Despliega el menú
Aragón

elecciones En EE. UU.

Derivadas aragonesas en las elecciones de Estados Unidos: jotas, vino y Raquel Meller

Aunque parecen lejana, la pugna entre Trump y Biden también tiene sus ecos y curiosidades aragonesas: bien sea por la economía, la estadística o, incluso, la devoción.

[[[HA ARCHIVO]]]
Ilustración de la silueta de Aragón en la zona correspondiente a Ohio.
K. Urresti

Mucho se dice eso de que 'Aragón es Ohio' y mucho se escucha estos días hablar de los compromisarios: no los de Caspe de 1412, sino de los que han de votar por Biden o Trump. Aunque es cierto que “la emigración aragonesa a Estados Unidos, con ser importante cualitativamente, no ha sido nunca numerosa”, hay algunos nexos curiosos y algunas relaciones históricas que conviene tener en cuenta en los comicios que deciden el inquilino de la Casa Blanca de los próximos cuatro años.  

¿ARAGÓN ES OHIO?

Se ha convertido ya en una frase hecha. Es una sentencia más repetida que analizada, en realidad. Eso de que ‘Aragón es Ohio’ se ha dicho tanto que dio origen a un libro escrito por once politólogos españoles e, incluso, a un programa de encuestas y sociología de la televisión autonómica. Pero, ¿qué significa y qué hay detrás de esa afirmación? Cuentan que en todas las elecciones hasta la fecha, quien gana Aragón, gana España, igual que ocurre en Estados Unidos con Ohio. Esto sería así a grandes rasgos, aunque con muchos matices. Por supuesto, la estadística sólo puede remontarse hasta 1977 en el aspirante a La Moncloa y a 1964 en el candidato a la Casa Blanca. Por su particular sistema electoral, Ohio es uno de los estados decisivos para el triunfo de los republicanos o los demócratas y, en lo que respecta a Aragón, se dice que “también es una región volátil que refleja la tendencia de cambio de votos entre el bipartidismo”. El caso es que España parece haber dejado atrás ese bipartidismo y la prueba es que el actual Gobierno de Aragón está formado por un cuatripartito. El dicho del ‘Ohio español’, en consecuencia, se ha quedado tan solo para aludir a que nuestra Comunidad es un campo de pruebas de productos y actividades de consumo para empresas de dentro y fuera de nuestro país.

FLORIDA, PATRIA CHICA

Tres dicen que serán los estados decisivos que pueden decantar la balanza este 2020: el ya mencionado Ohio, el más imprevisible Pensilvania y Florida, que -gracias al tirón de Miami- es el lugar de residencia de la mayor colonia de españoles llegados a Estados Unidos. De acuerdo con las cifras del Consulado General de España, el número total de españoles registrados en 2020 en Estados Unidos es 180.625 (frente a los 170.971 del año anterior). En cuanto a la localización, Miami cuenta con 58.940 residentes españoles inscritos, seguida de Nueva York, en el figuran 42.930 españoles (el ranquin lo completan Los Ángeles, Houston y San Francisco). ¿Cuántos de ellos son aragoneses? Este dato es más complicado de conocer, pero se calcula que en torno al 2,5% (algo más de mil personas) de ellos pueden proceder de Zaragoza, Huesca o Teruel, como en su día hicieron otros aragoneses ilustres que se acercaron por aquellas tierras como pueden ser la turiasonense Raquel Meller (acompañada de Chaplin) o la soprano turolense Elvira Hidalgo. Las zonas de mayor recepción de aragoneses son, además de la costa Este, el entorno de Chicago y los grandes lagos y el oeste californiano: sirva de dato curioso, que el grupo de Coros y Danzas de la Casa de España en Los Ángeles hacía festivales de jota a finales de los 80.

La imagen de la Virgen del Pilar en la iglesia de La Milgrosa de Miami.
La imagen de la Virgen del Pilar en la iglesia de La Milgrosa de Miami.
Heraldo

Y LA VIRGEN DEL PILAR

La prueba del arraigo que tiene la comunidad aragonesa en Florida es muy emotiva: ¡se rinde culto a la Virgen del Pilar! De hecho, en la recoleta iglesia de La Milagrosa hay una imagen, bendecida en Zaragoza, que preside todos los años en Miami una misa con la que se celebra el Día de la Hispanidad. Hasta que recaló en Miami, la talla de la Virgen itineró por distintas iglesias de San Agustín y Orlando, donde se le llegaron a hacer pequeñas ofrendas de flores a imagen y semejanza de la del 12 de octubre en la capital aragonesa. En toda esta zona hay mucha huella aragonesa y se puede ver hasta en detalles de las banderas: el escudo del no muy lejano Puerto Rico (estado libre asociado) fue otorgado por Fernando el Católico en 1511 y en él se aprecia una fortaleza en honor a Castilla, una fiera del reino de León, la Cruz de Jerusalén y la bandera de Aragón.

INTERESES Y EMPRESAS

Al margen de nostalgias y emociones, en los comicios también se juegan no pocos intereses económicos. Si bien es cierto que para Aragón el país norteamericano no ocupa un puesto preferente como destino de sus exportaciones, el valor de lo que envía a EE. UU. puede rondar los 320 millones de euros al año. Una relación comercial que, aunque pequeña si se la compara con la que mantiene con la Unión Europea (representa un 71,6%), no ha dejado de crecer en los últimos años. En el último año son unas 800 las compañías aragonesas las que vendieron sus productos en EE. UU., que, junto a China, es el mercado no europeo más importante, según explican en la Cámara de Comercio. El gigante textil Inditex encabeza estas exportaciones, si bien la maquinaria de transporte, el material eléctrico y el sector agroalimentario (con la exportación de vinos con denominación de origen a la cabeza) también tiene mucho empuje.

