Despliega el menú
Aragón

covid-19

Brote de coronavirus en la residencia municipal de Calatayud con 62 positivos, 18 de ellos trabajadores

El Ayuntamiento explica que la mayoría de los residentes, 41, son asintomáticos, mientras que otros 3 han sido derivados a otros centros.

Residencia municipal San Íñigo de Calatayud
Residencia municipal San Íñigo de Calatayud
Macipe

La residencia municipal de mayores San Iñigo, dependiente del Ayuntamiento de Calatayud, ha detectado un brote de coronavirus que afecta a un total de 62 personas relacionadas con el centro. De ellos, 44 corresponden a residentes: 41 con PCR positiva, que se encuentran asintomáticos y aislados en habitaciones individuales, y 3 que fueron trasladados a otros centro sanitarios (dos al hospital Ernest Lluch y uno al centro Covid de Casetas). El resto, 18, son trabajadores. Asimismo, 31 usuarios han dado negativo. Entre la plantilla, que ronda los 60 empleados, han conocido a lo largo de este lunes el resultado de las pruebas realizadas el pasado miércoles, que ya han dejado 42 negativos entre la plantilla.

Según ha explicado el alcalde, José Manuel Aranda, el pasado lunes se derivó a un anciano al hospital y la prueba que se realizó allí determinó ya el martes que era positivo en covid. Dos días después, el miércoles, se practicaron pruebas tanto a residentes como a trabajadores. Ya el sábado hubo tres derivaciones al hospital por distintas patologías y una vez en el Ernest Lluch se determinó el resultado de otro positivo y dos negativos.  

Entre el domingo por la tarde y este lunes por la mañana se han ido conociendo el resto de resultados. Tras una reunión entre la dirección de la residencia, el IASS y Sanidad, se ha decidido que una planta del edificio se dedique a positivos de covid-19, y dos plantas a negativos. Por otro lado, 10 residentes serán trasladados al centro covid de Casetas, con el fin de sectorizar correctamente la residencia. El Consistorio bilbilitano ha detallado la situación a la familias durante la jornada.

Desde el Ayuntamiento, como ya hiciera durante la primera ola de la pandemia, se habían restringido tanto las visitas físicas de familiares dentro del centro como las salidas de los residentes fuera de las instalaciones. A su vez, de las 86 plazas totales, había 10 vacantes para facilitar los posibles aislamientos. En el primer semestre del año, el centro se había mantenido libre de covid. "Se podía mantener el contacto bien a través de medios telemáticos o a través de la valla con distancia", ha detallado el regidor.

Por su parte, Aranda ha apuntado que, ante la falta de personal de enfermería, es posible que se solicite apoyo al centro de salud para cubrir posibles bajas. Además, ha detallado que las incorporaciones de trabajadores, tanto para periodos vacacionales como a la vuelta de estos, han contado con pruebas PCR que ha abonado el Ayuntamiento. Sobre el origen del foco, fuentes municipales explican que se ha debido a causas externas, sin especificar más detalles.

Abierto un expediente sancionador contra una asociación

Tras la Junta de Gobierno Local, el alcalde, José Manuel Aranda, también ha comunicado que se ha abierto un expediente sancionador a la Asociación La Mesnada de Castán de Biel. El origen del procedimiento está en unos incidentes sucedidos en el mes de junio en el local que se le cedió a la entidad en el centro de asociaciones del antiguo colegio de Claretianos. Así, ha detallado que sus integrantes fueron denunciados porque en dicho espacio, a las 4.00 de la madrugada, se estaba bebiendo y profiriendo gritos, incluidas faltas de respeto a los agentes de la autoridad.   

Etiquetas
Comentarios