Despliega el menú
Aragón

infraestructuras en teruel

La renovación integral de la vía férrea que pasa por Teruel costará más de 27 millones

El ministro Ábalos ha supervisado este martes por la noche el avance de las obras de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto en La Puebla de Valverde, donde se están sustituyendo traviesas.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, examinó anoche en la localidad de La Puebla de Valverde -a 27 kilómetros de la capital turolense- el avance de las obras de modernización de la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Sagunto. Es allí donde se llevan a cabo ahora tareas para la renovación integral de la vía, con sustitución de traviesas, balasto y carril, una operación que, en el conjunto de la línea, precisará de una inversión de 27,5 millones de euros.

Los trabajos se desarrollan en horario nocturno para minimizar la afección al tráfico ferroviario. Ábalos estuvo acompañado del presidente de Aragón, Javier Lambán, que resaltó la «apuesta» de Pedro Sánchez por Teruel y por la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera.

Con las obras se pretende poner a punto la infraestructura en Teruel para que sea plenamente interoperable con los trenes europeos y capaz de captar el mayor tráfico de mercancías posible. La intervención se integra en el Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, cuyo objetivo es potenciar esta vía como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo y cuyo coste está fijado en 386,8 millones de euros, de los que ya se han movilizado 135 en licitaciones de proyectos y obras. El proyecto incluye la adaptación de siete estaciones de la línea para trenes de hasta 750 metros de largo, lo que incrementará su competitividad.

El ministro Ábalos anunció que en tanto se fabrican los nuevos trenes destinados a la línea, los «famosos tamagotchi» serán sustituidos progresivamente por otra serie, hasta que, coincidiendo con el fin de la remodelación de la línea se implante el nuevo material rodante. El ministro, que presentará hoy el centro de gestión y mantenimiento de infraestructuras ferroviarias que se creará en Teruel y que supondrá de 50 a 60 nuevos empleos, destacó que la renovación de la línea reduce los tiempos de viaje y aumenta el confort y la fiabilidad de la infraestructura.

Ábalos se refirió también al Corredor Cantábrico-Mediterráneo asegurando que el compromiso de convertirlo en una línea de altas prestaciones continúa y que el Gobierno está rediseñando el proyecto para hacerlo más ambicioso.

En la provincia de Teruel ya se han sustituido casi 18.000 traviesas de las 82.500 a renovar. Las obras se iniciaron el año pasado con la eliminación de 15 limitaciones temporales de velocidad, de manera que ahora solo quedan dos en toda la línea, en Cella y Monreal del Campo, y su supresión ya está prevista por Adif. Entre las actuaciones ya terminadas destaca la instalación del sistema de comunicación tren-tierra, que al permitir ofertar surcos horarios las 24 horas del día y reducir los tiempos de viaje, ha contribuido al aumento del número de trenes de mercancías. Mientras en 2017 circulaban por Teruel tres convoyes a la semana, la vía registra ahora una media de 30 trenes semanales. La cifra de toneladas de mercancías que pasan por la capital turolense creció notablemente desde 2016 a 2019, al pasar de 65.631 a 825.000.

Ábalos anunció también que se van a incorporar trabajadores a las plazas vacantes de la Residencia de conductores de Teruel, una demanda ya histórica. Está en marcha, además, la electrificación de la línea, en cuya financiación participa la Autoridad Portuaria de Valencia, dispuesta a suscribir una adenda que supondrá ampliar su aportación en estos trabajos.

Etiquetas
Comentarios