Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Aragón no se plantea promover los test de antígenos como prevé hacer Madrid

"La Comunidad mantiene su actual estrategia de rastreo que está obteniendo resultados positivos", afirman desde el área de Sanidad del Gobierno de Aragón.

Pruebas PCR en el servicio de Microbiología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.
Pruebas PCR en el servicio de Microbiología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.
Oliver Duch

Podría ser una fórmula para mantener las reuniones familiares la próxima Navidad, pero en Aragón, de momento, la propuesta ni siquiera está sobre la mesa. En Madrid el vicepresidente Ignacio Aguado ha anunciado que las farmacias hagan test de antígenos gratuitos a la población para que las familias puedan juntarse en Navidad, pero desde el Gobierno de Aragón aseguran que "no se contempla esta iniciativa". La Comunidad "mantiene su actual estrategia de rastreo y seguimiento de contactos que está obteniendo resultados positivos", afirman desde el Ejecutivo de Javier Lambán. Recuerdan también fuentes del área de Sanidad, dirigida por Sira Repollés, que esta es la vía "recomendada por el Ministerio de Sanidad y por la mayor parte de los expertos nacionales e internacionales", por lo que la DGA no lleva intención de promover los test de antígenos en las farmacias.

Entre los inconvenientes que los sanitarios ya han planteado a la iniciativa impulsada por Ignacio Aguado figuran el hecho de que los test de antígenos no son útiles a la hora de identificar a los asintomáticos (no afinan como los PCR) y, también, que las celebraciones de Navidad se prolongan durante tres semanas y estas pruebas solo ofrecen una foto fija de la situación. Esto es, una persona puede arrojar un resultado negativo el día 22 de diciembre y, sin embargo, haberse contagiado cuando llega la cena de Nochebuena. Tendría poco sentido, por tanto, hacerse una prueba previa a la Navidad, otra antes de Fin de Año y una tercera para Reyes, so pena de que el afectado no haya participado en otras citas sociales como vermús de Nochevieja o meriendas el Día de los Inocentes.

La proximidad tanto del puente de diciembre como de la próxima Navidad será la prueba de fuego para ver si la curva de contagios continúa su ligero descenso o si aparecen nuevos brotes. Todas las administraciones advierten y recomiendan que se reduzcan al mínimo los contactos sociales en las celebraciones venideras, pero sabido es que la Navidad es la fiesta familiar por antonomasia. Así, y aunque en diciembre pudieran levantarse restricciones respecto a los horarios del toque de queda, el Gobierno tendrá que decidir si permite también reuniones de más de seis personas, que es el límite máximo hasta la fecha. 

La Comunidad de Madrid pretende ampliarlo y para ello ha lanzado su propuesta de extender los test de antígenos a toda la población para que puedan cenar en Nochebuena en familia sabiendo que ninguno de los comensales está contagiado. Los expertos, no obstante, recelan de medida porque una masificación de este tipo de pruebas podría poner en jaque a los centros de Atención Primaria y porque tampoco consideran apropiado que las pruebas se hagan en las farmacias. Asimismo, apelan a la responsabilidad individual para asegurar la salud colectiva.

Etiquetas
Comentarios