Despliega el menú
Aragón

"Hartazgo" de los equipos directivos de los colegios de Aragón, obligados a trabajar toda la semana y a hacer de rastreadores

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) insiste en que se aclare la situación de los profesores en cuarentena.

En Aragón el regreso a las aulas comenzará el día 7, pero será escalonado por cursos
En Aragón el regreso a las aulas comenzará el día 7, pero será escalonado por cursos
HA

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia el “hartazgo, saturación y agotamiento” de los equipos directivos de los centros escolares, a los que el Salud “obliga” a hacer labor de rastreadores y “estar disponibles” todos los días de la semana, incluyendo fines de semana y tardes fuera de su horario laboral.

El sindicato explica en un comunicado que cuando se da un positivo por covid de un alumno, Educación y Sanidad ponen en marcha los protocolos para aislar esa clase y hacer la prueba PCR a todos sus compañeros. En este sentido, denuncia que el Gobierno de Aragónestá exigiendo a los equipos directivos que faciliten los teléfonos de las familias de los niños a los que hay que hacer la PCR, y ayuden a localizarlos. Según el CSIF, también les exige que acudan presencialmente al centro para ayudar a la organización de las pruebas. “En definitiva, una labor de rastreadores que excede sus funciones y que les sobrecarga aún más de trabajo en este inicio de curso tan complicado”, señalan desde el sindicato.

El comunicado de la central sindical continúa denunciando que “después de la prueba no hay una comunicación directa con el Salud y los equipos directivos no conocen los resultados de las PCR hasta que las propias familias les llaman (o ellos mismos tienen que llamar)”. Esto, explican, “dificulta” la organización del centro y de las clases de los alumnos en cuarentena. “Los directores y los docentes no somos sanitarios, ni técnicos de riesgos laborales. No cobramos horas extra por trabajar en fines de semana y a cualquier hora a la que quiera la Administración. Pedimos al Gobierno de Aragón que dote de más medios a los centros y apoye a los equipos directivos”, critica Mónica de Cristóbal, portavoz de Educación de CSIF Aragón.

Según los últimos datos de este lunes, en Aragón se han tenido que cerrar 133 aulas en 84 centros educativos. “Los equipos directivos y los docentes están desbordados y los protocolos tienen algunos fallos. Seguimos exigiendo a Educación que aclare la situación de los profesores cuando se aísla su aula y que regule el teletrabajo. Ahora, cuando hay un positivo, todos los niños de esa clase deben estar 14 días de cuarentena en sus casas. Mientras que a los profesores se les exige que se reincorporen presencialmente al centro”, concluye el CSIF.

Etiquetas
Comentarios