Despliega el menú
Aragón

Demoras de hasta dos semanas por la alta demanda para solicitar la vacuna antigripal

Los usuarios tienen problemas para pedir cita a través de la ‘app’ Salud Informa y deben acudir al ambulatorio o llamar por teléfono, lo que está saturando las líneas. La campaña se ha ampliado hasta el 18 de diciembre a toda la población de riesgo.

Fila para entrar a vacunarse de la gripe en Rebolería.
Fila para entrar a vacunarse de la gripe en Rebolería.
Toni Galán

Aragón extendió este jueves la campaña de vacunación contra la gripe a toda la población de riesgo, además del personal sanitario y sociosanitario y de los usuarios de residencias. Ante una campaña atípica por la coincidencia con la pandemia del coronavirus, y que se ha adelantado respecto a otros años, la DGA hizo un llamamiento para conseguir amplias coberturas, sobre todo entre los mayores de 65 años y profesionales de la Salud, una petición que parece que ha tenido respuesta, dadas las filas que se registraban en los centros de salud durante el horario de administración de las inyecciones y la falta de citas disponibles para este mes en algunos ambulatorios.

Para la vacunación antigripal está habiendo problemas con la ‘app’ Salud Informa, que no permite solicitar cita para estas inyecciones, a pesar de que el Departamento de Sanidad pidió a la población acceder de forma ‘online’. Los usuarios deben acudir a sus centros o llamar por teléfono, lo que está provocando saturación de las líneas telefónicas. La consejera de Sanidad, Sira Repollés, reconoció el miércoles este problema y dijo que se están buscando soluciones, como repartir móviles por los ambulatorios o implementar las contrataciones de personal administrativo.

En el centro de salud Rebolería, en la capital aragonesa, las vacunaciones se han programado en tres franjas horarias a lo largo de la jornada: de 9.15 a 10.00, de 13.00 a 14.00 y de 15.00 a 15.15. Estas inyecciones las administran tres enfermeras en la sala de extracciones, junto a la puerta de acceso, con cita previa. Pueden alcanzar unas 100 al día, explicó la coordinadora de Enfermería, Ana Bosque. A primera hora se administraron una treintena: "No es como otros años, que se realizaba en las consultas. Y lo hemos hecho así para que la gente no vaya por el centro". Esta campaña, según dijo, se nota que hay más demanda para ponerse la vacuna. Tanto es así que ya no hay citas disponibles para las siguientes dos semanas. Una situación que se da también en otros ambulatorios de la Comunidad. Luis Gascón, jefe de servicio de Prevención y Promoción de la Salud, explicó ayer que "la demanda está siendo alta y muchas de las agendas están cerradas en los próximos días". "Es posible que en el inicio de campaña tengamos esas dificultades, pero va a haber tiempo para vacunar a todo el mundo", dijo, porque el programa finalizará el 18 de diciembre, aunque habrá dosis hasta febrero. Desde el Colegio Oficial de Enfermería de Zaragoza también pidieron a la población tranquilidad y acudir de forma escalonada.

"Cada centro es autónomo para definir, en función de sus características, cómo se organiza, respetando los circuitos", explicó el jefe de servicio de Prevención y Promoción de la Salud. Según añadió: "Este año es complicado y en los centros se prima hacer una citación secuenciada -en lugares cercanos a la puerta de acceso-, establecer horarios bien definidos e incluso algunos están optando por vacunar en otros espacios". Es el caso del centro Torre Ramona de Zaragoza, que emplea la carpa donada por la empresa Arpa que se instaló en abril para hacer allí las pruebas PCR; Illueca y Brea, que ocuparán los pabellones polideportivos municipales; o Ejea de los Caballeros, donde se ha trasladado la vacunación al Hogar de Personas Mayores del IASS. En la capital de las Cinco Villas comenzaron ayer por la mañana a administrar las inyecciones en este equipamiento, donde el personal de enfermería trabajará las próximas tres semanas por la mañana.

A imagen del hemisferio sur

La Organización Mundial de la Salud consulta cada año en febrero y septiembre para recomendar los virus a incluir en la vacuna antigripal de las siguientes temporadas en el hemisferio norte y sur, respectivamente. Luis Gascón explicó que "todos los años la composición de la vacuna de la gripe se fija en función de las cepas circulantes en el hemisferio sur, quienes nos han precedido en el invierno austral, cuando aquí era verano". Los expertos estiman que, según lo ocurrido allí, la incidencia de la gripe podría ser menor, por las medidas de lavado de manos, distancia o uso generalizado de mascarillas.

El Gobierno de Aragón ha adquirido 300.000 dosis, además de 138.411 del Ministerio. Las dos mayoritarias son la vacuna adyuvada (denominada ‘Chiromas’ y reservada a las personas de 65 años o más) y la fraccionada (‘Chiroflu’, para los menores de esa edad). También ha comprado vacunas de alta carga, ‘Fluzone HD’, para los ancianos de 80 años y más que viven en residencias de mayores. 

Etiquetas
Comentarios