Despliega el menú
Aragón

El plan extraordinario de carreteras en Aragón se eleva finalmente a 540 millones

Fuster anuncia un paquete de obras de conservación antes de fin de año y promete una treintena de inversiones para 2021.

Bizén Fuster.
Bizén Fuster.
Cortes de Aragón

El plan extraordinario de carreteras que ultima la DGA para garantizar el arreglo y conservación durante 25 años de las vías con mayor intensidad de tráfico saldrá a concurso dentro de un año y se elevará finalmente a 540 millones de euros. Así lo concretó este miércoles el director general de Carreteras, Bizén Fuster, quien detalló que la cuantificación inicial de la inversión se ha elevado en cien millones al afinar las propuestas e incluir alguna actuación adicional, que afectará a un tercio de la red autonómica, de 5.700 kilómetros.

En una comparecencia en las Cortes a petición propia, del PP y de Ciudadanos, Fuster ha remarcado que se mantienen las previsiones, de modo que los once contratos saldrán después del verano de 2021 con el objetivo de adjudicarlos un año después y la red básica esté ya acondicionada en 2025.

Para hacerlo posible con las actuales limitaciones presupuestarias, se mantendrá la fórmula de la concesión de obra pública, de modo que las adjudicatarias adelantarán la inversión y la Administración la irá devolviendo en cómodos plazos.

Fuster indicó que esta solución cuenta con el aval oficial tras comprobar en un estudio que es "posible estructurar un modelo concesional sin que consolide la inversión, lo que facilita una importantísima inyección productiva en la Comunidad". En este sentido, remarcó que su puesta en marcha cumplirá el objetivo último de reactivar la economía, por el que las arcas autonómicas abonarán a las concesionarias un canon a partir de 2025, que incluir el compromiso de las empresas de mantener las infraestructuras.

El director general de Carreteras no se quedó ahí, ya que desgranó las catorce obras de conservación que va a acometer en el último tramo del año, por un importe de 2,7 millones de euros. En la lista figuran refuerzos de firme en la A-121 (Fuendejalón-Ricla); A-124 (Zuera-Luna); A-122 (Figueruelas-Oitura); A-129 (Lanaja-Sariñena); A-222 (límite provincial-Muniesa); A-2401 (Segura de Baños-Vivel del Río) y en la A-230 (Bujaraloz-Caspe). Además, se acometerá un tercer carril en la A-228 para mejorar el acceso a Valdelinares y se estabilizará un talud en la travesía de Aínsa, entre otras actuaciones.

Bizén Fuster adelantó que, sin esperar al plan extraordinario, el próximo año prevé acometer una treintena de intervenciones a cuenta de los presupuestos. Con el programa ordinario de inversiones pretende licitar catorce proyectos "necesarios" en la red viaria secundaria, que quedarán excluidos del plan extraordinario. Y en la misma línea, se lanzarán otras 18 obras para mejorar travesías y accesos a municipios.

Sus detalladas explicaciones no le ahorraron la crítica de la oposición y los dos grupos que habían solicitado su comparecencia lamentaron el deplorable estado de la red viaria. Joaquín Juste (PP) le recriminó que los anuncios puedan servirle a CHA para "hacerse fotos", pero que ni es el presupuesto ni las actuaciones que necesita Aragón. Carlos Ortas (Cs) exigió "certezas y realidades" y se preguntó qué va pasar con los 4.000 kilómetros que no se beneficiarán del plan extraordinario.

Etiquetas
Comentarios