Despliega el menú
Aragón

I+D+i

La empresa investiga en (y con) la Universidad

El nuevo laboratorio de Magapor analiza la toxicidad de las sustancias de los envases de las dosis seminales del porcino.

El nuevo laboratorio de Magapor analiza la toxicidad de las sustancias de los envases de las dosis seminales del porcino
El nuevo laboratorio de Magapor analiza la toxicidad de las sustancias de los envases de las dosis seminales del porcino
Magapor

Magapor, la empresa especializada en tecnologías aplicadas a la reproducción artificial porcina, tiene un nuevo centro de investigación. Pero en esa ocasión, las instalaciones no están situadas en su sede de Ejea de los Caballeros, sino que se han hecho un hueco en la Universidad de Zaragoza. Su nuevo laboratorio estará situado en el Centro Mixto de Investigación con Empresas (Ceminem), creado para "generar confianza entre los grupos de investigación y las empresas a través de la convivencia en un espacio físico", como lo define María Pilar Zaragoza, vicerrectora de Transferencia e Innovación Tecnológica de la Universidad de Zaragoza. Y se centrará en la identificación y cuantificación de las sustancias que se transfieren directamente desde los plásticos al producto, en este caso, a las dosis seminales.

"En este campo no hay casi nada hecho y casi nada publicado. Lo que hay ha salido de nuestro laboratorio y de la colaboración que mantenemos desde hace años con Magapor", explica Cristina Nerín, catedrática del departamento de Química Analítica y directora del proyecto. Nerín insiste en la importancia de esta investigación porque dichas sustancias en contacto con el semen pueden reducir drásticamente la capacidad de fertilización, "por lo que es imprescindible tener una buena identificación y cuantificación de las mismas".

El nuevo laboratorio no solo contribuirá a agilizar "mucho" las líneas de investigación de Magapor. Lo explica su director general, Jesús Mena, y la directora técnica de la empresa, Raquel Ausejo, que señalan que esta nueva instalación en Zaragoza pretende además "retener el talento del país". Para ello generará tres contratos postdoctorales, especializados en reproducción e inseminación artificial, a los que se sumarán dos técnicos de laboratorio. Unos puestos de trabajo que, según la compañía cincovillesa, irán aumentado progresivamente en los próximos años sumándose a los equipos de I+D+i que desarrollan sus líneas de trabajo en los campos de la ingeniería y la biotecnología desde las instalaciones de la empresa en Ejea de los Caballeros.

Estas instalaciones recien estrenadas contarán con moderna tecnología entre la que destacan los sistemas Casa, la citometría de flujo y "otros equipos para el análisis profundo de la célula espermática", que se complementarán con el equipamiento del Departamento de Química Analítica de la Universidad de Zaragoza, señala Ausejo.

Etiquetas
Comentarios