Despliega el menú
Aragón

Agricultura

Purines y viejos frutales convertidos en energía

Se pone en marcha un proyecto de innovación para realizar una gestión eficiente y "diferente" de los estiércoles del porcino.

Una maquina aplica estiércoles liquidos para fertilizar el cultivo.
Una maquina aplica estiércoles liquidos para fertilizar el cultivo.
Heraldo.es

Mucho se habla de la necesidad de dar solución a los problemas generados por los purines, más en una comunidad como la aragonesa, en la que esta actividad supone cerca el 67,8% de la producción ganadera. Y en esa respuesta se centra el proyecto que desarrollará hasta finales de 2023 el grupo operativo creado por Construcciones Mecánicas Alcay, Reciclajes Bajo Cinca y ADS Bajo Cinca (socios beneficiarios), UAGA, Agropecuaria del Cinca, Saidifrut (miembros no beneficiarios) y la Fundación Circe, que actúa como coordinador del proyecto.

Esta iniciativa tiene la mirada puesta en un sistema "eficaz y diferente" para gestionar los purines, explica Sebastián Zapata, de Circe. Así, el trabajo se centrará primero en la separación de la parte líquida y sólida de los purines, "con el fin de que reducir el exceso de nitrógeno y poder así utilizar mayor dosis de residuo para fertilizar cada hectárea y disminuir de esta manera la contaminación que produce en las aguas", señala Zapata.

La iniciativa se desarrollará en la comarca del Bajo Cinca, una de las más dinámicas de Aragón gracias a su sector agrario. En ella no solo tiene importancia la ganadería de porcino, sino que además esta zona reúne un tercio del total de la plantación de frutales de toda la Comunidad. Un detalle más que importante, porque este proyecto incluye además la utilización de los viejos árboles, es decir, aquellos que se arrancan para llevar a cabo planes de reconversión.

Por un lado, detalla Zapata, se realizará el corte de la parte superior del frutal, un material que se destinará a la comercialización directa como biomasa. El resto y especialmente con las raíces (que no pueden tener este destino) serán trituradas y añadidas a esa parte sólida que ha quedado tras la filtración del purin. Con todo ello se producirá un compostaje.

Para todo ello se utilizarán tecnologías ya existentes, como equipos de filtración móviles para que los agricultores no tengan que hacer, de momento, esta inversión. También, explica el técnico del Circe, se adaptará maquinaria disponible en el mercado.

Los impulsores de este grupo de cooperación destacan que el proyecto, que cuenta con el apoyo económico del Gobierno de Aragón a través de la línea de ayudas contemplada en el Plan de Desarrollo Rural, "utiliza las sinergias entre dos problemas para dar una solución conjunta, es una clave innovadora en la gestión de estiércoles líquidos y residuos agrícolas en Aragón".

Con él, matiza Zapata, se da solución a una situación cada vez más compleja para los ganaderos de porcino, que encuentran cada vez más dificultades para distribuir o tratar los purines generados en sus instalaciones. Además se evita la quema al aire libre de restos de frutales arrancados, "una práctica que además encuentra cada vez más y mayores trabas administrativas debido, entre otros factores, al riesgo de incendio que genera", insiste el técnico.

Y otra de las ventajas de esta iniciativa, explica, es que contribuye a reducir los efectos ambientales de la gestión de estiércoles fluidos (afección de aguas superficiales y acuíferos por contaminación de nitratos) y las emisiones de CO2 (con su efecto para el cambio climático) y de contaminantes dañinos para la salud humana.

Etiquetas
Comentarios