Despliega el menú
Aragón

covid-19

La incidencia del coronavirus crece un 40% en Aragón tras el final del verano

La vuelta de las vacaciones, el retorno de la actividad rutinaria, los reencuentros universitarios y el relajamiento de algunas medidas, posibles causas del incremento.

Terraza de un bar de Teruel
Limpieza de una terraza de un bar de Teruel.
Jorge Escudero

El final del verano marcó el punto de salida de un nuevo repunte de casos en Aragón. Aunque los meses de estío no fueron precisamente tranquilos en la Comunidad, el descenso que se logró a finales de agosto y principios de septiembre ha evolucionado hacia un incremento sostenido desde entonces y (de momento) hasta hoy. Desde la vuelta a la actividad rutinaria a principios de septiembre, los registros que miden la incidencia del virus en Aragón sufren un crecimiento del 40%.

La incidencia acumulada (IA) en 14 días por 100.000 habitantes, uno de los medidores más utilizados para controlar la evolución de la pandemia, está ahora en 413 en la Comunidad. El 7 de septiembre, fecha del inicio de la vuelta a las aulas, era de 295. Aunque los colegios parecen descartados como foco de infección, el retorno a las clases marca el final de las vacaciones para las familias, los reencuentros, los contactos en el exterior de los centros, la llegada de los universitarios, las actividades extraescolares, los cursos, los talleres… “El covid se comporta como se comporta la gente. Si se incrementa el número de contactos de la población, va a subir sí o sí”, explica Enrique Bernal, investigador del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) que colabora con la OMS.

Tras el fuerte pico de contagios de principios de agosto (la IA de 14 días llegó a superar los 550), se produjo una reducción progresiva que dejó esa tasa por debajo de los 300 durante un par de semanas. Sin embargo, tras la primera semana de septiembre el aumento ha sido continuado hasta llevarla por encima de los 400. “No esperaba otra cosa”, apunta Bernal, quien recuerda que “todos los años entre septiembre y las fiestas del Pilar hay juerga”, porque “son muchos reencuentros, vuelven los universitarios...”. Además, observa “un cierto relajamiento” en algunas medidas de prevención, como el uso de la mascarilla, la distancia de seguridad o el lavado de manos.

Loading...

Lo que parece prácticamente descartado es que la vuelta al cole haya provocado este aumento. Salud Pública asegura que no se han registrado contagios en el interior de las aulas, y la incidencia del virus en la población de 1 a 14 años parece confirmarlo, ya que los porcentajes de afección no han variado significativamente desde agosto en esta franja de edad. “El contagio que pueda haber dentro de las clases es anecdótico. Otra cosa es lo que ocurra fuera del cole o de la universidad, con el deporte escolar, la calle, el parque, los bares, las terrazas… Es volver a esa dinámica lo que eleva los indicadores”, insiste Bernal.

A su juicio, lo que estamos viviendo en realidad es “una meseta” que continuará en el futuro “con pequeñas subidas y bajadas”. “O cortas totalmente los contactos, o no vas a bajar de unas cifras relativamente altas”, apunta. El investigador del IACS apunta que “por supuesto que sería deseable bajar a una incidencia de 200”, pero se pregunta “a qué estamos dispuestos a renunciar”. “En Cataluña, con las medidas que van a aplicar, vamos a tener un experimento natural. Habrá que ver la bajada que tienen, aunque también el repunte de después”, advierte.

La parte positiva, a su juicio, es que el incremento actual en Aragón “no se está reflejando en la mortalidad ni en tensión del sistema sanitario que vimos en otros momentos”. Aunque en los últimos tres días se ha registrado un fuerte incremento en ocupación de camas en los hospitales aragoneses (82 más desde el domingo), esta situación llega tras un fuerte descenso en las jornadas anteriores. Actualmente hay 492 camas ocupadas, una cifra similar a la de finales de septiembre o a la que se registraba a finales de agosto

Lo mismo ocurre con las ucis. Los hospitales aragoneses tienen 65 pacientes de covid en cuidados intensivos, una cifra que se ha mantenido prácticamente inalterable en las últimas semanas. Durante todo el mes de septiembre y lo que llevamos de octubre siempre se ha mantenido entre las 60 y 70, salvo dos días concretos en los que bajó a 58 y 59.

Para los próximos meses, la duda es conocer cómo va a convivir el coronavirus con la gripe y los catarros. Bernal habla de una “competición” entre todas ellas, aunque señala que la incidencia de la gripe en el polo austral -donde ya la han pasado- "ha sido superbaja”. No obstante, y aunque sea “hacer conjeturas”, insiste en que vamos a mantener cifras altas salvo que hagamos sacrificios importantes: “Ya sabemos a qué tuvimos que renunciar para bajar a una tasa de 50”, afirma en referencia al estado de alarma y el confinamiento.

Etiquetas
Comentarios