Despliega el menú
Aragón

terrorismo

Un escrito de la etarra Zaldua la vincula al comando que asesinó a Giménez Abad

Una prueba caligráfica podría conducirla al banquillo junto al terrorista Mikel Carrera como coautora del atentado.

Miren Itxaso Zaldua fue detenida por la Policía en Hernani en julio.
Miren Itxaso Zaldua fue detenida por la Policía en Hernani en julio.
CNP

La etarra Miren Itxaso Zaldua podría ser juzgada por el asesinato del presidente del PP, Manuel Giménez Abad, junto a su compañero de ETA, Mikel Carrera Sarobe, alias Ata. A su detención el pasado 21 de julio, debido al reconocimiento fotográfico de un testigo que aquel 6 de mayo de 2001 estaba en la calle de Cortes de Aragón, se sumó hace unos días el resultado de una investigación de la Policía Nacional sobre una prueba caligráfica. Tras analizar su escritura, los agentes concluyen que la histórica de ETA estaba en el comando Basajaun que cometió el atentado.

La abogada Carmen Ladrón de Guevara, representante de la familia del político aragonés, explicó a HERALDO que las conclusiones del informe policial sobre un documento que intervinieron al dirigente etarra Juan Fernández Iradi, ‘Susper’, en su detención en Tarbes (Francia) en octubre de 2002, facilita argumentos suficientes para pedir la apertura de juicio oral y acusar a la etarra Miren Itxaso Zaldua junto a Mikel Carrera Sarobe.

El papel de ocho líneas escrito en euskera recoge una cita orgánica entre la dirección de ETA con el comando Basajaun, al que pertenecían entonces los dos etarras. Al solicitarle a Zaldua que escribiera unas líneas para comparar la caligrafía, el informe de la Policía llega a la conclusión de que es la misma letra.

La defensa de la terrorista ha pedido al juez Santiago Pedraz, titular del juzgado número 1 de la Audiencia Nacional, que interrogue a varios testigos que apoyarán su versión de que ella no estuvo en Zaragoza el 6 de mayo de 2001 por la tarde. De hecho, cuando la detuvieron, Zaldua manifestó ante el magistrado que esa tarde se encontraba en el cine y que se enteró del atentado cuando salió y puso la radio. Aun así, no precisó el lugar donde estaba y el juez ordenó su prisión provisional en la cárcel de Soto del Real.

La Policía y la Guardia Civil han aportado sendos informes de inteligencia respecto del comando Basajaun, cuyos atentados cometidos a principios de este siglo tardaron bastante tiempo en aclararse y en poder localizar pruebas para acusar a los terroristas.

Los cinco testigos que han reconocido ante la Policía Nacional a Mikel Carrera Sarobe como el autor del asesinato de Giménez Abad agregaron, además, que huyó con una mujer por la calle Princesa hasta la avenida de Goya. Allí se cruzaron con los seguidores del equipo de fútbol del Numancia que iban a la Romareda para ver el partido contra el Zaragoza. 

El auto del juez precisó que Ata se cruzó con "una mujer bajita, de mofletes rollizos, ojos negros, que vestía de color oscuros y con gorro tipo bombín y abrigo largo" a pesar de estar en pleno mayo. El papel de la mujer era dar seguridad a cierta distancia al autor de los tres disparos por la espalda al político aragonés. Al cruzarse los dos terroristas, Carrera le entregó un objeto (pudo ser la pistola) y después de que ambos huyeron en direcciones opuestas.

Etiquetas
Comentarios