Despliega el menú
Aragón

La pandemia y la futura jubilación del 30% de los médicos "asfixian" la Atención Primaria

El Colegio de Enfermería reconoce que la carencia de profesionales "siempre ha existido". Alertan del bloqueo de los centros de salud y de la desatención que sufren los enfermos crónicos.

El Hospital Miguel Servet de Zaragoza, a la cabeza de hospitalizaciones por coronavirus.
El Hospital Miguel Servet de Zaragoza, a la cabeza de hospitalizaciones por coronavirus en Aragón.
Toni Galán

La covid ha puesto en evidencia el déficit de profesionales que sufren determinadas especialidades o áreas sanitarias y los problemas estructurales del sistema. Los centros de Atención Primaria, destaca la presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza, Concepción Ferrer, están desbordados y la situación se agravará con las futuras jubilaciones. En enfermería la diagnóstico no es mejor y la pandemia ha acentuado un problema histórico: la falta de profesionales para cubrir las vacaciones.

"En Atención Primaria, donde más problemas se concentran, hay tres problemas a solventar de manera inminente", recalca Ferrer. Por un lado, pone el énfasis en la falta de facultativos debido a la poca previsión a la hora de ofertar las plazas de especialistas. "En tres o cuatro años se van a jubilar el 30%", destaca. También aboga por habilitar una partida presupuestaria propia y por hacer una mejor planificación de los centros de salud. "Ahora tenemos que poner parches porque la pandemia ha colapsado una estructura ya deficiente", lamenta.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Aragonesa de Médicos Generales y de Familia (SEMG Aragón), Leandro Catalán, señaló como responsables de la actual falta de médicos de familia para sustituir a los que se jubilan a "todas" las Administraciones públicas sanitarias. Durante las XXI Jornadas de la SEMG, que se han celebrado esta semana, recordó que "la incorporación de un médico de familia al sistema sanitario público actual requiere 10 años para la obtención de grado en Medicina y de la especialidad por el sistema vía mir". Hay que "replantearse esta situación" que puede llevar "a una asfixia de los facultativos de la Atención Primaria en los centros de salud".

Tras el impacto de la covid, estos profesionales tienen que atender las consultas por teléfono, dice Ferrer. Además, deben hacer trabajos de rastreo, control de PCR positivas, comunicación de resultados... "Los centros están bloqueados y aunque se buscan soluciones alternativas -como que facultativos positivos asintomáticos trabajen desde su casa con un ordenador-, no es suficiente", reconoce. Lamenta, además, que algunas patologías y problemas crónicos se están desatendiendo por esta cuestión.

Evangelino Navarro, representante de Sanidad de CSIF, incidió en que esta es la especialidad con más problemas: "La Atención Primaria se está colapsando y no se está dando la asistencia necesaria a los pacientes". Todo ello a pesar de que, según los datos del Ministerio de Sanidad, relativos a 2018, Aragón es la tercera comunidad con mayor ratio de profesionales de Atención Primaria por cada 1.000 habitantes: 1,23. Solo por detrás de Castilla y León (1,3) y Extremadura (1,31).

Este año, al habitual problema para sustituir las vacaciones del personal de enfermería, con las bolsas a cero y todos los profesionales disponibles contratados, se sumaron las vacaciones y las bajas, muchas de ellas por la covid. Sanidad emitió una instrucción para que los profesionales pudieran reducir sus vacaciones, asegurando, eso sí, al menos 15 días de descanso y eximiendo a quienes hubieran estado en primera línea en la lucha contra la pandemia. La DGA y la Universidad de Zaragoza incluso suscribieron un convenio para facilitar alojamiento en un colegio mayor a aquellos profesionales de enfermería que hubieran aceptado un puesto de trabajo en el Salud.

Se necesitan 2.500 enfermeros

Desde el Colegio Oficial de Enfermería de Zaragoza reconocen que el déficit de profesionales "siempre ha existido" pero se manifiesta sobre todo en periodos estivales. El número de jubilados es similar al de nuevos colegiados. Las altas registradas entre el 1 de junio y el 1 de agosto es de 313; mientras que el de jubilaciones en el periodo 2019-2020 ronda las 342. Aragón tiene una ratio de 6,6 enfermeros por cada mil habitantes (según datos facilitados por el Observatorio del Sindicato de Enfermería Satse). Navarra, con 8,6, es la comunidad con una mayor proporción de enfermeros. La ratio que establece la OCDE es de 8,8 enfermeros por cada 1.000 habitantes. En 2019, España ocupaba el puesto 28 y tenía una media de 5,74. Para que Aragón cumpliera los datos de la OCDE necesitaría contratar más de 2.500 enfermeros. Solo 2.000 de ellos, en la provincia de Zaragoza.

En Aragón, el déficit de profesionales se suple en buena parte gracias a la contratación y la bolsa de trabajo de provincias limítrofes o del sur de España, indican desde el Colegio de Enfermería de Zaragoza. Con el actual nivel de formación universitaria, la Comunidad no tiene suficientes plazas para cubrir toda la demanda.

Desde el Colegio Oficial de Médicos de Huesca aseguran que las condiciones en que trabajan los profesionales están "peor que nunca". Su presidente, José María Borrel, critica que se paguen 21 euros brutos por una hora de guardia, 13 menos que en Comunidades como Murcia. "Los que tienen más fuerzas para cogerlas son jóvenes, pero luego se lo piensan porque si para hacer una guardia tienen que pagar 10 euros por hora a la canguro, no les compensa". Denuncia también la falta de sustitutos para cubrir las vacaciones, libranzas y las cuarentenas.

Esta falta de profesionales afecta más a la Atención Primaria en la provincia de Huesca, según Borrel. "Y sobre todo en las zonas más alejadas, porque no se incentivan esas plazas", lamenta.

Etiquetas
Comentarios