Despliega el menú
Aragón

Los Salesianos se irán de Monzón el próximo curso tras 70 años

El colegio, en el que estudian unos 600 alumnos, seguirá con una gestión laica pero con la dirección de la comunidad religiosa.

El patio del colegio de los Salesianos de Monzón
El patio del colegio de los Salesianos de Monzón
Salesianos

La Inspectoría Salesiana María Auxiliadora ha comunicado la suspensión de la comunidad religiosa de Monzón a partir del curso 2021/22 tras un periodo de casi 70 años en la capital mediocinqueña dedicados a la educación secundaria y profesional. A partir del próximo curso el funcionamiento del centro educativo, que seguirá siendo una obra salesiana, tendrá una gestión laical.

El alcalde de Monzón, Isaac Claver, lamentaba la "triste noticia que dejará un gran vacío". "La comunidad salesiana marcó un antes y un después en nuestra ciudad en ámbitos tan importantes como el educativo, social, laboral y religioso. Han contribuido al desarrollo personal y profesional de Monzón y por ello estaremos siempre agradecidos".

El anuncio de la suspensión de la comunidad religiosa de Monzón tenía lugar en la tarde de este jueves  tras un encuentro celebrado entre Ángel Asurmendi, Provincial de la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora, los salesianos y el consejo de la Comunidad Educativo Pastoral. Se inicia por lo tanto el proceso de acompañamiento y preparación de la salida de la comunidad religiosa aragonesa muy valorada en la ciudad del Cinca a donde recaló en 1952 –en pleno proceso industrializador de la ciudad- de la mano de la Hidro Nitro Española, cuyo propietario José María Peñaranda y Barea quiso crear una escuela elemental y profesional para los hijos de los empleados (la gran mayoría venidos de fuera de Monzón) pero que también se abrió a la localidad.

Los religiosos salesianos continuarán presentes en los proyectos educativos y pastorales de la casa, pero sin la existencia de una comunidad religiosa en la localidad montisonense, informa en un comunicado esta orden.

La decisión forma parte del discernimiento llevado a cabo por el Consejo Inspectorial dentro del contexto de revitalización del carisma iniciado en 2014 para las presencias salesianas de España. Esta compleja decisión cuenta con las orientaciones del Rector Mayor de la Congregación que animaba a “seguir con el proceso de reestructuración y diseño de las presencias de la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora”.

La salida de la comunidad religiosa será comunicada a las diferentes autoridades eclesiásticas y civiles aragonesas destacando que, aunque no exista comunidad residente en la localidad a partir del próximo curso, los proyectos educativos y pastorales de la casa continuarán adelante.

“Requerirá discernir cómo se concretará la organización y el funcionamiento de los diferentes órganos de animación y gestión que ya existen o la creación de otros nuevos, así como la presencia de algún salesiano para labores de acompañamiento y animación pastoral. De esta forma, la casa salesiana de Monzón comenzará a funcionar siendo una obra de gestión laical, como ya lo hacen otras de la Inspectoría. Contad con el acompañamiento del Consejo Inspectorial y los servicios inspectoriales para este proceso”, compartía Asurmendi tras la comunicación oficial.

En este sentido, los proyectos construidos desde Monzón por la comunidad salesiana junto a los seglares a lo largo de siete décadas de vida seguirán adelante para mantener su compromiso con la educación y evangelización de las futuras generaciones. “Una presencia salesiana que seguirá con las puertas abiertas dando respuestas a las necesidades que los nuevos tiempos presentan con la guía de María Auxiliadora y el trabajo de todas las personas que forman la familia salesiana en Monzón”, concluyen en su comunicado.

La oferta educación del centro abarca desde la ESO, el Bachillerato y la Formación Profesional (Fabricación y montaje, Gestión administrativa, Instalaciones eléctricas y automáticas, Mecanizado, Administración y Finanzas y Automatización Industrial y Robótica). En el centro se forman 600 alumnos. Además está la asociación juvenil Barasona que realiza colonias y el grupo de mujeres María Auxiliadora, además

En estos momentos la comunidad salesiana de Monzón la forman seis religiosos de los cuáles sólo dos dan clase. La situación de Monzón no es nueva dentro de esta orden que ya ha tenido que utilizar este formato en otras localidades donde gestiona colegios.

Uno de estos seis salesianos, Juan José Torán, explicaba que la decisión “ya se veía venir desde hace cuatro o cinco años. Nos volvemos mayores y se hace necesario cerrar e ir a otra estructura. Qué le vas a hacer, lo sientes pero vamos, no nos cae de sorpresa. Sentimentalmente te afecta porque llevas unos años aquí pero estamos acostumbrados, yo vine de Menorca a Monzón hace veinte años. El trabajo aquí seguirá, porque siempre habrá un salesiano en la dirección y volverá para hacer misas, pero no la residencia, nos trasladan en función de las necesidades”. Las comunidades más cercanas están en Huesca y Lérida aunque los destinos podrían ser otros diseminados por la geografía nacional.

El obispo de Barbastro–Monzón, Ángel Pérez, se refería en estos términos a este respecto: “Las vocaciones no caen del cielo con los bolsillos repletos de estrellas. Si servir a los demás no mola, no atrae a nuestros jóvenes, mañana tendremos una humanidad de tecnócratas sin alma, preocupados y pendientes únicamente de sus propios intereses. Hoy hemos enterrado a una Sierva de María, sor Rosario, cuya misión en su vida ha sido velar por nuestros enfermos y ancianos. A ti y a mí, ¿quién estará a la cabecera de la cama cuando estemos mayores o enfermos? ¿quién nos quitará el sudor o enjugará nuestras lágrimas o aprieta nuestra manos? ¿Quién se ocupará de educar en valores a nuestros hijos? No nos extrañemos que hagamos de este mundo una jungla inhabitable. Esto no se improvisa. Lo hemos gestado a conciencia porque creíamos que llegaríamos a ser los reyes del mambo y, al final, más solos, menos libres, menos fecundos y menos felices. La vida solo tiene sentido cuando uno se convierte en ofrenda, regalo para los demás”.

Etiquetas
Comentarios