Despliega el menú
Aragón

coronavirus en aragón

Las ucis alcanzan los 76 ingresos por covid en Aragón y Sanidad ultima un refuerzo de 25 camas

El Servet podría abrir hasta nueve más y el Clínico, seis. #El Royo reconvierte su capilla para atender más pacientes.

Camas habilitadas en la capilla del hospital Royo Villanova, en Zaragoza
Camas habilitadas en la capilla del hospital Royo Villanova, en Zaragoza
DGA

El alto número de ingresos mantiene en una situación de máxima tensión a los hospitales de Aragón. La consejera de Sanidad, Sira Repollés, admitió este miércoles que solo quedan 15 ucis disponibles para pacientes con coronavirus, aunque, si se necesitan, podrán habilitarse otras 25 más en cuestión de 24 horas: nueve en el Miguel Servet, seis en el Clínico, cuatro en el Royo Villanova, tres en el Provincial, dos en el San Jorge de Huesca y otras tantas en el hospital de Barbastro.

Estas aperturas no afectarían, según la DGA, a las operaciones urgentes ni ocuparían espacios semiquirúrgicos. "No estamos bien, pero tampoco comprometidos", incidió, al tiempo que recordó que en las peores semanas de la pandemia hubo 1.065 ingresos, de los que 147 eran pacientes de uci. El propio presidente de Aragón, Javier Lambán, garantizó que la Comunidad "tendrá ucis". "El sistema sanitario aragonés está demostrando su altísima calidad y unas grandes prestaciones, y lo va a seguir demostrando", dijo.

En estos momentos, según los últimos datos del Gobierno aragonés, hay 518 enfermos en planta y 76 en intensivos. Especialmente complicada es la situación del Servet y el Clínico. El primero mantiene 23 ucis ocupadas , las mismas que el Lozano Blesa. Mientras, el Royo Villanova tiene siete y el hospital de Nuestra Señora de Gracia, el Provincial, dos. En los hospitales privados, en cambio, solo hay tres ocupadas: dos en la clínica Montpellier y una en el Hospital Quirón.

Lambán: "El sistema sanitario aragonés está demostrando su altísima calidad y unas grandes prestaciones, y lo va a seguir demostrando"

La consejera recordó que la Comunidad posee 102 respiradores "de última generación" listos para funcionar "sin ningún tipo de restricción", así como que en la Feria de Zaragoza hay 400 camas a disposición del Salud.

Trabajadores del Servet, donde también se han preparado nuevas camas, incidieron, no obstante, en que, de cara a los próximos días y semanas, las dificultades no van a estar tanto en el número de camas, respiradores o monitores, sino en la falta de personal. "No hay enfermeras ni técnicos en cuidados auxiliares", advirtieron.

Fuentes sindicales aseguraron que en la madrugada del martes hubo en torno a una decena de pacientes en cama que tuvieron que permanecer en el pasillo. Desde el hospital admitieron "saturación" en Urgencias, un problema que afecta, sobre todo, a quienes están a la espera de resultados o tienen que ser ingresados. Aclararon, en todo caso, que no se trata de pasillos como tal, sino de "áreas dotadas para la atención sanitaria".

El Clínico, por su parte, tiene ya lista su ‘ampliación’. "Se está ultimando todo lo relativo al material y al personal, pero esto solo supondrá una mínima ayuda", advirtieron profesionales del Lozano Blesa.

En el Royo Villanova se han habilitado seis camas de intensivos en la antigua capilla del hospital. Se trata de una actuación prevista en el plan de contingencia del centro para la que han tenido que hacerse pequeñas obras de adecuación que han requerido de una inversión de 320.000 euros. este miércoles, de estas seis nuevas camas, que elevan el total de ucis disponibles hasta las 16, había dos ya ocupadas.

En el hospital San Jorge de Huesca, la situación se mantuvo estable con 43 ingresados en planta (uno menos que el lunes) y ocho en la uci (los mismos). En esta última unidad todavía quedan tres camas libres. Mientras, el Hospital de Barbastro sí llenó ayer sus cuatro plazas disponibles de uci y siguió con los mismos pacientes en planta (31). A ellos hay que unir tres ingresos más en el Centro de Especialidades de Fraga y otros tantos en la clínica privada Viamed Santiago de Huesca.

En Teruel, las ocho camas de la uci del hospital Obispo Polanco estuvieron ocupadas durante toda la mañana con seis pacientes covid y dos con otras patologías. Solo por la tarde se produjo un alta médica que permitió contar con una plaza libre.

La falta de médicos intensivistas impide ampliar el número de plazas y la situación podría empeorar en noviembre, cuando uno de los especialistas se traslada definitivamente a otro destino y no está seguro que los refuerzos de personal que llegan del Miguel Servet de Zaragoza continúen. La planta de medicina interna, reservada para enfermos covid, se ha llenado esta semana, por lo que los pacientes infectados son instalados también en la planta cuarta.

La disponibilidad actual

Al margen de las tras capitales, preocupa la situación en municipios como Calatayud. Ayer, su alcalde, el popular José Manuel Aranda, envió una carta a la consejera de Sanidad para reclamar una uci para el hospital Ernest Lluch, que da servicio a esta comarca y a otras colindantes como la del Aranda, Daroca y parte de Valdejalón. Si se accediese, incidió el regidor, Aragón podría contar hasta diez camas más.

Según los últimos datos del Gobierno de Aragón, quedan 1.156 camas de hospitalización convencional y 41 uci con respirador, a las que habría que añadir otras 10 sin respirador. El problema está en que, al margen de los pacientes de covid, hay más de 70 personas ingresadas por otras patologías, según datos facilitados a principios de semana por el Ejecutivo regional.

Etiquetas
Comentarios