LA GUERRA DE LAS ESTATUAS

Aunque la lucha contra el coronavirus, la inmigración y la economía han centrado los debates de la campaña de Trump y Biden, en sus enfrentamientos tampoco se ha pasado por alto los últimos disturbios raciales en el país norteamericano y, en este sentido, el derribo de las efigies de Cristóbal Colón o fray Junípero Sierra. En la localidad de Tuba City, en el interior de Arizona, aún se mantiene en pie una estatua dedicada al misionero aragonés Francisco Garcés, natural de Morata de Jalón, y cuya biografía dice que exploró las tierras de California, Arizona, Nevada y Nuevo México. Fue el primer no nativo en documentar estas tierras allá por 1776, según cuenta el libro 'California empieza en Aragón', del profesor de la Universidad de Zaragoza José María Bardavío Gracia, un estudio crítico editado en 1988 por Edelvives. En California, por cierto, se puede observar un bellísimo artesonado, con estrella mudéjar incluida, de los siglos XIV y XV y procedente de Teruel. ¿Dónde? Pues en el dormitorio privado del castillo de William Randolph Hearst, uno de los principales centros turísticos de la Costa Oeste estadounidense.

La estatua de Garcés, que no ha sufrido vandalismo alguno.
La estatua de Garcés, que no ha sufrido vandalismo alguno.
Heraldo

LOS RETRATOS DEL CAPITOLIO

Nos hemos cansado de ver el Despacho Oval en las películas y, también, el Capitolio de Washington que nos presenta Hollywood. Aquí, sin embargo, se suelen pasar por alto algunos detalles como es su salón de retratos, donde el Hispanic Council (colectivo independiente que tiene como misión difundir la herencia cultural hispana) se detiene en un par de españoles. “El Capitolio es el centro legislativo de la política de Estados Unidos: el Senado, con 100 escaños, y la Cámara de Representantes, con 435”, explican. “En la galería superior de ésta última, se encuentran las gradas para invitados con 23 puertas de acceso sobre las que hay 23 retratos de figuras destacadas de la historia legislativa estadounidense.  Y dos de ellos son españoles: el rey Alfonso X El Sabio y el filósofo Maimónides”. El monarca figura por su contribución a la creación de las Siete Partidas, “una de las obras jurídicas más importantes de la Edad Media”. Aunque en su momento hizo referencia en exclusiva a las tierras de Castilla, su espíritu fue después aplicado a toda la península.

PRIMEROS CÍRCULOS DE INFLUENCIA

Eloy Fernández Clemente, en su obra ‘Los aragoneses en América’, cita el curioso caso de la existencia de un Centro Aragonés en Nueva York, que fue fundado por un grupo de aragoneses en mayo de 1928. Fue este el primer círculo -a modo de los modernos ‘think tank’- que trató de unir entusiasmo regional y miras transatlánticas. “El iniciador de la idea fue Pablo Martínez Sánchez, que realizó los trabajos preliminares y fue el primer presidente de la sociedad. Su número de socios no pasa año y medio después de 200. Cuenta con la Rondalla de Zaragoza y la Biblioteca de Aragón”, escribe Fernández Clemente, sobre la huella aragonesa en una época en la que mucho se embarcaban a hacer las Américas “por cien duros”. Calvin Coolidge era entonces el presidente estadounidense, faltaban pocos meses para el consabido crack del 29 y el sentimiento de reunión aragonesa no volvió a resurgir, a pesar de que vivieron en el país del sueño americano aragoneses de pro como Rafael Lorente de Nó, discípulo de Cajal, Francisco Grande Covián, Luis García Abrines, el añorado Ramón J. Sender o Ildefonso Manuel Gil, que combinaba sus veranos en Paniza y Daroca con su residencia en Jersey.

Las escaleras del Capitolio, en la última investidura.
Las escaleras del Capitolio, en la última investidura.
EFE

LOS COMPROMISARIOS, ¿QUIÉNES SON?

En Caspe -sabido es- fueron nueve los representantes que deliberaron para elegir un nuevo rey ante la muerte sin descendencia de Martín I ‘el Humano’. Los compromisarios eran las personas designadas en sus respectivos parlamentos que representaban a los tres territorios implicados en la línea sucesoria: Aragón, Cataluña y Valencia. En Estados Unidos también son figuras representativas porque, al contrario de lo que ocurre en la inmensa mayoría de las democracias del mundo, no son los ciudadanos quienes eligen al presidente sino que lo que estos deciden es a la persona que votará en su nombre al inquilino de la Casa Blanca en virtud de un sistema ideado por los 'padres fundadores' del país. “La Constitución no especifica ningún procedimiento para su elección, pero en general suelen ser personas designadas por la convención del partido a nivel estatal o por su comité estatal”. Así, lo que hace seis siglos eran obispos y nobles -como bien reflejó Marín Bagüés en sus pinturas-, hoy, a miles de kilómetros, son personas “consideradas leales al partido”.

Etiquetas
Comentarios