Despliega el menú
Aragón

coronavirus en aragón

Las residencias de Aragón alcanzan los 211 fallecidos en la segunda ola y aún hay 58 focos activos

Las residencias alcanzan los 211 fallecidos en la segunda ola y aún hay 58 focos activos. Actualmente hay 723 internos y 259 trabajadores contagiados por coronavirus.

Bomberos de la DPZ, durante la desinfección de la residencia Santo Tomás de Daroca en abril
Bomberos de la DPZ, durante la desinfección de la residencia Santo Tomás de Daroca en abril
dpz

Las residencias de Aragón han rebasado la dramática barrera de los 200 fallecidos en esta segunda ola.Sanidad confirmó este jueves 211 decesos desde julio, 22 más que hace una semana. Desde marzo han perdido la vida 978 mayores, un 61,8% del total, que alcanza ya los 1.580 muertos.

Los centros de la Comunidad mantienen 58 brotes activos que afectan a 723 residentes y 259 trabajadores. Según datos del Gobierno de Aragón, en 11 de ellos solo hay usuarios contagiados y en 17, únicamente trabajadores. En 30 no obstante, el virus ataca tanto a unos como a otros. El mayor número de casos, hasta un 67,5%, se concentra en una decena de residencias. Preocupan especialmente las 87 personas que se encuentran hospitalizadas. Hay, además, otras 61 que han tenido que ser trasladadas a los centros covid de Casetas, Yéqueda o Gea de Albarracín.

En Daroca, la residencia Santo Tomás de Aquino suma ya al menos 48 infectados entre residentes y empleados. Solo en las últimas 24 horas se notificaron 38 casos más, a los que se unen otros seis que afectan a usuarios y que fueron comunicados el pasado martes y tres más notificados el miércoles en tres miembros de la plantilla. Fuentes del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales explicaron que tanto esta consejería como Salud Pública están trabajando ya en el centro. En concreto, realizan labores de sectorización y ayudan en la aplicación del plan de contingencia.

También hay problemas en la residencia del IASS de Alagón, donde, según ha podido saber este diario, se han confirmado dos positivos en los últimos días y varios usuarios permanecen aislados en sus habitaciones a la espera de que se les practiquen PCR.

Otras, como residencia municipal San Íñigo de Calatayud, que sufrió un brote con 62 infectados a finales de septiembre, dan ya la expansión por controlada. "En la última semana han dado tres trabajadores positivo. El miércoles se hicieron pruebas tanto al resto de empleados como a los residentes. Hay un cribado continuo", recalcó el alcalde de la localidad, José Manuel Aranda.

Mientras, en Épila aseguran que la situación está "normalizada". "Se han suspendido las visitas y funciona bien2, indicó su regidor, Jesús Bazán, en referencia a la residencia de Nuestra Señora de Ródanas, especialmente castigada por la primera ola.

En la provincia de Huesca, Sanitarios del centro de salud Pirineos tienen previsto desplazarse este viernes a la residencia de ancianos Misioneras del Pilar, en la avenida del Doctor Artero de la capital oscense para realizar PCR a todos los usuarios del centro, que son alrededor de 60, según indicaron ayer desde el propio geriátrico. Sanidad había comunicado al geriátrico que las pruebas se harían el martes, pero se han retrasado. De momento, no se ha confirmado la existencia de un brote de covid, ya que los residentes se encuentran bien y están asintomáticos.

Durante esta segunda ola de la pandemia, en la ciudad de Huesca el foco de contagios más importante se produjo a principios del pasado mes de septiembre en la residencia López Novoa, también conocida como las Hermanitas, donde llegaron a registrarse 90 positivos entre usuarios, monjas y personal laboral. La covid provocó la muerte de varios ancianos.

Otros casos

En Barbastro, la congregación de las Siervas de María ha perdido a uno de sus integrantes más veteranas, la hermana sor Rosario Suberviola Pascual, que falleció la pasada madrugada a los 89 años, según confirmaron desde la Diócesis de Barbastro-Monzón.

La religiosa se encontraba desde el pasado día 17 confinada en su convento en la calle de las Fuentes, en el céntrico barrio de San Joaquín, tras ser detectarse ocho contagios que afectaron a la totalidad de la comunidad y a la responsable de la cocina.

Por otra parte, el brote detectado en los últimos días en la residencia de mayores de Terriente, en la comarca de la Sierra de Albarracín, obligó ayer al Departamento de Servicios Sociales de la DGA a derivar a diez usuarios al centro zaragozano de Casetas, preparado para asistir a afectados por covid. Por la mañana fueron trasladados cinco residentes y por la tarde otros cinco. Para atajar los contagios, la residencia ha sido sectorizada y los mayores han sido aislados en sus habitaciones con la ayuda del Ejecutivo.

Etiquetas
Comentarios