Despliega el menú
Aragón

Beamonte reprocha a Lambán que Aragón se desmorona y le tiende la mano para evitarlo

El líder del PP detalla con crudeza los efectos de la pandemia y ofrece cuatro pactos de gobierno. Lambán dice que la población "no necesita sobresaltos" y puede elevar las ucis de 160 a 340.

Segunda sesión del debate sobre el estado de la Comunidad
Beamonte en la segunda sesión del debate sobre el estado de la Comunidad
José Miguel Marco

Más de 55.500 infectados por covid, 1.647 fallecidos, un millar en residencias, y más de 2.700 sanitarios contagiados. Más de 76.000 aragoneses en paro, 12.870 en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), el Producto Interior Bruto (PIB) en caída libre, la deuda desbocada. Estos parámetros acreditan que "Aragón se desmorona", y el líder del PP en las Cortes recordó al presidente Javier Lambán que "su obligación es poder evitarlo". Criticó con dureza la gestión del cuatripartito, denunció la improvisación durante la pandemia y le culpó de tener a los ciudadanos "inquietos, despistados y sobre todo preocupados". Le ofreció, por ello, cuatro pactos para desarrollar nuevos modelos de educación, sanidad, apoyo social y economía para frenar la pandemia y la emergencia social y sanitaria.

Aunque son propuestas "retóricas y vacías", el presidente las tomará "como si fueran serias" y discutirá sobre ellas, si bien quiso dejar claro que "Aragón no se desmorona". "Estamos mal, pero no peor que los demás. Tenemos una sobrada capacidad de hospitalización y de uci", que permitiría pasar de 160 camas a 340 de forma rápida, detalló Lambán, aunque los sanitarios discrepan. Instó a Beamonte a que "utilice el liderazgo político para insuflar ánimos a la ciudadanía", pues "la población no necesita sobresaltos".

El rifirrafe entre el presidente y el líder de la oposición fue más agrio de lo esperado. Mientras Beamonte decía a Lambán que no puede "comprar el silencio" de la Cámara y le reprochaba que llevaron a Aragón a "ser los primeros en afrontar la segunda ola de la pandemia", el socialista le replicaba que la lealtad no puede ser retórica y "no se puede tender la mano y a la vez morder la que ofrece el Gobierno".

Acusó el popular al cuatripartito (PSOE, PAR, Podemos y CHA) de ser un "grupo acomodaticio con formaciones que aspiraban a asentarse en el poder y a usar el Pignatelli como eje vertebrador de sus partidos". Aunque cuando las cosas se han puesto "muy feas", "Lambán se ha quedado solo".

Beamonte insistió en que el Gobierno "no ha sabido reaccionar" frente a la covid, y reprochó aquel eslogan que se acuñó en Madrid de "‘Salimos más fuertes...’ que avala que "fuimos demasiado optimistas" cuando la crisis no se había superado.

Puso de relieve, una vez más, las diferencias entre Lambán y Pedro Sánchez, y detalló los perjuicios que ha deparado. Incluyó, entre ellos, la preasignación de fondos europeos –138 millones para Aragón cuando se esperaban mil–, el pago de 2.500 millones de la deuda histórica a Cataluña (nada para la Comunidad) y la rebaja de un 2,9% en la financiación autonómica. "De la lluvia de millones de su amigo Sánchez, nada", ironizó.

Segunda sesión del debate sobre el estado de la Comunidad
Segunda sesión del debate sobre el estado de la Comunidad
José Miguel Marco

Centró sus esfuerzos Lambán en demostrar la capacidad diagnóstica y de atención frente a la covid, y que las cifras económicas avalan que "Aragón resiste y saldrá vencedor de la crisis". Adelantó, además, que la consejería de Sanidad trabaja en un plan de abordaje de listas de espera que permitirá seguir reduciéndolas mientras se actúa de forma intensiva contra la covid. Si bien reconoció que "hacen falta más médicos", recordó que los problemas serían menos "si el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi no hubiera jubilado médicos". Defendió la inversión en Atención Primaria, y aseguró que Aragón es la tercera región con más dotación de médicos, 88 por cada 100.000 habitantes, un 14,3% superior a la media.

A pesar de los reproches, coincidieron los dos en arrimar el hombro para limitar los efectos de la pandemia. Otra cosa será la fórmula a aplicar. Para Lambán, debería ser la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica, "que es modélica", la misma. Lamentó Beamonte que la DGA la utilice para "tapar su falta de capacidad de gestión" cuando "no era un programa de gobierno, sino un programa para que cumpliera el Gobierno". Tiempo tendrán para buscar soluciones en ese encuentro al que se comprometieron para analizar los pactos.

El resto de la oposición

Cs se ofrece a "desgastarse" con Lambán por la covid si es "por el bien de Aragón"

No tendrá el presidente de Aragón, Javier Lambán, que adoptar solo las decisiones "muy duras" que necesitará para luchar contra la covid. El portavoz de Cs, Daniel Pérez Calvo, le aseguró que "si es por el bien de Aragón", en su partido están dispuestos a "desgastarse y abrasarse" con él pues para eso están en política. "Tanto su Gobierno como la oposición tenemos el deber moral de intentar arrojar luz en mitad del túnel y esperanza frente a la incertidumbre", declaró, en una comunión casi total con el líder del Ejecutivo autonómico y ajustando su acción a la premisa de que los políticos están "para resolver problemas, no para crearlos ni recrearse en ellos".

