Despliega el menú
Aragón

125 aniversario de heraldo

Una oportunidad única de reencuentro en una cita histórica para el periodismo

Los Reyes presidieron este miércoles un acto en el que autoridades y empresarios hablaron de la crisis sanitaria y de la economía. La XVII edición de los premios HERALDO logró reunir, además, a los principales editores del país.

La celebración del 125 aniversario de HERALDO DE ARAGÓN reunió ayer en su rotativa de Villanueva de Gállego, bajo la presidencia de los Reyes de España, don Felipe y doña Letizia, a las principales autoridades y empresarios aragoneses y a una destacada representación de los editores de prensa del país. Tras seis meses de pandemia, en los que se impusieron el confinamiento y la distancia social, el acto se convirtió en una oportunidad única de reencuentro. Eso sí, los abrazos quedaron para otra ocasión, y pese a las mascarillas se pudieron vislumbrar sonrisas y gestos de complicidad.

A diferencia de las dieciséis ediciones anteriores de los premios de este diario, la entrega de este miércoles se hizo al mediodía y no por la noche y con un reducido número de invitados. El evento fue aún más inédito por la presencia de sus majestades, que recibieron el Premio Extraordinario con el que HERALDO quiso reconocer el papel de la Corona en la consolidación de la democracia. Don Felipe y doña Letizia se mostraron "muy cómodos y habladores", según reconocieron varios que participaron en los corrillos, en los que se conversó, fundamentalmente, de la covid y de la economía.

El Rey habló de la situación de Aragón y de la evolución de la pandemia con el presidente autonómico, Javier Lambán, al que también animó a participar en el foro de reconstrucción tras la crisis al que ha sido invitado y que se celebrará en La Toja en dos semanas. El líder socialista calificó la jornada de "memorable" ya que los 125 años de este periódico suponen "una excelente noticia en un momento de tanta crisis para la prensa escrita" y aplaudió que sigan existiendo "medios independientes que tratan de hacer un periodismo solvente".

Pese a la sobriedad del acto, la reina Letizia no perdió la oportunidad de destacar la originalidad de las mascarillas que portaban tanto el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, como el presidente de la Diputación Provincial, Juan Antonio Sánchez Quero. El primero llevaba una con motivos de la Virgen del Pilar creada por la firma local Monge, mientras que el segundo se protegía con otra del diseñador Enrique Lafuente, que destacaba por los característicos cuadros rojos y negros del cachirulo. "Son las mascarillas más aragonesas", les resaltó la Reina, quien reconoció la silueta de la Virgen en el del besamanos previo al acto.

La monarca las podrá lucir si quiere, junto a pulseras de idéntico diseño de Monge, ya que el alcalde entregó un lote a la Casa Real. También se detuvo unos segundos con Miguel Ángel Liso, director editorial de HENNEO, antes de mantener un encuentro privado con la familia Yarza.

Frente a la rigidez del protocolo, el francés Vincent Peyrègne, consejero delegado de la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA, según sus siglas en inglés), no perdió la oportunidad de estar cerca de los Reyes de España para inmortalizar la escena con su teléfono móvil.

La nómina de grandes empresas se completó con Ramón Alejandro (Saica), Fernando Gil (BSH), Alfonso Sesé (Transportes Sesé), Alfonso Solans (Pikolin) y Javier Cendoya (Edelvives). Del mundo energético estuvieron Ignacio Montaner (Endesa) y Fernando Samper (Forestalia); contratistas como José María Royo (MLN) y promotores como Juan Forcén (Plaza 14) y Michel Castillo (Castillo Balduz). En los corrillos también intercambiaron impresiones Raimundo García Figueras (Ariño Duglass) y los hermanos Ignacio yJorge Sierra (Saphir).

No fue el único momento de la gala en el que sus majestades mostraron su cercanía. El propio don Felipe se acercó a dar ánimos a un trabajador que se desmayó al inicio del almuerzo tras la entrega de los premios y de los discursos. La primera asistencia médica corrió a cargo de la consejera de Sanidad, la ginecóloga Sira Repollés, que se levantó como un resorte de la mesa al verle caer al suelo.

