Despliega el menú
Aragón

Salud asegura que no puede trasladar intensivistas a la fuerza y en Teruel piden más personal

Admite que los hospitales periféricos tienen problemas de ocupación, pero afirma que son situaciones puntuales. La formación Cesm exige al Gobierno aragonés que tome medidas o dimita.

Sala de UCI del hospital obispo polanco de Teruel. Foto ANtonio Garcia/bykofoto. 19-10-15 [[[HA ARCHIVO]]]
Sala de UCI del hospital obispo polanco de Teruel. 
Antonio Garcia/Bykofoto

El director general de Asistencia Sanitaria del Gobierno de Aragón, José María Abad, quiso zanjar este viernes la polémica surgida por la falta de camas de uci en los hospitales, especialmente los de Huesca y Teruel, debido a la escasez de intensivistas. Tras insistir en que la DGA ha ofertado todas las plazas disponibles, afirmó que no se puede obligar a un profesional a trabajar en el sistema sanitario aragonés o a aceptar un contrato laboral en un centro que no sea de su agrado.

Abad manifestó que la DGA "no tiene herramientas legales para obligar a los profesionales a desplazarse de un centro a otro para cubrir carencias puntuales", rechazando así la petición que hacen los intensivistas de Teruel. Recordó que hasta ahora todos los movimientos de médicos han sido mediante incentivación "y apelando a la voluntariedad de los profesionales". Remachó que lo único que se puede hacer es intentar que, "de forma voluntaria", los médicos se movilicen.

Colapso en Huesca y Teruel

Sin embargo, médicos y sindicatos piden una solución a la carencia de recursos humanos en los hospitales periféricos, que con la llegada de la covid se ha hecho más acusada, llegando a provocar el colapso de las ucis de Teruel y Huesca. Las unidades de cuidados intensivos de ambas provincias han tenido que derivar pacientes en estado crítico a Zaragoza al quedarse sin camas. En el caso de Teruel, el viaje por carretera dura dos horas.

Pese a todo, Abad aseguró que por ahora la capacidad hospitalaria en Aragón es "suficiente", incluida la de las ucis. Admitió que hay problemas de ocupación en algunos hospitales periféricos, pero dijo que han sido "situaciones puntuales". Reconoció que hay traslados de pacientes de un centro a otro, pero también los tachó de "puntuales" y agregó que esto no es nada nuevo, "ha ocurrido siempre y seguirá ocurriendo".

El jefe de la uci del hospital Obispo Polanco de Teruel, José María Montón, envió este viernes una carta a la dirección del centro comunicándole que el personal existente no basta para cubrir las guardias y que es preciso contar con más recursos humanos en una unidad vital en esta pandemia. Para salir del paso, pide que se intensifique el apoyo que recibe de intensivistas del Servet y propone que los profesionales acudan a Teruel 15 días al mes más. Ayer quedó libre una de las ocho camas de la uci, pero desde el pasado domingo la unidad ha estado llena.

Planificar correctamente

El presidente del Colegio de Médicos de Teruel, Ismael Sánchez, manifestó que el Gobierno aragonés tiene "capacidad" para modificar la normativa vigente en busca de fórmulas para paliar el grave problema de falta de médicos, siempre con el acuerdo de sindicatos y Administración sanitaria. "Son ellos los que tienen las herramientas para llegar a un consenso", dijo.

Sánchez subrayó que lo fundamental es "planificar correctamente los recursos humanos" y "que al médico se le considere de acuerdo a su preparación y responsabilidad". "Solo así se podrán cubrir todas las plazas", indicó. El representante colegial destacó que la falta de médicos en los centros periféricos es un problema endémico, como prueba el hecho de que exista a nivel estatal y autonómico un pacto entre Sanidad y sindicatos para incentivar a los profesionales en puestos de difícil cobertura. Sánchez destaca que el acuerdo "no funciona".

Más tajante se mostró el delegado del sindicato médico CESM en Teruel, Jesús Martínez Burgui. "Es competencia del Gobierno aragonés dar una solución para que todo el territorio tenga una sanidad adecuada", dijo. "Si no pueden hacerlo, que dimitan". "O toman las decisiones adecuadas -reiteró- o deberían irse". Agregó que hay "multitud de maneras para solucionar el problema", pero "son ellos quienes deben ponerlas sobre la mesa, mojarse y tirar para adelante". Y apremió a que se adopten medidas con Teruel "en un tiempo en el que es necesario ayudar a los demás".

Por su parte, el portavoz de Fasamet en Teruel, Mariano Lozano, afirmó que "incentivar a los profesionales es la única solución, nunca se puede obligar a alguien a trabajar en un lugar determinado". Cuestión distinta sería, destacó, que la DGA decretara el estado de alarma en la Comunidad, lo que le permitiría contar con una normativa específica y distribuir los recursos asistenciales en función de las necesidades.

Etiquetas
Comentarios