Despliega el menú
Aragón

justicia

Bellido apuesta por leyes más claras que eviten decisiones contradictorias de los jueces

El presidente del TSJA, Manuel Bellido, ha aprovechado la apertura del Año Judicial en Aragón para reclamar también un mayor compromiso a sus compañeros de cara a "incrementar el esfuerzo resolutivo".

El acto de apertura del año judicial en Aragón se ha celebrado en el patio del palacio de los Condes de Morata.
El acto de apertura del año judicial en Aragón se ha celebrado en el patio del palacio de los Condes de Morata.
José Miguel Marco

La pandemia y sus consecuencias protagonizaron este viernes la apertura del año judicial en Aragón. Y no solo por la forma -a cielo abierto, en el patio del palacio de los Condes de Morata- y el aforo -mucho más reducido que en ocasiones anteriores- con el que se desarrolló este tradicional acto. Para el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, Manuel Bellido, la crisis generada por la Covid-19 supondrá un claro "punto de inflexión", el comienzo de una nueva etapa en la que, dice, se incrementará la importancia del Poder Judicial como garante de la legalidad. No solo de las difíciles decisiones a las que las administraciones posiblemente tengan que hacer frente para seguir capeando esta segunda ola de contagios, sino también de los numerosos procedimientos judiciales a los que muchos ciudadanos se van a ver irremediablemente abocados por esta situación: por despidos, cierre de negocios, algún Erte...

Ante un auditorio que esta vez se redujo a 50 invitados y, dadas las circunstancias actuales, Bellido insistió en la necesidad de ser más ambiciosos que nunca en la creación de órganos judiciales. "Si antes ya eran necesarios, en la actualidad devienen imprescindibles", señaló. Pero el presidente del TSJA es consciente de que el esfuerzo es exigible a todos: a la administración, en este caso la DGA, para que en estos tiempos de apreturas habilite las partidas necesarias para crear nuevos juzgados. Pero a sus compañeros los jueces y al resto de actores judiciales -fiscales, funcionarios, etc-, Bellido les rogó también compromiso para "incrementar el esfuerzo resolutivo".

El máximo representante de la Judicatura en Aragón recordó que ya se han reforzado jurisdicciones como la social y la mercantil. También lo ha hecho el Registro Civil de Zaragoza, que este mes ha visto incrementada su plantilla. En cualquier caso y de cara a poder capear la compleja coyuntura, Bellido apostar por "reajustar plantillas", de modo que al agilizar aquellas sobredimensionadas se puedan crear los órganos que reclama.

Decisiones contradictorias

El representante de los jueces en Aragón no ha obviado durante su alocución la polémica que se ha suscitado durante los últimos meses cuando los órganos judiciales han dictado resoluciones contradictoria sobre cuestiones muy similares vinculadas con la pandemia. "Coincido con el presidente Lesmes en la necesidad de una mayor claridad normativa respecto a la posible adopción de medidas restrictivas de libertad, así como una mejor delimitación de su necesaria ratificación judicial", ha dicho. Bellido ha querido dejar claro que los jueces no están para "obstaculizar" la adopción de medidas por parte de la administración. "Esta visión no es acertada", ha insistido, recordando la necesidad del "control efectivo" de la actuación del poder político.

El presidente del TSJA reconoció que la pandemia ha puesto de manifiesto las debilidades y la fortalezas de esta sociedad. Y entre estas últimas destacó el ejercicio de "solidaridad", no solo a título individual, sino también colectivo, destacando el papel de sanitarios, fuerzas de seguridad, servicios de transporte, trabajadores de supermercados, etc. Manuel Bellido también hizo una mención especial a las nuevas tecnologías como herramienta fundamental para poder afrontar esta nueva realidad, en la que se imponen las distancias personales para garantizar la salud.

Apuesta por un teletrabajo "regulado y evaluado"

Según el presidente del TSJA, el teletrabajo ha permitido tramitar más de 72.000 escritos y firmar más de 10.000 resoluciones durante la pandemia. Por ello, apuesta por establecer una estructura estable que, incluso una vez superada la crisis sanitaria, permita recurrir al trabajo a distancia cuando así sea necesario. Eso sí, entiende que esta utilización debe ser "limitada, regulada y evaluada" y que la tecnología todavía no permite celebrar juicios telemáticos con las mismas garantías que ofrecen los presenciales. De hecho, piensa que estas vistas por ordenador son una posible solución, pero deben circunscribirse a los asuntos más sencillos

Durante el acto celebrado este viernes ha intervenido también el fiscal superior de Aragón, José María Rivera, quien ha anunciado que abandonará el cargo el próximo 15 de febrero, cuando tras 47 años de carrera profesional le llegue el momento de la jubilación. Para el representante del ministerio público en Aragón, tres son las cuestiones que espera culmine su sucesor. Por un lado, la implantación definitiva de la Nueva Oficina Fiscal, que tras un largo periplo no exento de complicaciones está a punto de culminarse. Rivera ha destacado también el gran papel de las nuevas tecnologías y del teletrabajo en estos tiempos de crisis, por lo que confía en el desarrollo y adaptación a la Fiscalía de la nueva aplicación procesal "Avantius Aragón". Por último, el fiscal superior espera que se consoliden las relaciones con los colegas franceses de las Cortes de Apelación de Pau, Toulouse, Agen y Burdeos.

Etiquetas
Comentarios