Junto a la responsable autonómica, no faltaron a la cita el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada; la Delegada del Gobierno, Pilar Alegría; el Justicia de Aragón, Ángel Dolado; la consejera de Presidencia, Mayte Pérez; el presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Manuel Rando; y la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández. La primera autoridad en llegar fue el alcalde de Huesca, Luis Felipe, y tampoco faltó la regidora de Teruel, Emma Buj.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, acabó en Villanueva de Gállego su periplo por tierras aragonesas, que comenzó la noche del martes con la visita a las obras del ferrocarril Zaragoza-Valencia, y por la mañana con la presentación del centro de procesos de datos de Renfe en Teruel.

Reunión periodística

El acto, en el que se entregó a la periodista colombiana Jineth Bedoya el ‘Golden Pen of Freedom’, el premio anual de WAN-IFRA, tuvo un claro sabor periodístico. Se entregó de forma virtual ante la imposibilidad de celebrar el congreso mundial de periódicos.

El evento fue pospuesto por la pandemia a 2022, y su celebración se mantiene en Zaragoza. Además de Bedoya, también intervino de forma telemática Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander, y Mikel Iturbe, director de HERALDO, que sí estuvo en su caso en Villanueva de Gállego.

Al acto llegaron juntos uno de los empresarios de larga trayectoria en Aragón, Jorge Villarroya, consejero delegado de Industrias Químicas del Ebro, y una de las promesas del tejido industrial de la Comunidad, Javier Luengo, tercera generación de la familia al frente de Samca. Ambos departieron con Javier Gallardo, director territorial del Banco Santander en Aragón, Navarra y La Rioja.

De Yarza fue arropada por los principales editores del país, que le mostraron su afecto y reconocimiento por su labor durante tanto años. Así se lo transmitieron Javier Godó, presidente del Grupo Godó, y su hijo Carlos Godó, consejero delegado de la empresa editora de La Vanguardia.

El premio Antonio Mompeón Motos de periodismo que concede este diario reconoció ayer la labor de cuatro editoras comprometidas con la profesión. Catalina y Soledad Luca de Tena (‘ABC’); Carmen Serra, (‘Última Hora’, de Mallorca); y Blanca García Montenegro, (‘El Progreso’, de Lugo). Y en una gala de marcado carácter femenino, la presidenta editora de HERALDO, Pilar de Yarza, anunció que en próximas fechas cederá el testigo a su sobrina, Paloma de Yarza López-Madrazo, que se convertirá en la sexta mujer que ejerza como presidenta en los últimos 80 años.

Ambos compartieron mesa con Javier Monzón y Augusto Delkader, presidente y director editorial del grupo Prisa, respectivamente, y con Antonio Fernández-Galiano, presidente de Unidad Editorial. Al aniversario tampoco faltaron José Manuel Erro y Luis Colina, de La Información, que edita el Diario de Navarra.

En representación de Google acudieron Fuencisla Clemares, directora general de la compañía tecnológica en España, y su compañera Celia Villalobos. Fueron de las primeras en llegar a la planta de impresión de Villanueva, al igual que el director general de Henneo, Carlos Núñez, acompañado por la directora de 20 Minutos, Encarna Samitier, la presidenta de La Información, Marisa Navas, y la expresidenta de Unicef Aragón, Pilar de la Vega.

Por su parte, Guillermo Fatás, asesor editorial de HERALDO, estuvo muy pendiente de otro de los editores que acudieron a la cita, José Joly Martínez de Salazar.

Los máximos responsables de Ibercaja, accionista de HENNEO, también se volcaron en el 125 aniversario de la cabecera aragonesa. Estuvieron Víctor Iglesias (consejero delegado), José Luis Aguirre (presidente), Francisco Serrano (director general adjunto), Antonio Martínez (director financiero) y Jesús Barreiro (secretario del consejo de administración). Les acompañó un antiguo colega, Juan Antonio García Toledo, consejero de HENNEO junto a todos ellos. También acudió José Luis Rodrigo (director general de la Fundación Ibercaja). Otros de los consejeros que no faltaron a la cita fueron José Longás y Manuel Pizarro, quien antes de abandonar Villanueva de Gállego le dijo al presidente aragonés que contara con él para lo que hiciera falta.

La representación nacional estuvo a cargo, entre otros, de los aragoneses Juan Manuel Cendoya (director general del Banco Santander) y Rafael Fernández de Alarcón (director de Marca, Patrocinios y Medios de Telefónica).

Etiquetas
Comentarios