Despliega el menú
Aragón
#YoComproEnAragón

Con un salvoconduducto en la cartera para estudiar en Tarazona y Tudela

Alumnos y profesores de los institutos de ambos municipios viajan diariamente entre una comunidad y otra. Estos días toca recoger certificados para poder circular

La ciudad se ha centrado en cuidar su patrimonio e infundir en las nuevas generaciones la conciencia de su preservación, amén de honrar a sus ilustres y hacer hincapié en la difusión cultural.
La ciudad se ha centrado en cuidar su patrimonio e infundir en las nuevas generaciones la conciencia de su preservación, amén de honrar a sus ilustres y hacer hincapié en la difusión cultural.
Laura Uranga

El confinamiento de Navarra durante 14 días a partir de mañana va a vivirse en primera persona en la comarca de Tarazona y el Moncayo. El intercambio diario de alumnos y profesores entre la capital turiasonense y Tudela es importante, al igual que el de trabajadores y vecinos que pasan de una comunidad a otra a hacer compras y acudir a algunos servicios. El salvoconducto garantiza la movilidad de los primeros, pero el comercio local de ambos territorios va a resentirse de esta restricción.

"Esta mañana he firmado unos 15 certificados de matrícula y horario lectivo, por la tarde dos y me quedan otros 12 que posiblemente los solicitarán mañana (por hoy)", explica el director del instituto Tubalcaín de Tarazona, Tomás Zueco.

Entre estudiantes y docentes calcula que hay una treintena de personas que van a tener que hacer uso de este ‘pasaporte’ para poder asistir a clase o darla. Hay chicos que vienen a cursar el Grado Medio de Electromecánica de vehículos o el Superior de Desarrollo de Multiplataformas desde poblaciones de la Ribera de Navarra como Tudela, Cascante y Murchante, principalmente. La localidad turiasonense está situada a media hora de viaje por carretera, unos 24 kilómetros, y lo prefieren a desplazarse hasta Pamplona o Soria.

"Luego también tenemos profesores que acuden desde Tudela, Logroño y Alfaro que tienen que pasar por Navarra, porque la alternativa supone un rodeo importante", añade Zueco. Recuerda que durante el confinamiento ya tuvieron que usar algunos salvoconductos para docentes y jóvenes que tenían que hacer algunas prácticas en empresas, pero "mínimos" en comparación con los de ahora.

El trasiego educativo también se produce en sentido contrario. Alrededor de medio centenar de estudiantes turiasonenses se desplazan a diario al centro integrado politécnico ETI de Tudela. Al igual ocurre con chavales que acuden a cursar la ESO y bachillerato a institutos navarros.

"Estamos a tan solo medio kilómetro de la frontera con Navarra, por decirlo de alguna forma. Estas dos semanas nos vamos a sentir extraños cuando salgamos a la carretera y no podamos tirar hacia una de las direcciones", comenta la alcaldesa de Malón, Ana Carmen Calavia.

Esta localidad de poco más de 350 vecinos empadronados se encuentra a un cuarto de hora de hora del centro económico y comercial de la Ribera de Navarra.

"Muchos vecinos trabajan en Tudela, como mi marido, mis dos hijos y mi nuera. Aislados no nos vamos a quedar, por supuesto, pero sí es verdad que estamos acostumbrados a ir a coger el tren a Tudela y a hacer grandes compras a supermercados y tiendas, al dentista o al taller mecánico", apunta.

Lamenta el perjuicio comercial que puede causar a los negocios así como los inconvenientes para las relaciones familiares y sociales que se van a ver interrumpidas por unos días. "Hay personas de Malón casadas con gente de Ablita que viven allí y que están acostumbrados muchos días a venir a ver a sus padres y familiares".

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios