Despliega el menú
Aragón

Cepyme urge a suprimir el régimen especial de autónomos y alerta de la situación límite

La Confederación critica la "discriminación" del colectivo y pide soluciones "sensatas" contra el virus. En la Comunidad hay 99.811 autónomos, de los que 13.774 son empleadores.

Fernando Luna, Aurelio López-Hita y Juan Cércoles, este viernes en la sede de Cepyme Aragón
Fernando Luna, Aurelio López-Hita y Juan Cércoles, este viernes en la sede de Cepyme Aragón
HA

La Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa Aragonesa (Cepyme Aragón) reclamó este viernes la supresión del régimen especial de autónomos, un sistema de cotización "absolutamente injusto" a juicio de su presidente, Aurelio López de Hita, que agrava una situación ya de por sí "límite". Tanto él como los representantes de Huesca y Teruel, Fernando Luna y Juan Ciércoles, respectivamente, aseguraron que el sistema actual, ideado hace ya más de cuatro décadas, no sirve, e incidieron en que si todos los autónomos cotizasen en el régimen general ahora "tendrían derecho al paro o a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo".

El colectivo cree que la pandemia ha evidenciado aún más la "desprotección" de los autónomos. "En ningún otro país existe esta figura. Una vez más, somos diferentes", afirmaron. Cepyme elevará esta propuesta a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales de Aragón y el resto de España. López de Hita recordó que en la Comunidad hay 99.811 autónomos, de los que 13.774 son empleadores. "El régimen especial les discrimina y provoca agravios comparativos. No tienen las mismas prestaciones que el resto y al final de su vida laboral se encuentran con un escenario absolutamente perverso", expuso.

Se da la circunstancia, explicó el presidente de Cepyme Aragón, de que al ser el propio autónomo quien elige la base de cotización, muchos optan por la cuantía mínima, decisión que hace que las prestaciones futuras sean más bajas que en el régimen general.

Como ejemplo puso la pensión media de un autónomo, de 800 euros, frente a los 1.300 que puede cobrar cualquier otro trabajador. En caso de incapacidad permanente, la diferencia es de unos 300 euros y en el de viudedad, de más de 200. "Hablamos de un problema que requiere de una solución a gritos. Todo esto da lugar a situaciones demenciales, como la de los falsos autónomos", añadió. Otro punto clave, a juicio de la Confederación, está en la formación. Los trabajadores por cuenta propia no tienen acceso a cursos bonificados, una traba que cobra especial relevancia en el mundo actual, en el que resulta especialmente importante estar actualizado.

Para Cepyme Aragón, la situación actual requiere de medidas "serenas, sensatas, urgentes y con visión de futuro"; decisiones "que no estén sujetas en ningún caso a controversias políticas".

López de Hita se mostró especialmente crítico con la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez. A su entender, no se han impulsado políticas adecuadas. Tampoco se ha inspirado confianza. "Sectores como la hostelería, el pequeño comercio o el ocio están en una situación límite, sin apenas posibilidad de que sobrevivan como tejido empresarial. Han sufrido una inactividad total marcada por la carencia de ingresos y los gastos diarios. Se ha entrado en una situación horrorosamente dramática", aseveró.

"Es muy duro"

La organización cree que la economía española va hacia un endeudamiento del que costará años recuperarse y hacia la destrucción de parte del tejido empresarial. "La situación es muy dura. Aquí no caben maniobras de distracción. O remamos todos en la misma dirección o esto se va a hacer puñetas", recalcó, al tiempo que instó a "cuidar el sistema fiscal" y a que el "poco o mucho dinero" que venga de Europa se reparta "con cuidado y objetividad".

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios