Despliega el menú
Aragón

El geriátrico de Illueca cambia de gestores tras el revés económico agudizado por el coronavirus

La comarca adjudica la dirección a Rey Ardid y UGT denuncia que la anterior empresa adeuda un mes de nóminas.

Imagen de archivo de la residencia de Illueca.
Imagen de archivo de la residencia de Illueca.
P. L. R.

La residencia Comarca del Aranda de Illueca tiene nuevos gestores. El Consejo Comarcal, propietario del servicio, acordó, el pasado 29 de septiembre, en un pleno extraordinario, encomendar de emergencia la gestión a la Fundación Rey Ardid tras la renuncia de la anterior responsable, la Fundación para el Desarrollo Social. Esta entidad dimitió al no haberse alcanzado un acuerdo para paliar el desequilibrio presupuestario que justificaban les había originado la pandemia.

De forma unánime, los diferentes partidos políticos con representación en el Consejo Comarcal ratificaron la propuesta del presidente, José Ángel Calvo, de formalizar el contrato de emergencia con la nueva gestora por un periodo de seis meses, prorrogables hasta que la institución comarcal pueda sacar a licitación el contrato de gestión.

La premura para resolver este asunto venía después de que la anterior gestora hubiese comunicado a la institución comarcal, el 22 de septiembre, la maltrecha situación económica que atravesaba como consecuencia de los gastos sobrevenidos por la covid-19. Por ello solicitaron ayuda económica a la comarca para paliar el desequilibrio presupuestario durante los últimos meses, que cifraron en torno a los 20.754 euros mensuales.

De no ser así, anunció que se vería abocada a dejar las instalaciones el 30 de septiembre de forma voluntaria. La empresa podía renunciar porque desde hace año y medio ya se había superado la fecha del contrato. Un día después, y ante esta situación, el equipo de gobierno (PSOE-PAR) optó por aceptar la reversión del contrato planteada por la Fundación para el Desarrollo Social.

Durante la sesión del Consejo Comarcal, el presidente explicó que se barajó la opción de que la propia institución pudiera gestionar las instalaciones de forma directa, tal y como se hizo durante los primeros meses de la pandemia a raíz de la encomienda de la DGA cuando el geriátrico fue intervenido. Finalmente, apuntó, se optó por la decisión "más sensata para sacar adelante esta situación", la gestión a través de terceros.

Sobre los acuerdos alcanzados con la Fundación Rey Ardid, Calvo explicó que el precio que abona cada usuario se mantiene en 1.265 euros mensuales. También indicó que la institución comarcal apoyará económicamente de acuerdo a las pérdidas que pueda registrar la gestión y obtendrá una tercera parte de los beneficios en caso de que los hubiera.

En la actualidad, el centro tiene ocupadas 56 de las 86 plazas con las que cuenta, y los 38 trabajadores de la plantilla quedan subrogados a la nueva empresa.

Por otra parte, UGT denunció el impago de la nómina de septiembre a las trabajadoras. También señaló que prácticamente el 90% del personal tiene cuestiones pendientes como impagos por acumulación de horas o días pendientes. El sindicato mostró su confianza en que "a partir de hora las cosas irán bien".

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios