Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Las agencias de viajes auguran un fin de año de "cero ventas"

Dicen que las operaciones han caído entre un 90% y un 95% este 2020 y alertan de los primeros cierres definitivos.

Una visita guiada, ayer en la plaza del Pilar de Zaragoz
Una visita guiada, ayer en la plaza del Pilar de Zaragoz
Oliver Duch

Las agencias de viajes de Aragón auguran un fin de año de "cero ventas" y alertan de que "ya se están produciendo los primeros cierres" por la covid-19. Hasta un 20% de estos negocios han bajado definitivamente la persiana y entre un 60% y un 70% han clausurado sus oficinas y solo atienden por teléfono, con cita previa o a través de internet.

El porcentaje, avisó Jorge Moncada, presidente de la asociación que las agrupa, podría ser incluso mayor si los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) no se prorrogan más allá del 31 de enero. Sin medidas complementarias, a nivel nacional podrían desaparecer entre un 35% y un 40% de las agencias, un porcentaje que también se aplicaría a Aragón. "Hablamos de un sector del que dependen miles de familias. En España hay 7.400 agencias y en Aragón, unas 240 entre ‘online’ y presenciales", recordó.

En este 2020, las ventas han caído "entre un 90% y un 95%". El problema está en que, con las restricciones actuales, es imposible hacer previsiones. "Las ventas de turismo vacacional han sido nulas desde el mes de octubre. Solo se han cerrado, aunque de forma muy residual, viajes de empresas y de personas que volvían a su país de origen", explicó Moncada. 

El año, agregó, ha tenido tres partes claramente diferenciadas. Las previsiones eran "buenas" entre enero y marzo, meses en los que, pese a ser considerados de temporada baja, se consolidaron bastantes operaciones de cara a Semana Santa, a los puentes o incluso de cara al verano. 

El espejismo del mes de junio

El confinamiento hizo que la incertidumbre fuera "total" en marzo, abril y mayo, ya que no se sabía qué iba a ocurrir en verano. Tras el fin del estado de alarma, la ilusión era "tremenda". "Se empezó a vender de verdad. Sobre todo destinos nacionales y europeos. Había euforia, pero con los rebrotes, el parón fue absoluto", admitió el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Aragón. 

Los porcentajes han ido evolucionando en consonancia a la situación epidemiológica. "De la caída del 100% en marzo se pasó al 75% en junio y julio y actualmente se ha vuelto a las peores cifras", agregó. El sector cree que si se levantan las restricciones sí habrá "algo de venta" de aquí a final de año, ya que hasta que se aprobaron los confinamientos perimetrales se cerraron operaciones a Canarias, Baleares, Galicia o Andalucía. "El problema es el siguiente: si un viaje se cancela por el confinamiento, pero no por culpa de la compañía aérea ni del hotel, ¿quién se hace cargo de los gastos", se preguntó. El sector insiste en que se tienen que unificar criterios, ya que actualmente existe "un limbo legal". "Quienes gobiernan tienen que contar con el sector para ver los problemas que se pueden plantear", dijo.

Etiquetas
Comentarios