Despliega el menú
Aragón

consumo

Las oficinas de consumo recomiendan a los pacientes de Dentix “no bajar la guardia”

En Aragón hay cinco establecimientos de esta firma, tres en Zaragoza -en calle Alfonso, San Miguel y Delicias-, una en Huesca y otra en Teruel.

Una de las clínicas Dentix de Zaragoza
Una de las clínicas Dentix de Zaragoza
Google Maps

Tras el anuncio del comienzo del proceso de concurso de acreedores en los juzgados de lo mercantil de Madrid, iniciado por la cadena Dentix en toda España ante su incapacidad de hacer frente a las deudas contraídas con KKR, BBVA y Cetelem, sus principales financiadores, las redes sociales comenzaban a hacerse eco de esta realidad cuyas consecuencias sobre la ciudadanía todavía se desconocen. Se trata de una realidad que, además, podría afectar a sus más de 350 establecimientos en toda España y a su plantilla, compuesta por unas 3.400 personas.

Aunque por el momento se desconoce el alcance que un posible cierre tendría en Aragón, actualmente la firma cuenta con cinco locales, tres en Zaragoza -en calle Alfonso, San Miguel y Delicias-, una en Huesca y otra en Teruel. Todos ellos permanecen abiertos al público.

Desde la Unión de Consumidores de Aragón (UCA) recomiendan mantener la calma si bien es cierto que señalan que es importante “no bajar la guardia”. Así lo ha asegurado José Ángel Oliván, secretario general de la organización, que recuerda que por el momento “la simple presentación del concurso no debería afectar al funcionamiento normal de las clínicas”.

“A partir de ahora es necesario prestar atención a cualquier modificación que se produzca en el tratamiento, sobre todo si tiene que ver con la dilación o cancelación de citas”, advierte. Ya que, como explica, en estos escenarios cada caso es un mundo: “Ya lo vimos con IDental, cuando se produce una situación de estas características no hay dos casos iguales”. Por eso, como explica el secretario general, es importante ponerse en manos de alguna oficina de información al consumidor para que puedan tomarse las medidas oportunas.

Oliván recuerda que el caso de Dentix comenzó a generar “cierta inquietud en la ciudadanía” con el inicio del confinamiento cuando la cadena procedió al cierre de sus clínicas durante el estado de alarma, “incluso en un momento en el que no era necesario pues estaba considerado como servicio esencial”, asevera.

La firma de salud dental arrastraba problemas de financiación desde el año 2018, por su modelo de negocio basado en la fuerte expansión y los créditos al consumo, y había solicitado el concurso preliminar de acreedores el 13 de abril. Hace unos meses comenzó la reapertura de un número reducido de establecimientos en España, incluyendo la incorporación del 30% de la plantilla y prorrogando el ERTE hasta el próximo 31 de diciembre.

Lucía Germani, representante de Actora Consumo, asociación Consumidores Torre Ramona Aragón, asegura que las reclamaciones en materia de salud bucodental “ha sido un goteo constante desde hace años”. Precisamente por eso, una de sus principales reivindicaciones es la incorporación de la salud bucodental a la cartera de servicios básica.

“Esta misma mañana hemos recibido varias llamadas de pacientes que no saben qué tienen que hacer. En estos momentos lo importante es mantener la calma”, asevera Germani, que recomienda no confundir este caso con el de iDental: “Lo importante es saber qué tendrían que hacer los pacientes en el caso de que su centro en cuestión cerrase sus puertas, dónde tendrían que ir, y sobre todo que las administraciones demuestren que han aprendido algo del caso iDental”.

Además, Germani recuerda que los pacientes afectados podrían verse en dos escenarios distintos. Por un lado, aquellos que hayan solicitado la financiación del tratamiento, estos podrán solicitar la paralización de pagos conforme viene recogido en el artículo 29 de la Ley de créditos al consumo; y por otro, la de quienes lo hayan pagado directamente. “Aquí habrá dos casos, la de quienes paguen su tratamiento mes a mes, en cuyo caso dejarán de pagar cuando se paralice, y la de quienes lo hayan pagado por adelantado”, advierte. Este segundo caso es el más problemático pues estas personas deberán reclamar la suma a la masa concursal.

Inquietud ante lo que podría pasar

Por su parte, desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón reconocen que llevan varios meses preocupados por Dentix y han expresado su preocupación ante la posibilidad de que pueda afectar al tratamiento de muchos pacientes en toda la Comunidad Autónoma. “Por supuesto, también nos preocupa la situación en la que podrían quedar algunos de nuestros colegiados si llegase a producirse el cierre de esta cadena”, reconoce Jaime Alfonso, su presidente.

Sin embargo, Alfonso recuerda que, “lamentablemente, no es la primera vez que se produce una situación de estas características en nuestro país”, afirma, haciendo referencia a casos más recientes como el de iDental, que todavía permanece en la mente de muchos aragoneses, o el de Dental Line, en el año 2009, entre otros. 

Etiquetas
Comentarios