Despliega el menú
Aragón

aragón

Mayoral: "No es imposible que algún centro tenga que cerrar en la Universidad"

José Antonio Mayoral, rector en funciones de la Universidad de Zaragoza analiza la situación de la institución académica y el efecto de la pandemia tanto en la docencia como en los recursos económicos.

Jose Antonio Mayoral, durante la entrevista
Jose Antonio Mayoral, durante la entrevista
José Miguel Marco

Los exámenes presenciales de septiembre han sido la primera toma de contacto. ¿Las medidas sanitarias son efectivas o hay aspectos que quieren corregir?

En principio los exámenes de septiembre, al igual que la Evau, no han planteado ningún problema particular en nuestras instalaciones. Lo que suceda después es algo que no podemos controlar y, por supuesto, nos preocupa.

¿Cómo va a funcionar la enseñanza semipresencial?

Habrá prácticamente tantas opciones como titulaciones. Hay algunas donde las prácticas tienen que empezar ya porque el año pasado no se pudieron acabar. Además, la enseñanza práctica tiene una problemática distinta a la enseñanza teórica. Las reuniones con decanos son prácticamente constantes y junto a los vicerrectores estamos yendo centro a centro para ver si hay alguna problemática donde podamos apoyar todavía más. La presencialidad al 100% es imposible y no se pueden hacer grupos burbujas.

¿Ya están preparadas las cámaras para retransmitir en directo?

La mayor parte están funcionando ya. El jueves suministramos a los centros ordenadores porque algunas no funcionaban debido a que el ordenador del aula no era suficientemente moderno. Alguna titulación va a tardar un poco más en empezar la semipresencialidad para estar seguros de que las cámaras funcionan bien.

¿La Universidad está preparada para la educación a distancia?

Mejor que el año pasado. Es difícil que haya un confinamiento, pero no es imposible que alguna clase o centro tenga que cerrar. Si le dijera que no va a haber casos en la Universidad de Zaragoza, le estaría engañando. Los diremos y actuaremos con transparencia. Lo que tenemos que saber es con quién ha convivido, con quién ha estado en clase y que toda esta información la tenga Salud Pública para tomar las medidas.

¿Cómo se va a actuar con los profesores vulnerables?

Lo está gestionando la unidad de Prevención de Riesgos Laborales y lo hace caso a caso. Estamos trabajando también para proporcionar material de protección superior a aquellos que tengan un problema médico certificado. Si una persona certifica que es personal de riesgo, se podrá quedar en casa o tendrá una mascarilla de mayor protección para poder afrontar la situación.

¿Tienen un protocolo para agilizar las bajas del profesorado?

Lo tenemos siempre. En cada concurso existe una lista de espera, formada por las personas que se han presentado y no han conseguido plaza. Estas listas de espera están operativas cuando hay una baja en ese mismo departamento o área de conocimiento. Esto está protocolizado desde hace un par de años y funciona perfectamente. Este año es previsible que tengamos que tirar más de ellas.

¿Hay posibilidades de que alguna se pueda agotar?

Si se agota alguna, se hace una convocatoria por urgencia. Mientras tanto se puede reorganizar la docencia. Los estudiantes pueden recibir durante ese tiempo docencia de otro profesor y luego recuperarla por el nuevo. Puede haber algún fallo, pero no es previsible.

¿Cómo se van a coordinar los equipos covid de las facultades?

Los equipos covid se dirigirán a la unidad de Prevención de Riesgos Laborales que es la que contacta directamente con la Consejería de Salud. Los protocolos están perfectamente definidos y cada uno sabe lo que tiene que hacer con un posible positivo, con su traslado... También ha habido una reunión con los colegios mayores para que tengan zonas covid en las que se contará con todos los servicios. Se reservará un mínimo de un 5% del espacio para aislamientos.

Con un confinamiento, ¿se devolverá el coste de las residencias?

Nosotros hemos actuado así ya en el anterior estado de alarma. Si funcionó bien y al estudiantado le pareció justa nuestra actitud, pues evidentemente la repetiremos.

¿Cómo está previsto que se articulen los exámenes?

Afortunadamente tenemos experiencia y se aconseja que la evaluación continua desde el principio tenga un peso importante. Esto supone que el examen de última hora es menos importante. Los exámenes han funcionado y no ha habido grandes problemas con los hechos a través de sistemas como Moodle.

¿Se podrán hacer prácticas en hospitales y residencias?

Van a poder hacer prácticas en hospitales, pero nunca en plantas covid. En residencias también, pero con las medidas sanitarias correspondientes. Cualquier estudiante que vaya a un lugar de trabajo tendrá las medidas sanitarias que se apliquen en ese puesto.

En una pandemia, las nuevas titulaciones tendrán que esperar.

Imagínese, pero sobre todo porque estamos en funciones. Yo tengo mis ideas, pero ahora como rector en funciones no toca.

¿Afecta esta provisionalidad a la institución académica?

Afecta fundamentalmente al equipo de dirección que tiene que tomar decisiones de una manera bastante más complicada porque hay cosas que no se pueden hacer y eso dificulta la gestión.

¿Cuándo se harán las elecciones?

Lo hará el Consejo de Gobierno y la Junta Electoral y será lo antes posible. Estar en funciones no es lo más deseable para una institución como la nuestra.

¿Se han frenado los planes para impulsar títulos relacionados con Amazon Web Services?

En esto se ha seguido trabajando. En este sentido hemos estado en contacto con el Ayuntamiento de Huesca y otras instituciones. Las previsiones están encima de la mesa y no vamos a perder oportunidades para Aragón.

¿Se van a retrasar las obras de Filosofía y Letras?

Hemos hecho una reprogramación, fundamentalmente de la asignación económica porque este año, inevitablemente, se va a invertir menos. Intentaremos que no se retrase. La idea es que el curso de entrega sea el mismo.

¿Esta pandemia impulsará el valor de la investigación?

Espero que España no se vuelva a equivocar como ya hizo en 2008. Los rectores pedimos que no dejen que las universidades públicas caigamos en una situación mucho más ruinosa de la que estamos porque esto nos ha supuesto gasto: hemos comprado soluciones informáticas para el estudiantado, equipado aulas, comprado material de protección, hemos bajado el precio de las matrículas y hemos perdido ingresos de los colegios mayores. Todo esto son gastos covid.

¿Las investigaciones se han ralentizado por la pandemia?

Hemos seguido pidiendo proyectos y se han firmando acuerdos con empresas durante el estado de alarma. Se ha seguido trabajando, pero lo que no se han podido hacer tantos experimentos. Posiblemente se notará un poquito en la producción científica de este año, aunque no demasiado.

¿Estudiaría en la universidad en medio de una pandemia?

Sin duda, y es más, procuraría dedicarme de nuevo a la carrera académica.

Etiquetas
Comentarios