Despliega el menú
Aragón

La falta de monitores de comedor dificulta la prestación del servicio en varios colegios

El centro público Hermanos Marx de Zaragoza aún no lo ha puesto en marcha y Educación estudia las posibles soluciones para garantizar su funcionamiento.

Un comedor escolar en Zaragoza
Un comedor escolar en Zaragoza
Guillermo Mestre

La falta de monitores de comedor afecta a muchos colegios públicos aragoneses hasta el extremo de que el equipo directivo del Hermanos Marx de Zaragoza ha decidido aplazar su puesta en marcha, a cargo de una empresa externa contratada por la DGA, y más de un centenar de sus alumnos llevan ya una semana sin esta prestación considerada esencial por Educación. El déficit de monitores para garantizar que el servicio se lleva a cabo con total seguridad cumpliendo las medidas covid y se mantienen los grupos burbuja también a la hora de la comida ha motivado esta medida a la espera de que Educación les dé una solución.

"Es una postura del equipo directivo del colegio que entendemos pero, al mismo tiempo, también comprendemos que las familias necesitan el comedor para conciliar. Lo que tampoco es lógico que la burbuja que se mantiene en las clases con tanto esfuerzo se rompa en el comedor", explicó la presidenta de la ampa del Hermano Marx, Pilar Roumier. La escuela ha creado nuevas clases de 3º, 4º y 5º de primaria para reducir la ratio de niños y Educación le ha concedido un desdoble para 6º. Las familias consideran que cuatro monitores podrían hacerse cargo de los 72 alumnos de primaria y otros tres monitores de los 39 de infantil, ya que hay 5 pequeños de dos años que "necesitan de una persona que solo esté pendiente de ellos".

El problema se originó, aseguran, porque la empresa adjudicataria del comedor, con la que este periódico intentó ayer sin éxito ponerse en contacto, no garantizaba esta plantilla. Asimismo han solicitado que el comedor de infantil se acondicione en el aula de psicomotricidad del edificio de esta etapa "para así evitar que los niños se mezclen y haya un solo turno en primaria".

Educación aseguró este lunes que estudia las posibles soluciones que se pudieran aplicar para garantizar el funcionamiento del comedor escolar.

La Plataforma por unos comedores públicos de calidad ha reclamado al Departamento la ampliación de personal de monitores en un 30% para minimizar el riesgo de contagio "debido al contacto de un mismo monitor con demasiados grupos burbuja". Asimismo pide incluir en el tiempo de comedor dentro y fuera, a una persona coordinadora covid como se ha anunciado se pondría para los colegios.

Movilización en Peñaflor

Los que también continúan sin comedor son 15 alumnos de la escuela del barrio zaragozano de Peñaflor. Su casuística es muy especial. A falta de espacio en el colegio, desde hace una década, las familias se organizan para que puedan almorzar en un local fuera de la escuela con monitoras que contratan y táperes que se traen desde casa. Este año han pedido sin éxito a Educación poder comer en dos aulas para no romper los grupos burbuja. Los progenitores y sus hijos protagonizarán este miércoles una comida reivindicativa a las puertas de la escuela a las 13.00.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios