Despliega el menú
Aragón

Laboral

Aliaga trabajará para que Alumalsa garantice la producción y el empleo en Aragón

El vicepresidente y consejero de Industria del Gobierno autonómico pide “sensibilidad” en las negociaciones del ERE extintivo que afecta al 40% de la plantilla.

El vicepresidente Arturo Aliaga, en una reunión con representantes del comité de empresa de Alumalsa.
El vicepresidente Arturo Aliaga, en una reunión con representantes del comité de empresa de Alumalsa.
DGA

“Hay que sentarse, hablar y buscar carga de trabajo para Alumalsa”. Así lo ha expuesto este miércoles el vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, a los representantes del comité de empresa de la planta de Zaragoza, sobre la que pesa un expediente de regulación de empleo que supondrá el despido de 230 de sus 550 trabajadores, ante los que se ha comprometido a trabajar para que Alumalsa «no saque fuera de la Comunidad la producción que realiza aquí y para que busque nuevos contratos que garanticen el mantenimiento del empleo».

Aliaga, que ha asegurado que la situación de la planta zaragozana “es un tema prioritario porque Alumalsa es una empresa referente en el sector industrial aragonés y compite en los mercados más exigentes”, ha insistido en que hay que tener una especial sensibilidad en las negociaciones porque existen opciones para que las salidas sean menos traumáticas como las prejubilaciones o las bajas voluntarias mediante indemnización. Por eso ha invitado a ambas partes a estudiar «entre todos» fórmulas para mantener la plantilla.

El encuentro con el vicepresidente del Ejecutivo aragonés y titular del departamento de Industria se ha producido en pleno proceso de negociación del ERE y en él la representación sindical ha mostrado su preocupación por el futuro de la factoría aragonesa. “Si no viene trabajo nuevo en dos años tendremos de nuevo problemas realmente porque los contratos que tenemos vencen en el 23 y 24 y si no vienen nada nuevo no sé que futuro nos queda ahí”, ha señalado el presidente del comité de empresa, Enrique Hernández. El sindicalista ha mostrado, sin embargo, su confianza en “poder arrancar el compromiso de ayuda para que no salga nadie de la empresa y haya proyectos de futuro”.

El encuentro con los representantes del comité no ha sido el único que ha mantenido el vicepresidente para conocer la situación de Alumalsa. También ha mantenido una reunión, según ha explicado el vicepresidente, con representantes de la dirección de la empresa que le han asegurado que están trabajando en una decena de proyectos empresariales a corto y medio plazo. La pérdida de uno de sus clientes más importantes (un importante contrato de suministro de piezas a dos plantas del grupo Borg Warner, proveedor de componentes para la industria de la automoción, ubicadas en Alemania y Polonia, es la justificación de la empresa para plantear un expediente de extinción de empleo para el 40% de la plantilla. Una decisión que ha caído como un jarro de agua fría entre los trabajadores de la empresa, que temen una futura deslocalización.

Etiquetas
Comentarios