los graves daños detectados en tuberías y viales.

Los informes periciales constatan con imágenes los graves problemas de asentamientos que sufren los viales del polígono.
Los informes periciales constatan con imágenes los graves problemas de asentamientos que sufren los viales del polígono.
HA

Justo dos años después de que Acciona acordara el pago de 60 millones de euros como responsable civil subsidiario por los sobreprecios y obras no ejecutadas en la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza), la constructora se enfrenta ahora a una demanda de 127,4 millones por los graves defectos en la urbanización del Parque Tecnológico de Reciclado (PTR), el otro gran proyecto que asumió en la misma época en la capital aragonesa.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Zaragoza ha admitido a trámite la reclamación civil de los propietarios y empresas instaladas en el PTR, que han comunicado al juez el acuerdo de destinar el 95% de lo que se pudiera obtener por daños y perjuicios a la reparación de los daños. La cuantía representa el 77% del dinero que pagaron los promotores del polígono, una sociedad en liquidación constituida por Industrias López Soriano, RYC, CAI y Cajalón, por las obras que se ejecutaron entre 2004 y 2008.

La asamblea de la entidad de conservación, de la que forma parte la DGA, acordó en diciembre de 2018 emprender acciones legales tras conocer los detallados informes periciales sobre los desperfectos y fracasar las "numerosas gestiones amistosas y extrajudiciales". Las primeras se remontan a ese año y las últimas, a través de burofax, el pasado septiembre, sin que asumiera las reparaciones.

La demanda civil destaca que las patologías son "muy graves y generalizadas" y afectan tanto a la red de tuberías como a los viales del PTR, que ocupa 835 hectáreas de La Cartuja. Bajo la dirección del abogado José Ignacio Arsuaga, socio y director del despacho Arsuaga & Polo, la reclamación se extiende a la ingeniería que redactó el proyecto y dirigió la obra, Intecsa-Inarsa, que asumió idéntico encargo en Plaza. Para ello, recoge la numerosa jurisprudencia para reclamar vicios constructivos y justificar que se han cumplido el plazo para reclamar.

La entidad de conservación del PTR encargó los informes a la misma ingeniería que analizó las tuberías de la plataforma logística, Compás Consultores, a raíz de un requerimiento en 2016 de la empresa municipal de depuración, Ecociudad, cuando detectó daños en la red al realizar una obra en la A-68.

Compás Consultores constató graves daños en 927 tramos a lo largo de los 110 kilómetros de las redes de saneamiento y aguas pluviales con inspecciones con cámaras, catas y sondeos. "Son el resultado de una deficiente ejecución y de una falta de control de calidad tanto de la constructora (la UTE formada por Acciona y la extinta Arascón) como de la dirección de obra", concluye.

Parece "un repertorio de recomendaciones de lo que no debió hacer la constructora y vigilar y no consentir la dirección facultativa"

Las fisuras, roturas, deformaciones, colapsos, depósitos de "pedruscos", raíces y fugas en las conducciones, así como las juntas desplazadas y rotas y los pozos de registro mal ejecutados son "generalizados", hasta el punto de valorarse su sustitución "al no caber actuaciones parciales". Y estima la cuantía en 45,36 millones.

De forma paralela, se encargó la revisión de los asentamientos de los viales, dado que se habían ido detectando desde la inauguración del polígono deformaciones y grietas que la entidad de conservación achacó en un primer momento a asentamientos naturales. El informe pericial detalló que los hundimientos en algunos puntos llega hasta los 85 centímetros y lo atribuyen a que no se tomaron precauciones para acometer los rellenos con materiales yesíferos, a pesar de que fueron «claramente indicados en el proyecto». Entre ellas, la adopción de franjas impermeables, la compactación por capas y la fragmentación de los bloques de yeso. En este caso, las actuaciones para corregir los daños y prevenir más hundimientos ascienden a 82,04 millones.

Una de las imágenes aportadas a la causa sobre los daños que sufre la red de tuberías del Parque Tecnológico de Reciclado
Una de las imágenes aportadas a la causa sobre los daños que sufre la red de tuberías del Parque Tecnológico de Reciclado
HA

«Maximizar los beneficios»

La demanda destaca que más que una relación de causas de daños parece "un repertorio de recomendaciones de lo que no debió hacer la constructora y vigilar y no consentir la dirección facultativa". Por ello, apostilla que hubiera sido más sencillo señalar lo que se hizo bien.

Además, alude a las "similitudes evidentes" con el caso Plaza, dado que Acciona e Intecsa "exageraron" los presupuestos de la obra en la plataforma, de promoción pública, y en el PTR, de promoción privada, "decidieron rebajar los costes escatimando parte de los trabajos a realizar para maximizar los beneficios". La constructora ha optado por guardar silencio.

Etiquetas
Comentarios