Despliega el menú
Aragón

educación

"¿Hoy vas al cole o no?": Las clases 'online' ponen a prueba la conciliación de las familias aragonesas

Unos 60.000 alumnos aragoneses que estudian 3º de la ESO o cursos superiores hasta Bachillerato acuden solo unos días a la semana al centro y el resto hacen tareas en casa, lo que obliga a buscar alternativas.

Una alumna en una clase online de Kumon Zaragoza.
Una alumna en una clase online de Kumon Zaragoza.
Kumon

La vuelta al cole de otro curso covid ha mantenido algunas clases 'online' que se ensayaron durante el confinamiento,para extenderlas a todos los centros en los cursos a partir de 3º de la ESO a unos 60.000 alumnos aragoneses. Los estudiantes en este sistema de semipresencialidad se dividen en grupos que acuden en días alternos, con el objetivo de reducir el riesgo de contagios en el aula con la pandemia todavía sin controlar. Cada centro elige una opción. Esto ha supuesto un quebradero de cabeza más para las familias que antes del coronavirus ya hacían malabares con la conciliación. Algunas buscan clases de refuerzo en academias para supervisar que sus hijos no pierdan el ritmo.

"Una semana va martes y jueves y otra lunes, miércoles y viernes. El problema es que el día que no va, qué es lo que va a hacer. Si el niño es eficaz en su tiempo libre, se organiza y se concentra, bien, pero en mi caso no lo va a ser", explica Susana Lorente, una madre zaragozana con un hijo de 14 años y una hija de 12. Esta acude todos los días a clase. "En casa lo que quieren es relajarse y descansar", asegura.

Alternativas a dejarlos solos

Se estresa todavía al recordar las primeras semanas de confinamiento. "Fue un sinvivir. Tenías que ser ingeniero informático", se queja, sobre las clases a distancia y el envío de trabajos al colegio. Y, sobre todo, tener dispositivos y una conexión buena a internet. Esta última no es muy buena en su zona. Cree que "es muy difícil de compatibilizar" y las semanas se complican. "Ya no sabes si es lunes o qué día es", dice, porque ella está todavía en ERTE. Confiesa que alguna vez le ha preguntado a su hijo: "¿Hoy vas al cole o no vas?"

"No los puedes dejar con los abuelos porque es una irresponsabilidad"

Aunque no tiene fecha para volver al trabajo, ya piensa dónde podrá llevarlo cuando le toque incorporarse. No se quedaría tranquila dejándolo solo.  "Se supone que por ley no lo puedes dejar solo en casa", dice, y pide alternativas a la Administración, aunque entiende que el momento es "complicado". Ha mirado horarios de bibliotecas, pero no todas tienen las zonas de estudio disponibles. "Tampoco los puedes dejar con los abuelos porque es una irresponsabilidad meter a personas de riesgo en la misma casa", señala.

"O tienes que tener la opción de que tuviera una cuidadora o apuntarlo a una academia por la mañana", pero reconoce que depende de la economía familiar. "En una academia te puede costar 70 u 80 euros al mes, si hay por la mañana, y si van a ser clases 'online' yo no le veo la misma eficacia que salir a un lugar y concentrarte". 

Acostumbrarse a otro tipo de clases

(No publicar sin autorización). Foto de un menor siguiendo las clases online en casa.
Trabajo desde casa.
Heraldo.es

La Federación de asociaciones de padres y madres de alumnos de Aragón (Fapar) no ve tanto problema en la conciliación como en la evolución del curso. Miguel Ángel Sanz, su presidente, cree que "son edades en las que se pueden quedar solos en casa", pero "hay dudas en la semipresencialidad porque los chicos están solos en casa y no tienen ningún control" a la hora de hacer los trabajos. Entre los padres asegura que "hay mucho temor después del trimestre que tuvimos en el que no se avanzó materia". El mayor miedo lo tienen quienes cambian de etapa.  "En 2º de Bachillerato es donde más temor hay porque te juegas el paso a la Universidad y en 4º de la ESO, pasar a Bachillerato a un módulo"

Vanesa Ochando es una de las madres que está preocupada por que sus hijos no pierdan el ritmo con las clases 'online' y los periodos de parón que puede haber con las cuarentenas. "Este año les ha cogido bastante mal. Al pequeño, de 12 años, en el cambio de Primaria a Secundaria y al mayor, de 15 años, que va a 4º de la ESO, en su último curso", cuenta.

"Están acostumbrados a otro estilo de clase y ahora no se pueden mover del sitio"

El mayor, que es el que tiene una combinación de clases presenciales y por internet, reconoce que "no se ve satisfecho y está un poco desmotivado" con el nuevo sistema "y mira que le gusta estudiar y es responsable", asegura. Las clases presenciales son en grupos muy reducidos y sin los descansos de cinco minutos entre clase y clase en los que podía socializar. "Están acostumbrados a otro estilo de clase y ahora no se pueden mover del sitio", explica. Esta semana de clases presenciales ha sido la primera.  "Hay un cambio total en todo. Estaban acostumbrados a una manera distinta. Tenemos que ver cómo funciona las semipresencialidad pero es una preocupación", añade el presidente de Fapar.

Academias de refuerzo

Clase en Enseñalia Zaragoza.
Clase en Enseñalia Zaragoza.
Francisco Jiménez

En el caso de Vanesa, ha buscado el apoyo de una academia, que ha introducido también la enseñanza a distancia. "De ir toda la semana ahora va dos días, uno presencial muy corto y el otro una hora 'online' y otra presencial". Los centros de enseñanza se adaptan a las nuevas medidas de seguridad y priorizan la enseñanza a distancia.

Este mes han aumentando las consultas de padres que quieren apoyo para sus hijos. "El problema de los niños en casa solos es que se consigan concentrar y seguir la clase", reconoce Sergio Bressel, gerente de Enseñalia. "El ambiente es diferente en el cole. En casa preferirían estar jugando a la 'play' a estar encadenados a un profesor con una pantalla", confiesa. Por ello, ve necesario "conseguir que en las clases online haya diversión". 

"En casa preferirían estar jugando a la 'play' a estar encadenados a un profesor con una pantalla"

El centro comienza estos días las clases, aunque la temporada fuerte suele ser después del Pilar. El horario es el del año pasado, a partir de las 15.00. "Grupos por la mañana seguimos sin tener, aunque se podría". Para niños empiezan con clases 'online'. Han aumentado las consultas de la llamada 'aula de estudio' mediante la que "un profesor hace de 'vigilante' para que hagan los ejercicios del cole y otro atiende dudas". Además, "te puedes dar de alta y de baja cuando quieras porque se cobra por horas", explica.

"Nuestras clases eran siempre presenciales, pero la metodología de Kumon favorecía trabajar también desde casa, porque favorece trabajar solos, la autonomía, la rutina y trabajar hábitos de estudio", explica Ramona González, desde el centro zaragozano de este sistema de enseñanza. Con la pandemia introdujeron las clases 'online' pero combinadas con presenciales. "Los padres que quieren presencial es porque consideran que les favorece a los niños más salir de casa y venir", explica. Sin embargo, también cuentan con otros padres que prefieren limitar las salidas por miedo a la pandemia.

Mantienen los horarios de tarde del año pasado y el método de "trabajo individualizado, no hay trabajos en grupo. Es un trabajo muy personalizado porque cada niño va aprendiendo en función de su avance y sus habilidades", detalla. Afirma que las clases se pueden seguir igual por internet.

Estos días reciben también muchas peticiones de información "ante la incertidumbre que hay en los colegios, las familias están buscando cómo reforzar o apoyar a sus hijos". Dudas "no por desconfianza en el colegio", matiza "sino en la situación". Buscan "reforzar que puedan concentrarse mejor". 

En verano han seguido impartiendo clases por internet, incluso a alumnos que hacían un parón por irse, por ejemplo, al pueblo y que ahora han seguido asistiendo 'online'. "Esta nueva forma de trabajar nos ha traído cosas positivas como esta. Esto ha venido para quedarse", asegura.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios