Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

"Las escuelas, los niños, traen la alegría a los pueblos"

Marta García Gonzalvo es la maestra de Aguilar del Alframbra, localidad de Teruel que acaba de reabrir su escuela 30 años después.

Aragón
Marta García, en la escuela de Aguilar de Alfambra.
Antonio García

Treinta años después, ha reabierto la escuela de Aguilar del Alfambra, un pueblecito de Teruel de medio centenar de habitantes. Su maestra es Marta García.

Qué noticia más buena…

Desde luego. Las escuelas, los niños, traen la alegría a los pueblos. Un pueblo empieza a morir cuando pierde su escuela.

La escuela ha traído vida a Aguilar de Alfambra.

Claro. Antes tenían que ir a Camarillas, que está a cinco kilómetros. Yo soy la tutora del Colegio Rural Agrupado (CRA) Pablo Antonio Crespo. La cabecera es Aliaga. En Aguilar ha abierto la escuela con cinco niños. Tienen desde los tres añitos hasta nueve. La más pequeña es Safa, que tiene tres. Es hija de marroquíes. Su padre trabaja en unas granjas. También hay una fábrica de quesos, que ha generado actividad en el pueblo. La apertura de la escuela es consecuencia de esa actividad.

¿Qué alumnos más van a clase?

Además de Safa, hay dos niños de cinco años, que se llaman Amir y Nizar. También, en Cuarto de Primaria, está Margua, que tiene nueve años y es hermana de Nizar. Los cuatro son primos entre ellos. Y luego hay una niña de siete años, que se llama Valeria. Está en Segundo de Primaria. Cuando terminen Primaria, irán al Instituto.

La escuela está nueva, a estrenar.

Sí, sí. Lo han puesto todo nuevo. Con ayuda del Ayuntamiento y del Servicio Provincial, hemos ido dotando de diferentes recursos. También tenemos una biblioteca, que está muy bien. El colegio no tiene edificio propio: está dentro del Ayuntamiento.

O sea, que el colegio está dentro de la Casa Consistorial…

Sí, sí, dentro del Ayuntamiento.

¿Y qué tal se lleva con el señor alcalde?

Muy bien. Todo lo que le he ido pidiendo, lo ha ido aportando a la escuela.

¿Todos los niños hablan español?

La niña de tres años, casi nada. Los demás sí que hablan bastante bien el español.

¿Con fluidez?

A los de cinco añitos les cuesta. Su lengua materna es el árabe.

¿Cómo influye el coronavirus en las clases?

Hemos puesto las mesas con distancia de seguridad. Tienen que venir obligatoriamente con la mascarilla. Los de Infantil, que es de tres a cinco años, no tendrían que llevar mascarilla, pero, al estar en la misma aula que los de Primaria, tienen que llevarla puesta también.

¿Y en el recreo?

No tenemos espacio de recreo como tal…

Qué decirle, Marta…

Sí, con esos medio contamos. El recreo es en la plaza del pueblo.

¿Cuántos profesores son?

En Aguilar, yo sola. Además, el profesor de Educación Física, que viene tres días a la semana, y de Música, que viene una hora los miércoles. La verdad es que el esfuerzo que se realiza en Educación es enorme, extraordinario.

¿Qué es la Educación para usted?

Es un pilar fundamental en la sociedad. No solo en cuanto a conocimientos, sino a comportamientos, valores, emociones… Todo lo que les aportemos ahora, seguro que ellos lo devuelven luego a la sociedad para hacerla mejor.

¿Qué representa ser maestra?

Es algo que me sale muy de dentro. Espero ser el motor, el referente de conocimiento para enseñarle todo lo que pueda a estos niños que serán nuestro futuro.

¿Les enseña cómo pensar o qué pensar?

Cómo pensar. Hay que enseñarles a pensar. Los niños piensan e incluso nos enseñan cosas.

Los niños nos enseñan… ¿Quién enseña más, usted a los niños o los niños a usted?

Los niños nos enseñan muchísimas cosas. Es fundamental mantener toda la vida la ilusión y la esperanza de cuando se es niño.

Perspectiva favorable del Síndrome de Peter Pan…

Poco hay que hacer cuando se pierde la ilusión. Hay que mantener al menos un trocito de cuando fuimos niños.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión