Despliega el menú
Aragón

hábitats

Mejores paisajes para aumentar la polinización

El CITA acaba de iniciar un proyecto financiado por la UE que buscará la mejora de entornos naturales para  mejorar la polinización.

Con la recuperación de hábitats, se evaluará la puesta en valor de la calidad de la miel de Aragón.
Con la recuperación de hábitats, se evaluará la puesta en valor de la calidad de la miel de Aragón.
Pixabay

Según un estudio de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas de 2016, más del 40% de los polinizadores invertebrados están en riesgo de extinción, principalmente abejas y mariposas. Se trata de un fenómeno "alarmante", debido a los efectos sobre la reproducción de las plantas que en última instancia afecta tanto a los ecosistemas naturales como a la producción de cultivos, amenazando así la seguridad alimentaria y la vida silvestre, al igual que la estabilidad económica mundial.

Por ello, el CITA ha empezado a trabajar desde este mes en el proyecto PollinAction para tratar de mejorar diversas zonas y convertirlas en lugares más adecuados para la presencia de insectos polinizadores (principalmente mariposas y abejas). Cuenta con un presupuesto de unos 3,2 millones de euros, está financiado por la Unión Europea y en el mismo participa el CITA junto con la Universidad Ca´Foscari de Venecia y otros ocho socios italianos.

El proyecto va dirigido a convertir cultivos herbáceos y áreas marginales rurales o urbanas en hábitats clave para polinizadores (por ejemplo, pastizales ricos en especies); mejorar los pastizales pobres con especies existentes; mejorar la heterogeneidad y conectividad rural o urbana mediante la creación de escalones y corredores lineales (setos y franjas florales o márgenes de campo) y conjuntos de arbustos leñosos ricos en especies; mejorar la heterogeneidad del paisaje y la conectividad a lo largo de las infraestructuras viales y las orillas de los ríos. "Para lograrlo, la estrategia principal para garantizar la biodiversidad es asegurar un nivel mínimo de hábitat adecuado, con flores y recursos de nidificación, distribuidos por los paisajes a escalas que los polinizadores individuales puedan atravesar", explica Tiziana de Magistris, investigadora del CITA y coordinadora del proyecto.

Mientras que en Italia evaluarán zonas urbanas, entornos de autopistas, agricultura intensiva y como producto la calidad de la leche de vaca, en España se centrarán en zonas marginales y franjas protectoras de las localidades de Ejea de los Caballeros en Zaragoza y de Cantavieja en Teruel. Como producto se evaluará la puesta en valor de la calidad de la miel de Aragón. Para lograr este objetivo, el proyecto prevé tres tipos de acciones complementarias dirigidas tanto a la restauración del hábitat, a la implementación de políticas y finalmente a la valorización de productos locales en zonas marginales, como en el caso de la miel de Aragón, para incentivar la competitividad del sector.

Para lograr la sostenibilidad a largo plazo e integrar el enfoque de infraestructura verde dentro de las políticas y la práctica, se asociarán acciones concretas. Estas acciones consisten en la evaluación de las condiciones y servicios del ecosistema y el diseño e implementación de esquemas de pagos por servicios ecosistémicos con el objetivo de aportar información al desarrollo de incentivos para apoyar la creación y el mantenimiento de hábitats para polinizadores.

"Se analizarán qué medidas de compensación habrá que tomar para inducir un cambio de comportamiento de las partes interesadas y proporcionar pagos a los propietarios y usuarios locales a cambio de adoptar prácticas que protejan el ecosistema. Esta acción proporcionará una base sólida para diseñar procesos de economía circular y soluciones cercanas al mercado como la valorización de cadenas cortas de suministro de alimentos en el caso de la miel de Aragón", detalla la investigadora responsable.

Etiquetas
Comentarios