Aragón
Suscríbete por 1€

tribunales 

Condenado por abusar sexualmente de su hijastra durante siete años

La sentencia de la Audiencia de Zaragoza le impone una pena de seis años por un delito continuado 

El acusado se tapó la cara al entrar en el juicio celebrado el pasado día 4 en la Audiencia de Zaragoza.
El acusado se tapó la cara al entrar en el juicio celebrado el pasado día 4 en la Audiencia de Zaragoza.
Toni Galán

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a una pena se seis años de prisión al acusado Ferney Becerra Muñoz por una agresión sexual a su hijastra en un delito continuado desde que tenía 8 años hasta denunciarlo con 15.

La sentencia, que ya se ha notificado a las partes, considera que el padre no puede ver a la víctima durante cinco años durante el tiempo que le apliquen la libertad vigilada al condenado a un régimen de salida de prisión a prueba a la calle, buscando su reinserción social.

La víctima tiene ahora 16 años y su madre, de origen ecuatoriano, está casada con el acusado, nacido en Colombia. El fiscal solicitó una pena de quince años para el agresor, pero el tribunal ha considerado que se probaron los tocamientos y masturbaciones, pero no se llegó a demostrar las violaciones a la menor.

«Mi madre se iba a trabajar y él llegaba del suyo. Yo estaba en la cama y él se metía dentro. Me tocaba los pechos y las partes íntimas. Fueran muchas veces», manifestó la víctima en una descripción demoledora de los episodios de agresión sexual continuada de su padrastro.

La sección tercera de la Audiencia de Zaragoza ha impuesto una indemnización al acusado para la víctima de 26.000 euros por los daños causados en los años de infancia y adolescencia.

El acusado tiene dos hijas y la hijastra mayor, que fue agredida sexualmente. En el juicio no recordó que cuando lo llevaron al Grupo de Menores de la Policía había comentado que pidió perdón por los hechos cometidos.

Aun así, la madre de la adolescente agredida optó por no prestar declaración cuando la llamaron a prestar testimonio en el juicio celebrado el pasado día 4, al explicarles que todavía es su marido. Pero desde que pusieron la denuncia por la agresión sexual, la mujer explicó a los integrantes del tribunal que había dejado de convivir con él.

La sentencia da credibilidad a la prueba pericial de la psicóloga forense, Cristina Andreu, quien entrevistó dos veces a la chica y manifestó que «el relato de la menor es creíble» porque se trata de «una adolescente equilibrada». Dos forenses mantuvieron la versión de la víctima y el estrés postraumático sufrido.       

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión