Despliega el menú
Aragón

educación

Clases en la era covid: ventanas abiertas pese al frío, sin trabajos en grupo y la barrera de la mascarilla

El trabajo en el aula cambia con la pandemia por las medidas de prevención para evitar contagios de covid.

Aula con las ventanas abiertas en el IES Fernando Lázaro Carreter de Utrillas (Teruel).
Aula con las ventanas abiertas en el IES Fernando Lázaro Carreter de Utrillas (Teruel).
Heraldo.es

El frío empieza a colarse por las ventanas abiertas en las clases en la era covid, en las que la ventilación es una de las principales medidas de prevención de contagios en los colegios. Con diez grados en la calle es difícil estar en el aula sin jersey a primera hora. En el instituto Fernando Lázaro Carreter de Utrillas la temperatura ya se acerca a la de invierno pero aseguran que se aguanta bien el bajón este octubre, porque están acostumbrados a pasar inviernos duros, incluso con nevadas que les dejen aislados como la del año pasado.

"Hoy no corre aire, se puede llevar con un jersey y sin calefacción. Estamos entre montañas y nos protegen del frío", asegura Mª José Escobedo, profesora del centro. Considera que las medidas adoptadas en su centro "son buenas e importantes", pero también es consciente de que en los próximos meses "las temperaturas habituales en esta zona por debajo de cero grados y  grandes heladas matinales, dificultarán enormemente el mantener las ventanas abiertas de forma constante como hasta ahora" así que cree que "habrá que cerrarlas" en algún momento.

Ventilación continuada 

Las indicaciones de Sanidad, Educación y los planes de contingencia recogen la recomendación de que los centros estén ventilados, aunque desde el Gobierno de Aragón precisan que "eso no requiere mantener las ventanas abiertas durante todo el horario, sino durante un periodo antes y después de la docencia". Algunos expertos aconsejan que permanezcan abiertas e incluso aumentar las actividades al aire libre.  El profesor zaragozano José Luis Jiménez, experto en aerosoles, ha defendido las escuelas al aire libre pese al frío para prevenir el contagio por dicha vía. En algunos centros las familias se empiezan a plantear la posibilidad de comprar equipos de regeneración del aire.

"Lo ideal es ventilar y haciendo corriente. Se supone que el aire de la calle va a tener muy poca carga de virus"

Las ventanas abiertas se han convertido en una de las señas de identidad de la nueva normalidad que ha llegado con la pandemia y que ha cambiado otras rutinas en el aula y en la forma de enseñar. "Lo ideal es ventilar y haciendo corriente. Se supone que el aire de la calle va a tener muy poca carga de virus", explica Carlos López, Ingeniero Industrial miembro de la comisión de seguridad y salud del Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja.

Reconoce que "en pleno invierno vamos a tener el problema del frío para niños y de gasto energético" pero coincide con los estudios que indican que el 80% de los contagios de covid se producen por partículas que se emiten en forma de aerosoles.

En el caso de que haya que cerrar las ventanas plantea la necesidad de ventilar un par de veces por hora y complementarlo con el uso de aparatos de regeneración del aire con filtros HEPA de alta eficiencia. Deben utilizarse en modo "caudal alto" y de forma continua. 

Otros de los cambios tienen que ver con la desinfección. "Tenemos que adquirir nuevas conductas que anteriormente no se tenían, como usar gel cada vez que entras y sales del centro y del aula, evitar contactos y mantener las distancias", explica sobre el día a día Escobedo, miembro de la junta directiva de la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía. En el instituto turolense también hacen alguna clase al aire libre. "Limpiamos los ordenadores cuando los usamos (teclado, ratón,…), el personal de limpieza pasa por nuestra clase frecuentemente a limpiar picaportes y llaves de luz, damos clase con puertas y ventanas abiertas y usamos tarjetas de uso de materiales", enumera entre algunas de las medidas. Nada de compartir materiales ni trabajos en equipo en el aula. Se respeta la distribución del alumnado por niveles (grupos burbuja), se toman medidas en el trasporte escolar y han establecido que no se pueda comer en el centro salvo en espacios abiertos.

"Todo esto hay que llevarlo lo mejor posible para que los alumnos no se despisten y nosotros como profesores podamos hacer un seguimiento continuado de su trabajo y de las medidas de higiene que debemos respetar para que nuestra salud no se vea afectada", entiende. Considera que "lo primordial es la salud física y mental".

La barrera de la mascarilla

El uso obligatorio de mascarillas puede convertirse en una barrera con los alumnos. Si el profesor es nuevo puede que todavía no haya visto la cara del alumno más que en foto. "Hay que mantener las distancias pero debemos estar cerca de ellos emocionalmente que es lo que se necesita en este momento. No podemos verles la cara pero sabemos interpretar la entonación de sus voces", asegura Escobedo. Por ello, el profesor debe atender a la comunicación no verbal y conocerlos a través de "sus gestos, su mirada, expresión corporal, cómo se siente no solo por lo que dice". El instituto ha hecho cuestionarios sobre cómo han pasado el confinamiento. "Hay niños que lo han pasado mal porque tenían miedo al contagio y ese miedo es difícil quitarlo", afirma, a lo que se añade el mayor temor de quienes han tenido algún familiar que haya fallecido.

La organización de una clase de ESO no ha cambiado tanto como una de infantil o primaria donde el contacto con los alumnos y entre ellos era mayor. En el instituto ya había antes trabajo individual aunque ahora se le suma la semipresencialidad de los alumnos a partir de 3º de la ESO. "La manera de enseñar ya estaba cambiando antes de que llegará el covid", afirma. Los alumnos tenían aulas virtuales, algo necesario para trabajar en equipo ya que proceden de distintos municipios del entorno.

“Los niños se acostumbran a todo. Si le hablas con dulzura, aunque lleves mascarilla, te lo ganas”

Las rutinas han cambiado más en las aulas de los más pequeños. "Mientras ha hecho buen tiempo, la ventilación ha sido desde el momento de abrir al de cerrar. Ahora se ventila cada poco tiempo. Un ratito cada hora y media aproximadamente. Y es una medida que tenemos previsto hacer mientras podamos", añade María Cruz Español, presidenta de la asociación Asociación de Centros Infantiles, Guarderías Infantiles y Jardines de Infancia de Zaragoza (Aceinzar). En su centro, pese a la menor temperatura "no hemos notado mayor incidencia de catarros, sino lo normal en este tiempo", afirma.

Las clases de infantil ya no son un espacio para relacionarse. No se pueden hacer actividades que requieran contacto corporal y por ello ahora se propician actividades individuales como pintar, juegos con plastilina o con fichas. "Cada niño tiene su material propio, que no comparte con sus compañeros", uno de los principales cambios que ha traído la pandemia. En las mesas cada niño tiene su sitio adjudicado, así como su silla. "La asamblea la seguimos realizando, pero con mayor distancia", explica sobre el momento en el que todos los alumnos se sientan en el suelo y escuchan a la profesora.

La mascarilla puede intimidar a algunos, pero asegura que "los niños se acostumbran a todo" y en el inicio de curso el mes pasado afirma que "vinieron ya acostumbrados desde casa". En su caso, la clave es "el tono con el que se habla. Si le hablas con dulzura, aunque lleves mascarilla, te lo ganas", garantiza.

Desde el instituto de Utrillas, Escobedo considera que los cambios han traído inconvenientes pero también ventajas. "Los alumnos están más atendidos porque los grupos son más reducidos, lo que aumenta además la atención a la diversidad", afirma. Aunque reconoce el esfuerzo que supone para las familias con hijos en semipresencialidad para seguir las clases. Muchos de ellos han pedido la vuelta a las aulas, como se hizo con los alumnos de 2º de Bachillerato. Además, destaca el avance en el uso de los medios informáticos y "se valoran mucho más las emociones, los estados de ánimo, la salud, el bienestar general del alumnado y del proceso de aprendizaje".

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios