Aragón
Suscríbete

covid-19

Un centenar de militares trabajarán como rastreadores para frenar el virus en colegios

Comenzarán el lunes, tras recibir una formación específica de Defensa y DGA

Militares de la Brigada Aragón, ayer durante el curso de formación en su misma unidad
Militares de la Brigada Aragón, ayer durante el curso de formación en su misma unidad
Brigada Aragon

Un centenar de militares del Ejército de Tierra y del Ejército del Aire van a estar destinados como rastreadores en Aragón desde el próximo lunes en el Hospital Militar para controlar los contagios de coronavirus que podrían darse en el ámbito educativo.

Los nuevos rastreadores han recibido formación durante varias semanas por parte del Ministerio de Defensa y también del Gobierno de Aragón, que solicitó en un principio 40 militares para esta colaboración.

Las nuevas unidades conocerán hoy el lugar de trabajo en el Hospital Militar, desde donde podrán acceder al banco de datos de la DGA con todos los pormenores de los contagiados por la covid-19. Cada caso detectado puede generar un barrido de 40 personas para detectar si hay más afectados. Su trabajo se ceñirá al ámbito escolar, donde se registran un 15% de los casos notificados en Aragón.

Sus jornadas previstas serán de cinco días laborables, desde las 8 a las 20 horas, y el sábado de 8 a 14. Fuentes de la Brigada Aragón señalaron que participarán grupos de 30 efectivos (un oficial, dos suboficiales y el resto de la tropa) con turnos diarios.

En el ámbito peninsular, la coordinación del Ejército de Tierra la realiza la Fuerza Terrestre (FUTER) que tiene la sede en Sevilla. En Aragón este despliegue lo dirige la División Castillejos.

La mayor parte de los 96 rastreadores militares provienen de la Brigada Aragón I y del Regimiento de Caballería “España”. Una decena de ellos proceden del Ejército del Aire, destinados en la Base aérea de Zaragoza.

La División Castillejos se coordina a su vez con la DGA, que ayer mismo comenzó la formación específica de los rastreadores a través de responsables de la dirección general de Asistencia Sanitaria.

El Ministerio de Defensa respondió con su colaboración desde el mes de julio ante la necesidad de una reacción por la evolución de la pandemia en España. Una de las medidas que adoptaron fue la de impulsar los equipos de rastreadores para tratar de frenar la expansión del virus. Las Fuerzas Armadas se organizaron para esta misión (denominada Operación Balmis) con el fin de preservar la seguridad de los ciudadanos.

Por otro lado, la Asociación de Reservistas propuso ayer a Defensa que imparta el curso covid-19 con los militares reservistas que se encuentren en desempleo para poder utilizarlos. Así solicitaron que podrían utilizarlos como rastreadores en sus respectivas comunidades autónomas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión