Despliega el menú
Aragón

Medio Ambiente

El Gobierno central declara "lesivas" 33 expropiaciones forzosas en Sigüés

El Ejecutivo de coalición inicia así el proceso para que la Justicia anule los polémicos acuerdos.

La N-240 es una carretera convencional que discurre por la ribera Norte del embalse de Yesa, en la provincia de Zaragoza.
La N-240 es una carretera convencional que discurre por la ribera Norte del embalse de Yesa, en la provincia de Zaragoza.
Google Maps

El Gobierno central declarará hoy "lesivos" 33 acuerdos de expropiación en Sigüés por considerar que el precio final fijado por la Administración está "claramente desajustado" respecto al valor real de las fincas. Estas expropiaciones tenían por objeto la utilización de dichas propiedades de cara al proyecto de recrecimiento del embalse de Yesa, cuyas obras superan actualmente el 75% de ejecución. 

La decisión del Ejecutivo de coalición afectará a los acuerdos emitidos por el Jurado Provincial de Expropiación de Zaragoza. Fuentes del Gobierno de coalición incidieron ayer en que estos acuerdos establecían un precio "desorbitado" y resultaban contrarios al interés público. Con esta decisión, se inicia el procedimiento para que la Justicia, en caso de estimar el recuso, anule estos acuerdos.

Estas expropiaciones, sobre las que se han registrado varias baterías de preguntas en el Congreso de los Diputados, han sido objeto de polémica durante años. En octubre de 2017, coincidiendo con los últimos meses de Gobierno de Mariano Rajoy, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) requirió a ocho familias las llaves de sus casas de cara a la construcción del dique de cola, una situación que provocó una enorme indignación entre los vecinos, que criticaron la "falta de información" y de apoyo por parte del Ayuntamiento.

Favores "remendados"

Según fuentes de Podemos-Aragón, la decisión del Gobierno central "pone de relieve que los favores políticos de años pasados se están enmendando". "Hay que seguir trabajando para que las compensaciones por grandes obras hidráulicas pendientes en la Comunidad se hagan cuanto antes y de forma transparente, y para que el ‘interés general’ no suponga el expolio de pueblos enteros", dijeron.

Desde el partido incidieron, asimismo, en que Podemos-Aragón sigue "en contra" del recrecimiento, ya que "no se ha asegurado en ningún momento que el movimiento esté controlado y supone un riesgo enorme para las poblaciones aguas abajo".

Etiquetas
Comentarios