Despliega el menú
Aragón

triubunales 

Bellido defiende la necesidad de aprobar una nueva ley de Sanidad adecuada a la pandemia

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) cree que la norma de 1986 no responde a la situación actual, que no había vivido España desde la epidemia de la gripe en 1918.

El presidente del TSJA, Manuel Bellido, ha comparecido hoy en las Cortes de Aragón.
El presidente del TSJA, Manuel Bellido, en una foto de achivo de su comparecencia en las Cortes de Aragón.
Guillermo Mestre

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), Manuel Bellido, no ha querido pronunciarse sobre el decreto ley aprobado este lunes por el Gobierno aragonés para hacer frente a la situación de la pandemia durante su comparecencia en las Cortes de Aragón. No obstante, sí ha apuntado la necesidad de que el Estado apruebe una nueva ley General de Sanidad debido a que se aprobó en 1986 y no responde a la situación actual porque la última epidemia vivida en España fue la gripe de 1918.

Bellido ha comparecido en las Cortes de Aragón con la memoria de TSJA de 2019 el mismo día que el Ejecutivo ha decidido medidas para tratar de frenar la expansión del coronavirus. “No me atrevería a pronunciarme sobre lo que deberían cambiar, pero estamos en una situación de pandemia global. La última que ocurrió fue en 1918 con la gripe española”, ha manifestado.

El presidente del TJSA ha agregado que la ley de Sanidad que se aplica no pensaban en la situación actual. Por eso, ha defendido que “el Estado debería aprobar una ley más adecuada” porque se aplica la normativa de 1986 de Sanidad y la del estado de alarma, “pero la situación en España, el resto de Europa y el mundo justifique que se legisle para atender una coyuntura tan grave sobre la que no se ha reflexionado desde unas décadas”. 

Bellido ha defendido que las nuevas leyes estén "bien hechas" y que "se ajusten a la realidad social en cada momento". "La ley sanitaria que se aplica es de 1986 y entonces nadie pensaba que iba a ocurrir esta pandemia actual porque la últimna fue en la gripe de 1918. Nadie pensaba que iba a pasar esto en España", ha agregado.

Además ha agregado que “ya han pasado unos meses” (ocho exactamente desde que se decretó el estado de alarma el pasado mes de marzo) y “las previsiones no son muy halagüeñas, hasta que no se encuentre una vacuna”, por lo que cree que se deben “adaptar las normas a la situación en la que nos encontramos”.

Sin embargo, el presidente del TSJA ha sido más prudente a la hora de responder sobre la actuación del Gobierno de Aragón. "No puedo pronunciarme sobre el decreto ley frente a la Justicia porque no lo he leído, pero las Cortes de Aragón cumplen su función y el Gobierno aragonés, dictando sus normas, el suyo", ha declarado. "Como el Poder Judicial de revisar la actuación de la Administración. Es muy importante que haya un marco normativo, adecuado y bien hecho. Eso facilita el trabajo de los jueces", ha manifestado. 

Bellido fue claro al no pronunciarse sobre si el decreto ley puede facilitar el confinamiento, primero porque pertenece este control del Ejecutivo a la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA y él no puede adelanta la posición de sus compañeros magistrados. En este sentido, ha reconocido que después de la decisiòn judicial que bloqueó la decisión de la DGA sobre la no autorización del confinamiento perimetral de La Almunia, los  servicios jurídicos que elaboran las normas tendrán en cuenta esas circunstancias, las resoluciones judiciales anteriores y la situación real de la pandemia.

Asimismo, ha explicado a los diputados de la Comision de las Cortes, sin entrar en el fondo de las resoluciones, las diferencias entre el confinamiento de Ejea, que lo resolvió un tribunal del Contencioso Administrativo y lo aceptó, mientras que en el de La Almunia de Doña Godina fue la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA, que la denegó porque hubo una resolución de la ley 3/2020 que atribuía la competencia a estas salas.

 "Fueron dos órganos jurídicos distintos que resolvieron e interpretaron las normas de manera distinta. Por eso es tan importante que las leyes estén bien hechas y se ajusten a la realidad porque eso facilita la interpretación de los tribunales", ha agregado.

Etiquetas
Comentarios