Segunda sesión del debate sobre el estado de la Comunidad
Segunda sesión del debate sobre el estado de la Comunidad
José Miguel Marco

Agradeció Lambán a Pérez Calvo su tono y su talante. Motivos tenía para hacerlo, pues su crítica se limitó a cuestionar el papel que juega el PSOE de Pedro Sánchez en la gestión de una crisis que requiere "un plan nacional coordinado por el Gobierno de España y gestionado por cada Comunidad", y hasta en eso estaban de acuerdo. Reconoció, de hecho, el presidente de Aragón que "es fundamental la coordinación que en situaciones como esa debe ejercer el Gobierno de la nación". Reforzó el mensaje el de Cs al recordar cómo Sánchez se fuera de vacaciones a Lanzarote "dejándole con un marrón sobre la mesa".

Tal era el clima de entendimiento que se reservó Lambán para su réplica algunos de los escasos anuncios que deparó el debate sobre el estado de la Comunidad. El más esperado, el plan de rescate al sector de la hostelería, quedó para la próxima semana. Cuando se refirió Pérez Calvo al sector desde el atril, Lambán y su vicepresidente, Arturo Aliaga, intercambiaron impresiones, y el presidente se frenó, y se limitó a avanzar que tendrán "ayudas directas, fórmulas de financiación y convenios de colaboración con los ayuntamientos y las comarcas". También anunció Lambán que en noviembre llegará al Consejo de Gobierno el Impuesto Medioambiental sobre las Aguas Residuales (IMAR), que sustituirá al fin al polémico ICA.

Los presupuestos

Cs no quiere quedarse "al margen del presupuesto", y Pérez Calvo agradeció a Lambán que aunque aritméticamente no son necesarios tenga predisposición a contar con ellos, aunque "les incomode" a algunos socios, dijo en referencia al PAR y Podemos, pero sin citarlos. Incluyó, entre sus sugerencias, la reducción de gastos superfluos. Y volvió a referirse Lambán a las residencias, para decir que las estadísticas demuestran que los geriátricos de Aragón, que suman mil fallecidos, han resistido mejor que la media española. Sí reconoció la necesidad de modernizar los centros, de ajustar las ratios y de ofrecer al personal mejores salarios.

Segunda sesión del debate sobre el estado de la Comunidad
Segunda sesión del debate sobre el estado de la Comunidad
José Miguel Marco
Vox atribuye el "esperpento" que vivimos a las autonomías y pide crear confianza contra la crisis

Poca sintonía hay entre Santiago Morón y Javier Lambán. El de Vox atribuye el "esperpento" que vivimos por la covid al Estado de las autonomías mientras el líder del PSOE-Aragón sostiene que la solución está en aplicar más autogobierno. Si el inicio del debate entre ellos fue moderado, con el portavoz de Vox en las Cortes dispuesto a colaborar para "generar certidumbre" y confianza y el presidente reconociéndole "un sentido común que no es normal en su partido", en la réplica y la dúplica posterior la relación se quebró.

La condena a la DGA por no dar material de protección a los sanitarios fue el elemento de distorsión. Morón dijo que nadie fue a la cárcel, pero sí a la tumba, un comentario de "muy mal gusto" que Lambán le reprochó. Se intentaba defender sin éxito el de Vox de las críticas del presidente por mantener su apoyo a gobiernos populares, incluido el Ayuntamiento de Zaragoza, tras el ‘no’ de Pablo Casado a la moción de Santiago Abascal.

En su estreno en un debate de la Comunidad, Morón denunció el "afán autoexculpatorio" de Pedro Sánchez al pasar el testigo de la cogobernaza a las comunidades "en una falsa cogobernanza".

El presidente demuestra a IU que su pacto sigue vivo con el anuncio de obras en varios colegios

Lambán, quiso demostrar a IU que, pese a no formar parte del cuatripartito, el pacto suscrito días antes de la investidura sigue vivo. Lo hizo anunciando la licitación de las siguientes fases de los colegios de Parque Venecia, Soledad Puértolas y Val de Atalaya, en María de Huerva, así como la autorización a final de año del resto de infraestructuras de los barrios del sur.

No obstante, su portavoz, Álvaro Sanz, cree necesario ir más allá y reforzar y transformar los servicios públicos para garantizar que dan respuesta eficaz a los problemas reales de la ciudadanía, así como una reforma fiscal que permita más resiliencia, más capacidad y más justicia en el reparto de las cargas de esta crisis.

Sanz calificó de "inaceptables" las listas de espera y aseguró no compartir las opciones que está eligiendo el cuatripartito contra la crisis sanitaria. También calificó de "error" la apuesta por los macroproyectos, "las macroempresas y los macromataderos".

Etiquetas
Comentarios