Despliega el menú
Aragón

El Gobierno de Aragón anunciará este lunes nuevas restricciones para intentar frenar el avance del virus

Las tres capitales de provincia suman 2.457 nuevos casos por coronavirus en una semana. Los ingresos en uci se disparan a 73, siete más en un día, y quedan 34 camas libres con respirador.

Un enfermero de urgencias del O61 hace una PCR a una paciente
Un enfermero de urgencias del O61 hace una PCR a una paciente
Toni Galán/EFE

Los contagios por coronavirus aumentan en las tres capitales de provincia aragonesas, que en la última semana han incorporado 2.457 nuevos casos.Teruel ciudad, con una incidencia acumulada en ocho días de 713,29 casos cada 100.000 habitantes, supera a Huesca (506,28) y a Zaragoza (286,22). Estos tres municipios notificaron ayer 389 positivos (Zaragoza, 305; Huesca, 41; y Teruel, 43), el 66% del total de Aragón (589). El domingo pasado, Salud Pública informó de 241 infecciones entre estas tres ciudades.

El aumento de positivos se refleja también en una mayor presión hospitalaria. De hecho, los ingresos en las unidades de cuidados intensivos se han disparado a 73, siete más en las últimas 24 horas, y, teniendo en cuenta la ocupación con pacientes covid y de otras patologías, hay 34 camas disponibles con respirador. Desde la segunda quincena de septiembre, Aragón no ha bajado de 60 enfermos con coronavirus en las ucis (salvo el 3 de octubre, que tenía 59), y la ocupación publicada ayer en el Portal de Transparencia del Gobierno de Aragón muestra que es la cifra récord durante la segunda onda epidémica. En el hospital San Jorge de Huesca se ha ocupado ya hasta la cama que tienen de reserva, la número 11. Es la primera vez que ocurre en la segunda oleada. Los datos publicados ayer corresponden a los resultados de 1.983 PCR de 2.312 pruebas realizadas, que arrojan una tasa de positividad del 17,97% y un 42% de asintomáticos.

En la provincia de Teruel, aunque el dato global de nuevos casos confirmados pareció dar ayer un ligero respiro, al descender a 88 frente a los 113 registrados el día previo, la situación sigue siendo preocupante y de ningún modo se debe bajar la guardia. El nivel de contagios puede considerarse todavía muy alto, ya que en los siete días anteriores, del 11 al 17 de octubre, los positivos acumulados sumaron 472, la cifra más alta en un plazo de siete días de toda la pandemia. Si bien es cierto que en el área de salud Teruel Centro los casos positivos fueron ayer 16 -14 menos que el día anterior-, la incidencia subió sin embargo en la zona de Teruel Ensanche, que pasó de 16 positivos a 28. En la localidad de Cella se registraron 9 casos -cuatro menos que el día anterior- y Albarracín, con muy pocos afectados hasta ahora, despuntó ayer con nueve positivos.

En Huesca, el sector sanitario de Barbastro notificó 25 casos. Se da la circunstancia de que la máquina que realiza las analíticas de los PCR en el hospital de este municipio oscense está averiada desde hace dos días. Las pruebas se están enviando fuera, lo que provoca un retraso al tener los resultados, según sindicatos médicos.

Ante el "riesgo extremo"

El Gobierno de Aragón prevé aprobar este lunes en Consejo de Gobierno nuevas restricciones para tratar de frenar la expansión del virus. Estas medidas irán en la línea del nuevo plan de actuación frente a la covid-19 que negocia el ministerio con las comunidades, y que sitúa a Aragón en "riesgo extremo". Podrían entrar en vigor mañana martes, después de que se publiquen en el Boletín Oficial de Aragón. Estas actuaciones de carácter excepcional podrían contemplar la limitación de la movilidad de las personas, cierres perimetrales, aforos restrictivos para el comercio y la hostelería y una menor ocupación en trenes y autobuses. Asimismo, se restringirán los grupos sociales a un máximo de seis personas. Estas nuevas limitaciones, que se concretarán hoy, afectarán a toda la Comunidad.

Grañén suma 89 positivos y un muerto desde inicios de mes

El repunte de casos positivos registrado en la zona de salud de Grañén se ha cobrado ya su primera víctima mortal, con el fallecimiento de una mujer de edad avanzada y vecina de la localidad de Frula. Además, el número de contagios sigue creciendo. Ayer se registraron otros 9 positivos, lo que eleva a 89 el total de casos detectados desde el inicio de este mes de octubre, momento en el que la situación epidemiológica cambió de forma radical y el número de positivos inició una trepidante escalada. De hecho, como ejemplo, solo hubo 10 casos en todo el mes de septiembre y de febrero a octubre, 73.

El coordinador del centro de salud de Grañén, Domingo Ara, habla de la existencia de una "clara transmisión comunitaria", sin que haya podido establecerse un foco inicial que explique el repunte, que sigue sin afectar a las dos residencias de mayores del municipio. Los casos se localizan en entornos familiares y laborales. Ara insiste en la necesidad de que la población cumpla con las medidas de contención: mascarilla y distancia social. El centro no ha recibido ningún refuerzo y la plantilla habitual realiza el seguimiento de los casos. Para tratar de reducir la movilidad y frenar los contagios, el alcalde de Grañén, Carlos Sampériz, tiene previsto cerrar mañana parques y plazas, y de nuevo ofrece la ayuda del Consistorio a aquellos vecinos aislados o en cuarentena que necesiten realizar compras de alimentos o medicamentos. 

Seis personas de dos familias en el barrio turolense de Pomecia

Las pruebas de covid realizadas en los últimos días en los centros de salud de la capital turolense han detectado un brote en el barrio de Pomecia, con seis casos positivos acumulados entre dos familias de esta zona de la ciudad.

Ninguno de los afectados ha tenido que ser hospitalizado. Todos ellos permanecen aislados en sus casas guardando cuarentena, a la espera de que la enfermedad evolucione favorablemente.

El barrio, situado entre la Vía Perimetral y el casco histórico de la ciudad, está ocupado principalmente por población de etnia gitana y es una de las zonas más degradadas de la ciudad urbanísticamente

Los mismos vecinos indicaron que las personas que se han contagiado tienen algo de fiebre y dolor de garganta, como síntomas principales. No obstante, estas fuentes no ocultaron su preocupación por la situación. "Esperemos que no haya más contagios; ojalá no vaya a más, porque no se sabe bien las consecuencias que puede tener esta enfermedad", afirmó una mujer joven. 

Etiquetas
Comentarios