Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Los empresarios aragoneses piden una normativa homogénea para aplicar la restricciones por la covid

La Cámara de Comercio de Zaragoza califica de “vergonzoso” la falta de acuerdo político en las medidas para frenar la pandemia y mantiene las previsiones económicas para 2020, en el que prevé una caída del 12.8% del PIB aragonés.

José Miguel Sánchez, director general de la Cámara de Comercio de Zaragoza y secretario de la Fundación Basilio Paraíso, y Marcos Sanso, catedrático de Análisis Económico de la Univesidad de Zaragoza, en la presentación del informe económico.
José Miguel Sánchez, director general de la Cámara de Comercio de Zaragoza y secretario de la Fundación Basilio Paraíso, y Marcos Sanso, catedrático de Análisis Económico de la Univesidad de Zaragoza, en la presentación del informe económico.
Cámara de Comercio

Los empresarios aragoneses lanzan un aviso. La crisis sanitaria, los continuos rebrotes y el avance de la covid-19, con el grave impacto que está teniendo sobre la economía, exige la elaboración de una normativa homogénea, unas medidas unificadas para todo el país «que eviten el bochornoso espectáculo que se ha vivido en Madrid» y dejen claro a los ciudadanos “a que deben atenerse en los pasos de una fase a otra”. Son las contundentes palabras con las que el director general de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, José Miguel Sánchez, ha pedido a los políticos “que dejen de discutir en el Parlamento” y ha recordado que este momento requiere “debatir menos sobre el espíritu del 78 y decidir cómo salvar a la gente”. Una decisiones que, en opinión de Sánchez, tienen que estar lideradas por profesionales y consensuadas en todo el territorio nacional, sea cual sea el color de su Gobierno. “Da vergüenza que no se pongan de acuerdo”, ha lamentado el director general de la Cámara, que ha insistido además en la necesidad de prorrogar los créditos ICO y sentarse ya a trabajar “sin dejarlo para el último momento” en la planificación de los ERTE, “porque el turismo no se va a recuperar hasta el próximo verano, como poco”, ha advertido Sánchez.

Así se ha pronunciado el director general de la Cámara de Comercio y secretario de la Fundación Basilio Paraíso durante la presentación del informe económico de Aragón 2019, elaborado por la Fundación Basilio Paraíso e Ibercaja, de cuyo análisis se desprende que la economía aragonesa cerró el pasado año “con una situación pre-covid satisfactoria, aunque con mayor desaceleración que España”, ha señalado el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza. Aragón creció en dicho ejercicio un 1,7% mientras el resto del país lo hacía en un 2%, con lo que la Comunidad se situó en el noveno puesto en el ranking de comunidades autónomas, aunque se mantuvo entre las regiones con mayor renta por habitante de España.

El número de parados descendió un 4,1% en 2019 al pasar, en promedio, de 68.300 en 2018 a 65.500 en 2019, convirtiendo así en la cuarta comunidad con menor tasa de paro (10,03%), solo superada por Navarra, País Vasco y La Rioja.

El informe detalla además que la mayoría de los indicadores de la economía aragonesa fueron positivos el pasado año, aunque fueron perdiendo fuerza a medida que avanzaba el año. Cayó la inversión tanto en construcción (-0,1%) como en bienes de equipo (-0,2%) mientras que la oferta mostró un mejor comportamiento en construcción, con un crecimiento del 3,5%, seguido de servicios, con un 2,3%.

La fortaleza la exhibió el sector exterior, que proporcionó un superávit de casi 2.000 millones de euros, “lo que supuso una notable contribución al crecimiento”, ha explicado Sanso.

Pero, el plato fuerte del informe lo protagoniza el estudio específico de la rentabilidad y la productividad de las compañías aragonesas “que contribuye a proporcionar una perspectiva netamente empresarial al informe”, ha detallado el catedrático. Y esta perspectiva destaca que la rentabilidad promedio de Aragón supera en más de tres décimas la alcanzada en 2018, al llegar hasta el 3,79%, aunque es cierto que solo aumentó en Zaragoza. Además y por primera vez desde 2008 “no existen sectores con rentabilidad negativa promedio de sus empresas en Aragón”. Destaca además el comportamiento del sector de la automoción, “en el que se evidencia un cambio estructural que ha permitido que tanto su rentabilidad como su productividad –que entre 2006 y 2012 eran las peores de la Comunidad– hayan dado un vuelco hasta situarse por encima de la media nacional.

Pero estos datos quedan lejos, ha reconocido Sanso, porque la crisis sanitaria que nadie preveía ni esperaba no solo ha dado al traste con las previsiones sino que la evolución de la pandemia impide poder realizar previsiones “con un pronóstico riguroso”. A pesar de ello, la Fundación Basilio Paraíso mantiene las previsiones realizadas el pasado mes de julio cuando auguraba que Aragón cerrará 2020 con un descenso del PIB del 12,8% en 2020 (un 12,6% en España). Un indicador que, sin embargo, se recuperará en un 7,5% (7,4%) durante el próximo año. Eso sí, para encontrar niveles anteriores a la crisis sanitaria habrá que esperar, según Sanso, hasta bien entrado el año 2022.

El batacazo tendrá también impacto en el mercado laboral de la Comunidad. Las previsiones de la Fundación Basilio Paraíso apuntan a que el paro aumentará este año hasta el 15,71% en Aragón, una tasa elevada pero inferior a la estimada para el conjunto de España que se situará en el 19,39%. Una ligera recuperación se espera en 2021, cuando esta institución, que reconoce que las estimaciones en este indicador son más complicadas de realizar, prevé una tasa de paro del 14,7%, ligeramente inferior a la estimada para el conjunto del país, que se sitúa en el 19,66%.

Etiquetas
Comentarios