Despliega el menú
Aragón

accidentes de tráfico

Miguel Ángel Bernal: "Hay que liberalizar los peajes paralelos a la N-II y N-232"

El delegado de la asociación Stop Accidentes en Aragón analiza los datos de siniestralidad y valora medidas que ayudarían a mejorar esta situación.

Miguel Ángel Bernal, ayer en la N-II, un tramo peligroso de Aragón.
Miguel Ángel Bernal, ayer en la N-II, un tramo peligroso de Aragón.
Oliver Duch

Los fallecimientos por accidentes de tráfico se mantienen en volúmenes similares al año pasado. ¿Cómo valora estas cifras?

Nos alarma de una manera importe porque este año estuvimos durante dos meses y medio confinados y, en este periodo, casi no podíamos conducir. Había menos coches en la carretera, en las calles... Pero la tragedia se ha cobrado 54 víctimas en lo que va de año y el anterior fueron 58 durante todo el año –según las estadísticas que maneja en su asociación–. Con lo cual, este año o conseguimos mantener las cifras que tenemos ahora o superaremos el pasado. No sé cómo podemos reducir la siniestralidad. Hay que seguir trabajando e intentar concienciar.

¿Cómo se explican estos datos, si como bien recuerda, hemos estado confinados?

Fue algo psicológico que pasó a los conductores. Cuando ya pudimos salir a la calle, la gente cogió el vehículo con tantos deseos de conducir, de ir a sus pueblos o a la playa y correr. De hecho, la estadística dice que la mayoría de los accidentes se producen por exceso de velocidad, consumo de alcohol o de otro tipo de estupefacientes. Un cúmulo de circunstancias provocó toda esta siniestralidad. Habrá que extremar las medidas y sanciones.

¿Cuáles son los puntos que más preocupan en Aragón?

La N-II y la N-232, como siempre. Son carreteras de muchísimo tráfico y camiones. Ahora, con las obras de desdoblamiento de la N-232, se incrementan todavía más las probabilidades de que haya un siniestro. Son más de 4.000 vehículos los que circulan cada día por la N-II, que está sin desdoblar. Hay muchos municipios y polígonos industriales que tienen la entrada y salida a esa carretera. De hecho, cada día vemos que hay un accidente de tráfico. Nosotros pedimos la liberación de esos peajes, los que van paralelos a la N-II y N-232. El objetivo es que el tráfico se distribuya, especialmente ahora que la N-232 está de obras. Si queremos reducir la siniestralidad, las autoridades deben de poner de su parte. Se tienen que preocupar por la seguridad de sus conductores.

Se han aprobado nuevas regulaciones de tráfico. ¿Las considera suficientes?

En Zaragoza hace tiempo que teníamos las vías de 30 km/h, el problema está en las carreteras. La mayoría de lo siniestros se producen por salida de vía o alcance. Esto se debe a despistes y a creer que controlamos nuestros vehículos cuando no es así. Ya están puestos los radares y ahora se ha aprobado que conducir con el móvil conlleve una infracción de seis puntos. Todas las medidas para reducir la siniestralidad son bienvenidas.

Teniendo en cuenta la siniestralidad existente. ¿Cree que se deberían endurecer las sanciones o los puntos que se quitan?

En este aspecto, tiene mucha importancia la Justicia y la aplicación de las leyes. El delito contra la seguridad vial está penado con hasta cuatro años de prisión, que se pueden ir reduciendo al no tener otros antecedentes, y se quedan en dos años. La Justicia es la que tiene que abordar los temas relacionados con las sanciones económicas y de privación de libertad. Desde la asociación Stop Accidentes reclamamos la aplicación de la ley con todas sus consecuencias.

Etiquetas
Comentarios