Despliega el menú
Aragón

Empresas

Zufrisa detiene la fabricación de zumo en Calatorao y dedicará la planta a la recepción de la fruta

La empresa asegura que la decisión "es temporal", pero ha caído como un jarro de agua fría entre la plantilla y los agricultores.

Un trabajador de Zufrisa en una de las líneas de producción de la planta de Calatorao.
Un trabajador de Zufrisa en una de las líneas de producción de la planta de Calatorao.
Aránzazu Navarro

Cuando parecía que Zufrisa, empresa dedicada a la producción de zumos, cremogenados y concentrados de frutas, comenzaba a ver despejado su futuro tras duros años de trabajo para recuperarse del mazazo que sufrió en 2008 y que a punto estuvo de llevarle al cierre, los problemas han vuelto a la planta situada en Calatorao (Zaragoza).

La junta general de accionistas de la empresa -integrada en el grupo catalán Nufri después de que este comprara a su principal socio, Indulleida- decidió el pasado martes "por unanimidad" la paralización de la actividad industrial transformadora de frutas. Este órgano daba así el visto bueno a una propuesta realizada ese mismo día por el consejo de administración, que propuso además dedicar la planta a la recepción y logística de la fruta de los socios productores y del resto de proveedores.

La empresa insistió ayer en que este cese de la actividad es "temporal", que responde a la necesidad de "mitigar los resultados obtenidos sin dejar de dar servicio a los accionistas y productores del Valle del Jalón". Destacó, además, que en los próximos meses "se espera poder evaluar cuál es la mejor opción de viabilidad para la empresa" y aunque fuentes de la compañía reiteraron que el cierre de la producción no es definitivo, tampoco descartaron que podría serlo si finalmente no hay alternativa viable.

"Es un cese temporal de la actividad para dar un giro en la tendencia de la cuenta de resultados de los últimos ejercicios", insistieron desde la compañía, que no concretó si la situación económica que soporta está relacionada con el impacto provocado por la covid-19 en los mercados.

Inquietud en la plantilla

La decisión de los accionistas de Zufrisa, entre los que se encuentra el grupo catalán, pero también cooperativas y empresas frutícolas del valle del Jalón y el Manubles, así como agricultores de la comarca, cayó como un jarro de agua fría entre la plantilla -38 trabajadores fijos, que se amplían hasta los 45 en campaña-.

Según explicó ayer el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT, José Juan Arcéiz, la plantilla no conoce exactamente cuál será ahora su futuro ni a cuántos trabajadores podría afectar y cómo este cese de actividad. Arcéiz, que tiene previsto reunirse hoy con los delegados sindicales de la planta (todos ellos de UGT) para analizar la situación, destacó que por el momento la empresa no ha presentado ningún expediente de regulación de empleo.

La decisión también ha sido recibida como un mazazo por los agricultores. Aseguran que no se lo esperaban, pero reconocen que "algo se veía venir". Y es que la planta, que durante el verano procesa la fruta dulce de la comarca, y en invierno mantiene la actividad con la elaboración de zumos y cremogenados a partir de naranjas y limones, "llevaba ya un par de años que no trabajaba con cítricos", explicaron tanto Vicente López como Alberto Ortego, fruticultores de La Almunia y Calatayud, respectivamente, que lamentaron la situación y mostraron su preocupación por el impacto que esta decisión puede tener en los precios de las producciones que llegan a Zufrisa.

En este sentido se manifestó también Víctor Casado, integrante de la SAT Manubles y del grupo ecológico Saltamontes Bio. "No nos influye directamente, pero sí indirectamente, porque cada vez hay menos competencia", destacó Casado, que explicó que Nufri se hace cargo de la fruta de todo el valle para procesar: "Suele venir un camión diario o dos o tres en temporada alta", reconoció este agricultor, que advirtió que con el cierre de Zufrisa se daría una situación sangrante: "No es normal que en la zona de Calatayud y La Almunia, con toda la producción de fruta que tenemos, no haya una sola gran planta de procesado ni de elaboración".

Etiquetas
Comentarios