Despliega el menú
Aragón

educación

Aragón desdobla 118 aulas para reducir ratios y se notifican las primeras cuarentenas de docentes

La DGA descarta hacer PCR a todos los docentes e insiste en la responsabilidad de las familias,

Vuelta al cole en Teruel, colegio Ensanche
Vuelta al cole en Teruel, colegio Ensanche
Antonio García/Bykofoto

Más de 10.500 alumnos acudieron este lunes por primera vez al colegio de Aragón, seis meses después de que la covid obligara a cerrarlos de la noche a la mañana. Fue un regreso escalonado, con solo los niños matriculados en 1º de infantil y aulas de 2 años, y con un aumento de clases disponibles, hasta 118 adicionales para reducir las ratios de infantil y primaria. Ambas medidas ayudaron a normalizar la vuelta al colegio, aunque algunos centros ya empezaron a notificar las primeras bajas por covid o por ser contacto estrecho de un positivo, como es el caso del Luis Vives, con la mitad del claustro en cuarentena. Aún así, el Ejecutivo autonónico descartó hacer test a todos los docentes como sí que han hecho en comunidades como Madrid.

"En cada sitio se han tomado las medidas oportunas", destacó el presidente de Aragón, Javier Lambán, tras la entrada a clase de los alumnos del colegio Tío Jorge de Zaragoza. Explicó que un profesor puede ser negativo en la prueba del 1 de septiembre y haberse contagiado para el comienzo del curso. El consejero de Educación, Felipe Faci, enfatizó en esta cuestión y aseguró que se trata de una "foto fija". Aragón apostó, en coordinación con Sanidad, por la adopción de otras medidas como el protocolo sanitario para el tratamiento de positivos.

Tras esta decisión, hubo colegios que abrieron ayer sin algunos docentes, pues ya estaban de baja por covid. Aunque Faci aseguró que no sabía qué afección estaba teniendo la enfermedad entre el profesorado, al menos la mitad del claustro del colegio Luis Vives estaba en casa en cuarentena. La directora del centro, Sandra Frago, detalló que tras el positivo de una profesora, otros seis compañeros han sido identificados como contacto estrecho. Otra docente está aislada porque el resultado de la prueba de su marido no fue concluyente. "Los que van por la Seguridad Social están a la espera de PCR, mientras que Muface ha dicho que si no tienen síntomas, no se la harán", subrayó. De este modo, comenzaron el curso con solo dos de los nueve tutores. En el colegio Ínsula Bataria de Figueruelas, directora y secretaria están a la espera de test tras haber estado con un contagiado.

El regreso, al menos durante el primer día y según consideraron las familias, fue bastante normalizado. Ayudó que solo se incorporaran los del primer curso de infantil, que están en periodo de adaptación y, por lo tanto, van en grupos más reducidos y durante menos tiempo del habitual. Mañana, con el acceso de 1º de primaria y educación especial, la situación puede ser diferente. Además de duplicarse los escolares, los de primaria ya estarán durante toda la jornada en el centro. En este punto, la decisión de Educación de desdoblar aulas facilitará la vuelta. Los centros de infantil y primaria cuentan con 118 aulas para reducir las ratios y situarlas por debajo de los 24 alumnos. Fuentes del Departamento indicaron que 90 de estos desdobles corresponden a Zaragoza, 18 a Huesca y 10 a Teruel.

Aún así, la falta de espacios supone uno de los principales problemas del actual curso. Las aulas prefabricadas no han llegado a tiempo en varios colegios, entre ellos, el Soledad Puértolas y el María Zambrano. Esta deficiencia se hace extensible a otras zonas de la Comunidad, por lo que las ampas de varios de estos centros se están movilizando. Desde los sindicatos criticaron que tras tanto tiempo todavía persista este dilema.

Al igual que los barracones, el material de protección tampoco ha llegado a todos los centros educativos, y según señalaron desde la Asociación de Equipos Directivos de Infantil y Primaria (Aedipa), estos son limitados. Por ejemplo, recibieron una botella de gel hidroalcohólico por clase;por lo que previsiblemente en una semana se tendrá que proceder a otro envío. La mayoría de los institutos, donde los alumnos no se empezarán a incorporar hasta el jueves, continúan sin material.

El absentismo escolar provocado por el miedo al contagio no conllevará multas, según destacó el presidente Lambán. De momento, la afección por esta causa, según detallaron los sindicatos, es limitada, aunque recordaron que habrá que esperar a que vayan a clase todos los cursos.

Etiquetas
Comentarios