Despliega el menú
Aragón

Las trabajadoras de los comedores escolares denuncian falta de personal y medios para preservar los grupos burbuja

El colectivo se concentrará este próximo miércoles ante la delegación provincial de Educación para protestar por su situación. A la movilización se suman los empleados de las cafeterías de la Universidad de Zaragoza que están cerradas.

Algunas de las empleadas del sector que han denunciado su situación en rueda de prensa en CC. OO.
Algunas de las empleadas del sector que han denunciado su situación en rueda de prensa en CC. OO.
Heraldo.es

Reducciones de jornada "desproporcionadas" en relación con el número de alumnos que tienen que atender en los comedores y los patios, sobrecarga de trabajo para llevar a cabo la desinfección y limpieza y falta de medios de protección "en condiciones". Son  tres de las carencias que este lunes han denunciado en rueda de prensa un grupo de trabajadoras de los comedores escolares de la Comunidad en Comisiones Obreras y que, aseguran, impiden que los grupos burbujas que se crean durante las clases se preserven después a la hora de comer y en los patios. 

Exigen a Educación que les de una solución en este "caótico" inicio de curso en el que se siente un "sector invisible" que ha visto que sus condiciones de laborales "se están precarizando todavía más", en palabras de la responsable de acción sindical de CC. OO., Carmina Ramos.

Para protestar por esta situación se concentrán este próximo miércoles, 1 de octubre, frente a las sedes de Educación en las tres capitales de provincia de 11.00 a 12.00 en una movilización conjunta respaldada por Comisiones, U.G.T. y OSTA. En los colegios públicos de la Comunidad hay una plantilla de unas 1.200 monitoras de comedor, ya que se trata de una profesión eminentemente femenina, aunque el número de personas afectadas se puede elevar a 5.000 teniendo en cuenta el personal también de la red de centros concertados, de las cocinas y de otros profesionales vinculados a esta actividad. 

A esta movilización se suman también los empleados de las cafeterías de los distintos centros de la Universidad de Zaragoza. Según ha explicado Vanesa Calleja, camarera en una de ellas, estos establecimientos permanecen cerrados. En unos casos las empresas no han llegado a acuerdos con la institutos académica para rebajar los cánones de explotación que consideran "muy elevados" en las actuales circunstancias, en las que el número de estudiantes que acuden presencialmente a las clases en las distintas facultades se ha reducido considerablemente. En aquellas cafeterías en las que el contrato se había acabado y se han sacado a licitación, esta se ha quedado vacía "porque ninguna empresa se ha presentado" por este motivo. 

Etiquetas
Comentarios