Despliega el menú
Aragón

Ganadería

La inteligencia artificial ayudará a la Lonja de Binéfar a marcar los precios del porcino

Un algoritmo marcará la cotización cuando no haya acuerdo entre los productores y los comercializadores.

El investigador Francisco Javier Zarazaga-Soria coordina el proyecto.
El investigador Francisco Javier Zarazaga-Soria coordina el proyecto.
I3A

La Lonja de Binéfar, como el resto de las del país, establece los precios de referencia con un sistema tan tradicional como es una reunión entre productores y operadores. Una sesión presencial –salvo en situaciones como las obligadas por la pandemia– en la que tienen mucho que ver los pesos, el volumen de la cabaña y los sacrificios, pero también en la percepción que tiene una y otra parte del mercado para decidir si el precio tiene que ir al alza, mantenerse o subir.

Ahora, a una de las mesas de la lonja oscense, concretamente a la del porcino, también se sentará la tecnología. Investigadores del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A-Universidad de Zaragoza) trabajan desde hace un año en un proyecto basado en inteligencia artificial y redes neuronales que ayudará a marcar el precio de esta carne cuando no haya acuerdo entre los productores. En otras lonjas, señalan desde la Universidad, cuando no hay acuerdo entre los agentes a la hora de fijar el precio de referencia es el alcalde el que tiene la última palabra sobre el mismo. "Con este proyecto serán las técnicas de inteligencia artificial las que lo determinen, aportando así transparencia al establecimiento de precios", explican los impulsores del proyecto que lidera Javier Zarazaga-Soria.

Para el diseño de este sistema, los investigadores parten de la identificación y caracterización de las variables que pueden ser relevantes desde el punto de vista de una propuesta automática de precios. Además, el grupo de sistemas de información avanzados (IAAA) trabaja en el diseño y puesta en marcha de un algoritmo que permita efectuar una propuesta de precios de referencia atendiendo a las variables previamente identificadas.

El último paso de este proyecto será el desarrollo de un prototipo de sistema de gestión en la nube que posibilite la captura de los valores a asignar a las variables referenciadas, así como la integración del algoritmo de cálculo previo.

"El mayor reto con el que nos encontramos es el de ser capaces de considerar variables que se escapan de los ciclos habituales de producción", señala Zarazaga-Soria. Y entre ellas el responsable del proyecto destaca, por ejemplo, la reciente entrada de la peste porcina en Alemania. "Estos escenarios anómalos", matiza el investigador, son prácticamente imposibles de modelizar ya que la reacción de los agentes involucrados no responde en muchas ocasiones a lógicas comprensibles (miedos, intuiciones, etc.) "Es por ello que estamos introduciendo su propia evaluación continua del mercado como un elemento novedoso frente a otras aproximaciones existentes", explica Zaragoza-Soria, que insiste en que para conseguirlo es necesario dotar a la Lonja de Binéfar de una herramienta de recogida de datos que incluya "las evoluciones de otros mercados, cuáles son las previsiones de operación de productores y consumidores, y con qué precio de referencia se encontrarían cómodos".

La Lonja de Binéfar es ya un referente de las cotizaciones del vacuno en España, cuya propuesta de precio es la más utilizada a nivel nacional a la hora de establecer contratos. Ahora, además, ha comenzado a trabajar para constituirse en una ayuda entre sesiones en el establecimiento de precios orientativos de mercado a Lonja de Lérida, que a su vez es referente nacional del porcino. Una ayuda para que la que contará con la más avanzada tecnología.

Etiquetas
Comentarios